‘Por un tren público’ defiende un modelo alternativo frente al AVE

0

Es la ciudadanía la que debe reclamar un modelo ferroviario diferente, público y de calidad, porque es la ciudadanía la principal perjudicada por el actual, en el que se despilfarran inversiones en líneas y trenes que no responden a las necesidades reales. Esa es la principal conclusión a la que se llegó este jueves en la mesa redonda organizada por la Coordinadora por un tren público y social de Huelva, en la que se abordó el tema del ferrocarril desde distintos puntos de vista.

En la misma, que estuvo moderada por Diego Rodríguez Toribio, José Luis Ordóñez, de Izquierda Unida y portavoz de la Coordinadora Estatal en Defensa del Ferrocarril, Carmen Molina, coportavoz de EQUO Andalucía y diputada en el grupo parlamentario de Podemos, y Juan Ramón Ferrandis, coordinador de la plataforma en defensa del ferrocarril de CGT, realizaron un análisis de la situación actual del tren respecto a proyectos en marcha, inversiones realizadas y condiciones de los servicios.

Que la apuesta unívoca por el AVE supone hipotecar el futuro de las generaciones venideras; que no podemos permitirnos trenes que pasen de largo por estaciones en las que viajeros no tienen cómo desplazarse; o que el impulso al tren no es sólo una cuestión de modelo de movilidad, sino también de salud, son algunas de las cuestiones que se abordaron en un acto en el que el público pudo intervenir y que, de hecho, contó con una alta participación del mismo.

“Hoy por hoy la carretera está mucho más subvencionada que el ferrocarril, pero es que además las inversiones que se hacen en trenes no se destinan a un ferrocarril público que vertebre el territorio, sino a un AVE que será siempre deficitario y que solo sirve a una población minoritaria, mientras a la gran mayoría nos deja incomunicada”, expuso José Luis Ordóñez.

Incomunicada y endeudada, según los datos que se pusieron encima de la mesa, pues “la deuda del AVE asciende a más del 1% del PIB, su coste de implantación y mantenimiento por metro de vía es 10 veces mayor que el del tren convencional, y mientras los billetes se subvencionan y se pagan con los impuestos de todas las personas, buena parte de la ciudadanía no puede usarlo por su alto coste”.

Frente al modelo AVE, el tren convencional supone ““el medio de transporte más sostenible, que nos puede ayudar a reducir las emisiones y a evitar las consecuencias que la excesiva contaminación tiene en la salud de las personas. Pero no se está apostando por él desde los gobiernos, esa es la realidad”, explicó por su parte Carmen Molina, señalando que “no sólo es que no se fijen partidas presupuestarias para mejorar líneas y favorecer un sistema de malla, sino que además las que se fijan, no se ejecutan”.

“Las promesas de AVE o de impulso al Corredor Mediterráneo sólo favorecen a las grandes constructoras, que son las que harán negocio mientras el dinero de la ciudadanía se derrocha en unas infraestructuras que no responden a sus demandas. Por eso sólo la presión ciudadana puede parar el disparate que se está haciendo ahora mismo en materia ferroviaria”, aseguró Juan Ramón Ferrandis.

En lo referente a la situación de Huelva, tanto los ponentes como el público participante denunció el desmantelamiento de líneas que realmente favorecían la cohesión del territorio, por lo que se anunciaron actuaciones para poner en marcha nuevos servicios y recuperar los que se han eliminado, como la Huelva-Ayamonte o un cercanías con Gibraleón y San Juan. Asimismo, se criticó “la mentira del AVE y lo que se ha gastado en la nueva estación, otro regalo a las constructoras pero que no responde ni a las demandas ciudadanas ni a las del propio sector, que verá sus condiciones empeoradas con el traslado”, según expuso Diego Rodríguez Toribio.

Frente a ello, la Coordinadora realizó un llamamiento a la participación ciudadana, anunciando que próximamente ofrecerá charlas y emprenderá las acciones necesarias para “crear opinión pública sobre la importancia del ferrocarril en nuestra tierra, medio de transporte histórico en Huelva y parte fundamental de un modo de vida más compatible con el medio ambiente y el territorio”

Para el colectivo es fundamental, teniendo en cuenta las actividades predominantes en la provincia onubense, “aumentar el transporte de mercancías por ferrocarril, “en particular las procedentes de la minería y de multitud de vehículos pesados para evitar daños al patrimonio natural y a las carreteras”, y en este sentido los próximos cinco años serán fundamentales para definir el modelo ferroviario, pues la UE ofrecerá importantes fondos -en concreto, 15 billones de euros- para ejecutar la Red Básica Europea.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies