‘Todas las mentiras del caso Aldaya’, el nuevo libro de Antonio J. Sánchez

0

Todos los amantes de la literatura tienen ya a su disposición una nueva obra del reconocido periodista y escritor onubense Antonio J. Sánchez. Tras el éxito de su primer libro, ‘El rastro de su voz’ (Editorial Abecedario, 2014), el autor sorprende ahora al lector con ‘Todas las mentiras del caso Aldaya’, una novela negra que, no obstante, logra distinguirse de las típicas historias de venganzas, traiciones y corrupción propias del género.

Para ello, Sánchez utiliza el terror como recurso externo y convierte la obra en una original incursión en los cuentos de horror cósmico y viejos cultos paganos, a los que proporciona una visión muy sui generis y alejada de sus estereotipos más vulgares. En concreto, el autor aporta una visión racional y realista a argumentos de género fantástico que recuerdan a escritores de la talla de H.P. Lovecraft, Robert Bloch, Algernon Blackwood o Robert E. Howard. Y todo ello sin dejar el estilo del más puro hard boiled americano y con la reminiscencia de clásicos como Raymond Chandler o Dashiel Hammet,

La obra, editada en esta ocasión por Niebla, nace con el aval del éxito obtenido ya antes incluso de publicarse en el conocido concurso digital ‘Operación Tagus’, un certamen anual abierto al público a través de las redes sociales en el que, pese a ser el único trabajo que no estaba completo, llegó a la fase final con sólo dos capítulos.

Al igual que en su primera novela, Antonio J. Sánchez asume el peso de la trama a través de una narración en primera persona. En lugar de hacerlo desde la posición privilegiada del narrador omnisciente, lo que enriquece la novela a la vez que dignifica y ensalza el trabajo del autor, obligado a contemplar los hechos y personajes desde la perspectiva de su protagonista.

‘Todas las mentiras del Caso Aldaya’ llama también poderosamente la atención -y al mismo tiempo cautiva- por su tono de prosa sostenida, difícil de conseguir, pues exige un mismo estado de ánimo cada vez que se escribe, sobre todo en las descripciones ambientales, que provocan la percepción sensorial de ver la novela como una película que se lee. Todo ello revela un autor de muchísimas lecturas que, a su vez, esconde a un lector que fagocita cuanto lee hasta obtener una voz propia, con un manejo admirable y envidiable del castellano.

Sobre la trama

En cuanto a la trama de la obra, el autor, que situó la acción de su primera novela entre los años 1945 y 1954, se traslada ahora a la época actual. La historia comienza cuando la desaparecida Clara Aldaya es hallada sin vida en un descampado, momento en el que la existencia del inspector Francisco Castelar vuelve a cobrar sentido. Héroe militar en Kosovo y brillante policía en su hora más oscura, Castelar es un hombre sin esperanza y sin ataduras, sin escrúpulos, dispuesto a ir por encima de la ley con tal de legitimarla, de hacerla valer, capaz de ensuciarse las manos para que el resto pueda dormir con la conciencia tranquila.

¿Por qué? Porque él sí puede hacerlo, porque un hombre sin esperanza es un hombre sin miedo. Marcado por una tragedia familiar, Castelar ya no le queda qué perder y considera que ha vivido lo suficiente para verse convertido en la sombra de lo que está persiguiendo. Ahora se ha convertido en ese cruzado en tiempos de paz que ningún comisario querría entre sus hombres y su única obsesión es Clara Aldaya. Porque al fin y al cabo, en esta vida, seas quien seas y arrastres la maldición que arrastres, todo el mundo necesita una razón para seguir respirando.

Castelar tiene una nueva razón para regresar a las calles y seguir odiando un mundo al que ya no le quedan líneas rectas. Pero aún tiene lo más difícil por delante: esperar. Castelar está convencido de que en algún lugar se esconde un asesino que volverá a actuar. Adelantarse no le será sencillo, menos cuando se vea apartado del caso por meros intereses políticos, pero Castelar buscará por su cuenta y riesgo un responsable de lo ocurrido, sin imaginar que, de lograrlo, todavía le quedará todo un abismo por descubrir y comprender.

Sobre el autor

Periodista y presentador de televisión, Antonio J. Sánchez (Huelva, 1981) inició su prometedora carrera literaria en 2014 con ‘El rastro de su voz’, a la que le siguió la publicación de varios relatos y, ahora, ‘Todas las mentiras del Caso Aldaya’, su segunda novela.

No obstante, su labor periodística también ha estado estrechamente relacionada ya no sólo con la literatura, sino también con la producción cinematográfica, lo que en 2011 le hizo merecedor, por el programa ‘A través del espejo’ de UniRadio, del Premio Ignotus a la Mejor Producción Audiovisual, concedido por la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror, mérito que comparte con su compañero y colaborador Alfonso Merelo.

Tras pasar por varios medios de comunicación, Antonio J. Sánchez es hoy día uno de los rostros más habituales de la pequeña pantalla en su ciudad natal.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies