Mediadores y voluntarios se forman para mejorar la salud de personas en exclusión

0

Convertir a los mediadores interculturales, voluntarios y trabajadores de ONGs que desarrollan su labor en agentes de salud, así como ofrecerles información muy práctica sobre la prevención de enfermedades infecciosas, han sido los objetivos que se ha planteado la Unidad de Enfermedades Infecciosas, que integra a especialistas de los Hospitales Infanta Elena y Juan Ramón Jiménez, a la hora de poner en marcha una serie de talleres formativos que les ayuden a conocer información sanitaria y fiable para guiar y asesorar a los distintos colectivos de personas en exclusión social con los que trabajan.

Los talleres, que se están celebrando en el Hospital Infanta Elena, se encuentran ya en su segunda edición, a la que han asistido ya profesionales y voluntarios de las Asociaciones ‘Huelva Acoge’, ‘Mujeres en Zona de Conflicto’ y ‘Cepaim’, en unas sesiones de formación que se irán sucediendo en los próximos meses, de forma que los voluntarios y profesionales de las asociaciones de ayuda a colectivos desfavorecidos radicadas en la provincia de Huelva puedan actuar como enlace para la promoción y la prevención de este tipo de enfermedades, dado el papel de asesoramiento y contacto directo que mantienen con ellos.

El objetivo es trasladarles información veraz sobre los mecanismos de prevención en las enfermedades de trasmisión sexual, así como de otras enfermedades infecciosas, de manera que sepan cómo actuar si reciben alguna consulta sobre posibles síntomas o detectan comportamientos de riesgo, a la vez que enseñarles ciertas claves para actuar y relacionarse en determinadas situaciones con las debidas garantías de salud.

No hay que olvidar que muchas de estas organizaciones cuentan con pisos y centros de acogida para personas en situación de vulnerabilidad o procedentes de otros países que se encuentran en situación irregular, además de desarrollar otro tipo de programas de acompañamiento y atención, por lo que su contacto con ellos es permanente y su capacidad de influencia en sus hábitos de vida es mayor.

Las sesiones, de carácter muy práctico y enfocadas a las especiales condiciones y necesidades a las que se enfrenta gran parte de la población a la que atienden, se han diseñado de forma que el número de asistentes no sea muy alto en cada convocatoria, favoreciendo la comunicación, la resolución de dudas concretas y el establecimiento de un diálogo entre los mediadores y los profesionales de la unidad que favorezca una mejor comprensión de los medios de trasmisión y de cuidados que requieren algunas de las enfermedades abordadas, sin caer en los falsos mitos y en la información errónea que circula por Internet.

Durante estas sesiones se han tenido también en cuenta los cambios sociales y epidemiológicos registrados en el territorio en los últimos años, determinantes para conocer y analizar la realidad actual y las situaciones que se viven en la provincia, de forma que se pueda actuar de una manera más certera, ofreciendo también a estos profesionales y voluntarios información sobre formas de prevención de determinadas enfermedades que les permitan realizar su labor con mayor seguridad y en mejores condiciones de salud.

Esta nueva iniciativa se enmarca en el trabajo que viene desarrollando el centro hospitalario y la Unidad de Enfermedades Infecciosas durante los últimos 20 años, en los que se han establecido líneas de trabajo continuo con numerosas asociaciones y ONGs de la provincia, con el fin de mejorar la situación de salud de los colectivos a los que atienden, aprovechando su papel como mediadores para el acercamiento y la colaboración con aquellas personas que, por su especial situación de vulnerabilidad social, no encuentran respuesta en la asistencia sanitaria normalizada.

En este sentido, se encuentran funcionando varios programas de colaboración entre algunas de estas ONGs y la unidad, entre los que destacan la puesta en marcha de un programa de cribado de enfermedades infecciosas y de transmisión sexual para las mujeres que se encuentran en situación de prostitución y a las que presta servicio la Asociación ‘Mujeres en zona de conflicto’, y también para aquellas personas de origen extranjero recién llegadas a nuestro país que se encuentran acogidas a los programas que desarrollan organizaciones como ‘Cepaim’, ‘Huelva Acoge’ o ‘ACCEM’, en colaboración con otras administraciones públicas.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies