El bombeo solar como fuente de ahorro para tu plantación agrícola

0

Los meses de verano son cada vez más calurosos, los campos de cultivo se secan más rápidamente y necesitan un aporte extra de agua. Tradicionalmente, evitar que los cultivos se sequen implicaría un mayor desembolso económico en los meses estivales. No obstante, las energías renovables y las nuevas tecnologías pueden contribuir a reducir nuestra factura de la luz. ¿Cómo? Gracias al bombeo solar.

¿Qué es el bombeo solar?

El bombeo solar es la combinación de la energía fotovoltaica con una bomba de agua para regar nuestros cultivos. De este modo, la instalación consta de varios paneles solares fotovoltaicos que captarán la energía solar y la convertirán en electricidad. Esta electricidad abastecerá una bomba sumergida que almacenará el agua en una o varias balsas. Ya en la superficie el sistema cuenta con una bomba de presión que controlada por distintos mecanismos electrónicos regará nuestros cultivos a través de varios emisores cuando sea necesario.

La genialidad del sistema reside en aprovechar al máximo la energía. Los meses en los que se necesita más agua son los meses con más sol y mayor radiación, por lo que este tipo de instalaciones son idóneas para ahorrar dinero en la factura de la luz y hacernos más independientes de las grandes compañías eléctricas.

Además de ganar independencia de las grandes compañías eléctricas, los agricultores también ganarán calidad de vida ya que la bomba de agua solar se combina con las nuevas tecnologías para ofrecerle a los propietarios una gran cantidad de información en tiempo real. De este modo no tendrán necesidad de controlar manualmente el riego ni el correcto funcionamiento del sistema. La monitorización de la temperatura y la radiación, de la potencia y la frecuencia, de la presión del agua y del caudal, hacen del bombeo solar un sistema completamente autónomo y 100% fiable.

Con un simple teléfono móvil o una tablet el agricultor podrá conocer los datos actuales a través de la app de la compañía de bombeo solar. Así mismo, el control estará totalmente en manos del propietario ya que sabrá la energía generada, cómo la aprovecha la instalación y cuál es el nivel de ahorro. Además de información también se podrá gestionar la energía y el consumo, quitándole el máximo rendimiento al sistema de bombeo solar y ganando en independencia.

Estudio de viabilidad y tecnología de vanguardia

Antes de la implantación de un sistema de bombeo de agua es necesario analizar bien las necesidades y las características de la explotación agrícola. Empresas como POWEN, especialistas en el sector de la energía fotovoltaica, se comprometen a realizar un estudio previo sin compromiso y una propuesta para cada caso particular.

¿Qué se consigue de este modo? Aumentar al máximo la eficiencia, aprovechando todos los recursos disponibles para conseguir una mayor rentabilidad al menor coste. Es importante, por ejemplo, que los agrónomos decidan cuál es el tamaño adecuado de la instalación de paneles fotovoltaicos. De este modo se adaptan al terreno disponible y optimizan la superficie que se dedicará al cultivo y la que se dedicará a la producción de energía para regar el propio cultivo.

Además, compañías como POWEN también ofrecen un servicio de acompañamiento y gestiones administrativas para evitar problemas burocráticos y fiscales en el futuro. Una vez solucionados todos estos trámites se procede a la instalación y puesta en marcha del sistema. Además, esta compañía cuenta con servicio permanente de atención al cliente para solventar cualquier duda o incidencia técnica.

Gracias al asesoramiento constante, se fomenta de este modo un uso inteligente de la energía solar. Las soluciones personalizadas contribuyen también en gran medida al mejor aprovechamiento de todos los recursos y a la puesta en valor de las energías renovables.

Energía limpia, rentable y segura

El sol es una fuente de energía inagotable, limpia y segura. Recibimos sus rayos en nuestro hogar y en nuestras fincas por lo que debemos aprovechar al máximo toda esa energía.

Generando y consumiendo energía solar conservamos el medio ambiente al reducir considerablemente nuestra huella de carbono en el planeta. Actualmente, las grandes compañías eléctricas que nos suministran energía la producen a base de combustibles fósiles como el gas o el carbón. Apostando por la instalación de paneles fotovoltaicos sabremos la procedencia de la energía que consumimos y reduciremos nuestra dependencia de los combustibles fósiles.

Escoger energía solar también supone reducir la emisión de gases que favorecen el efecto invernadero y el cambio climático como el dióxido de carbono (CO2). Evitar que el planeta se degenere aún más está también en nuestras manos y en las elecciones que hagamos. Apostar por la energía solar limitará en cierta medida la emisión de estos gases nocivos para el planeta y para todos los seres vivos que habitamos en él.

Además de la protección del medio, la seguridad y el ahorro son otros de los puntos fuertes de la energía solar. Hoy en día, la mejor opción para el medio ambiente y para el bolsillo.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies