Diputación y Paz y Bien contribuyen a la atención de menores de Guatemala

0

El presidente de la Diputación, Ignacio Carballo, y el presidente de la Asociación Paz y Bien, Rafael Pozo, han informado de los proyectos, tanto en la provincia de Huelva como de cooperación internacional en los que trabaja la Asociación, con los que la institución provincial colabora desde hace una década.

En el trabajo de Paz y Bien por la integración de las personas con discapacidad intelectual o en situación de exclusión social, Caraballo ha destacado su labor “no solo fuera de nuestras fronteras, sino también en la provincia de Huelva, donde tienen centros en diferentes municipios de la Sierra y el Andévalo, con 64 personas trabajando” -entre todos sus proyectos, la Asociación suma mas de 400 trabajadores-.

El presidente de Diputación ha ratificado el compromiso de la institución por la cooperación internacional y ha asegurado que la trayectoria de Paz y Bien constituye “un ejemplo de trabajo por la integración de los más desfavorecidos y la labor que realizan en Guatemala es un referente nacional en la cooperación al desarrollo”. En este sentido ha recordado que en 2012 la Diputación le concedió la Medalla de Oro de la provincia, “distinción que reconoce una labor excepcional y necesaria para construir un mundo más justo”.

El trabajo en cooperación internacional se centra en el Departamento de Chiquimula en Guatemala. Es una región que sufre altos índices de pobreza y desnutrición, sobre todo infantil, y está situada en la triple frontera con El Salvador y Honduras, donde se concentra una enorme problemática relacionada con la violencia, el narcotráfico y el tráfico de personas.

Según ha detallado la vicepresidenta de la Diputación y responsable de Cooperación Internacional, María Eugenia Limón la colaboración de la Diputación con con Paz y Bien se ha centrado en cuatro líneas: “cooperación indirecta, cooperación directa, educación para el desarrollo y voluntariado internacional, sumando durante estos diez años casi 200.000 euros”.

Como cooperación indirecta se han financiado un total de 7 proyectos a través de las convocatorias anuales de subvenciones para ONGDs. Las actuaciones se han centrado fundamentalmente a la lucha contra la desnutrición infantil y en el apoyo a las acciones emprendidas desde el Centro de atención sociosanitaria y de menores con discapacidad en Quezaltepeque,  en el  departamento de Chiquimula.

Bajo la fórmula Cooperación directa la Diputación firmó un convenio con Paz y Bien de 30.000 euros para el proyecto de treinta becas para escolares en situación de extrema pobreza de los municipios de San Jacinto y Concepción Las Minas, en el Departamento de Chiquimula. Estas becas permiten el acceso y la continuidad en la educación de escolares de aldeas aisladas cuyas familias se encuentran en situación de pobreza y vulnerabilidad.

Las condiciones de pobreza de las familias hacen que muchos niños y niñas no puedan ir a la escuela o que la abandonen precozmente para dedicarse a trabajar forzados por la necesidad de hacer algún aporte a la economía familiar para poder sobrevivir.

Una tercera línea de colaboración es el Voluntariado Internacional: Desde el año 2012 el Centro de atención sociosanitaria y de menores con discapacidad de Paz y Bien en Quezaltepeque ha sido el destino de 13 personas voluntarias procedentes de la provincia de Huelva, en el marco del programa de voluntariado internacional de la Diputación.

Finalmente la Asociación también trabaja en Educación para el desarrollo: la Diputación ha financiado dos proyectos a Paz y Bien para  actividades de sensibilización y concienciación dirigida a los habitantes de la Sierra de Huelva y del Andévalo.

Por su parte el presidente y fundador de la Asociación, Rafael Pozo, ha agradecido “el apoyo y la colaboración de la Diputación de Huelva durante todos estos años”, y ha explicado que desde el inicio de la actividad de Paz y Bien en Galaroza hasta hoy “tenemos formación psicosocial, centros ocupacionales, aulas de rehabilitación y residencias en la Sierra y en el Andévalo”.

Respecto al programa de becas escolares en Chiquimula, Pozo ha señalado que se trata de una formación y atención integral a “niños y niñas de aldeas que proceden de familias desestructuradas, en situación de pobreza extrema y que gracias a estas becas reciben no dinero, sino todos los servicios que necesitan: material escolar, ropa, un programa de alimentos y atención médica una de las mayores necesidades en Guatemala”.

Según ha añadido los treinta becados por la Diputación han sido “modélicos, sin ningún fracaso escolar”, consiguiendo desarrollar sus grandes capacidades y seguir completando una formación a la que, por su situación familiar y social, les hubiera sido posible acceder de no haber sido por esta tutela.

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies