Aonujer alerta: El juego online triplica el número de ludópatas atendidos

0

El número personas atendidas en Huelva por la Asociación Onubense de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Aonujer) se ha triplicado en lo que va de año respecto a los mismos meses de 2017. Aonujer alerta de las graves consecuencias que está teniendo, especialmente entre la juventud, el juego online a través de Internet, ya que la mitad de las personas atendidas son jóvenes, en su inmensa mayoría varones.

AONUJER

Esta Entidad que tiene 27 años de trabajo y lucha contra las ludopatías en la actualidad da tratamiento a
240 personas enganchadas al juego y otras adicciones (compras, telefonía, cleptomanía, etc..), y su presidente, Jorge Barroso, advierte que “no debe bajarse la guardia, ya que la problemática de los juegos on
line crece. Son un reclamo para la gente joven que quiere ganar dinero fácil”.

Debido a que se requiere un cierto manejo del ordenador, el avance de esta forma de apostar está provocando un descenso de la edad de los jugadores patológicos. Hace unos años, el ludópata que acudía a la asociación tenía entre 45 y 55 años, mientras que en la actualidad ronda los 27, “aunque tenemos personas que desde los 14 años intentan superar su dependencia”, indica Barroso.

La ruleta, las apuestas deportivas, el póquer y, en general, los juegos de azar vía online están haciendo mella
entre la gente joven de Andalucía y lo que en principio parece ser un mero divertimento puede ser el origen de
importantes problemas y un peligro para desarrollar un juego patológico. Así lo está detectando Aonujer, dedicada a la rehabilitación integral de la persona con problemas de juego y su entorno socio familiar.

En el último año, más de la mitad de los ludópatas atendidos tiene menos de 30 años. Estos datos son de las
personas que, al ser conscientes de que tienen un problema, vienen a la Asociación pero por lo que estas personas cuentan de sus entornos, de sus amigos, el juego está centrando su ocio con el riesgo de caer en la ludopatía. Antes la gente se socializaba en el banco de la plaza o del parque y hoy, en la sala de juegos, viendo los partidos, comprobando como van las apuestas, en las máquinas de los bares…

La forma de regular la actividad del juego online a raíz del juego por internet cambió el perfil, ahora son
muchos los jóvenes afectados. Ha habido un cambio llamativo en España y en otros lugares del mundo. Porque hasta ahora, los pacientes que recurrían a las unidades asistenciales de ludopatía en España eran, básicamente, consumidores de máquinas tragaperras, con estudios primarios, y con una edad de 35 a 40 años.

Pero ahora estamos viendo un cambio brusco de tendencia, con la entrada del juego online. En España, hace un poco más de un año se legalizó el juego online y se ha autorizado a una serie de operadores, lo que llevó a un incremento importante de este tipo de juego. Y eso trajo consigo un perfil muy distinto de jugador.

Este nuevo perfil consiste en jóvenes universitari@s, con más recursos y que hacen una evolución mucho más
corta en su desarrollo del trastorno. Habitualmente un jugador, desde que empieza hasta que desarrolla el trastorno, suele pasar unos 3 o 5 años. Y en el caso del paciente con el juego online en menos de dos años ya presenta todos los síntomas y con deudas que triplican las que tienen de promedio los jugadores presenciales.

El paciente tradicional era un hombre con tradición de bebidas, de la noche, de la barra. Ahora aparecen muchísimos jóvenes estudiantes. Porque una cosa es ir al casino a jugar y otra cosa es jugar en tu cuarto, en tu casa.

Según Aonujer, “las compañías de juego por internet no se autorregulan, como sucede con los casinos. El fenómeno online, al ser completamente nuevo genera muchísimas dificultades para abordarlo, porque es un fenómeno que no está suficientemente estudiado ya que es un tema que todavía es muy reciente en nuestra sociedad, a raíz de legalizar el juego online se está empezando a hacer las primeras acciones en esa dirección. Tenemos que mencionar que intervienen una serie de factores de riesgo, que son tanto individuales,
biológicos, como ambientales y sociales. Por ejemplo, un aspecto social es que el juego sea tan accesible, como sucede con internet hoy en día. La accesibilidad nos hace mucho más vulnerables a desarrollar el trastorno. Si bien pueden no tener otros problemas asociados, pero son jóvenes y están frente a una actividad, potencialmente, muy adictiva. Y todavía no tenemos los mecanismos de regulación necesarios para hacer prevención con el juego on line”.

En la experiencia española, donde el juego presencial fue legalizado en todos los bares, se descubrió que
muchas personas entraron en contacto gracias a esta puesta en marcha de las maquinas en los bares, que representa un gran potencial adictivo, aumentando el número de ludópatas. Parece un juego totalmente inocente. De hecho, muchos te dicen que empezaron jugando tirando el cambio del café, y después ya iba con amigos a la salida del trabajo, porque cada tanto me daba algún premio. Y hasta han reconocido que les ha servido para desconectarse de todos su problemas.

Las tragaperras y la ruleta electrónica encabezan la lista de adicciones. Hace unos años, el segundo
lugar lo ocupaban los bingos presenciales. Pero en la actualidad, este puesto ha sido ocupado por el juego
online. “Esta modalidad de juego sube posiciones y con mucha fuerza”.

Las casas de juego online no son ajenas a la situación de crisis que existe en España y por ello permiten
apuestas desde cantidades muy pequeñas. “Y con menores cantidades, la persona juega más tiempo. Ahora se juega con cifras menos abultadas, pero cada vez juega más gente. No estamos siendo consciente de la
problemática que se está generando”.

Los ludópatas pueden auto prohibirse su entrada en casinos y bingos presenciales. En cambio, el control en
las salas de juego online es más difícil. Incluso, porque el jugador patológico puede llegar a suplantar la
identidad de un familiar o de otras personas para utilizar su tarjeta de crédito en la que carga el coste de su
adicción.

Generalmente, son estas situaciones en la que el adicto toca fondo, es la que le empujan a pedir ayuda.
Los ludópatas presenciales son de mayor edad y suelen llegar a AONUJER de la mano de su pareja. Los
adictos on line son generalmente más jóvenes y lo hacen forzados por sus padres, por ello desde esta Asociación queremos alertar a las familias y hacemos un llamamiento a aquellas que hayan observado en sus hijos una conducta que pueda estar relacionada con éste problema, tales como: agresividad, mentir continuamente, cambios frecuentes de humor, merma en su economía particular de la cual no puedan dar justificación alguna, estos signos podrían ser evidentes de que puedan haber sido atrapados por las garras del juego ( máquinas tragaperras, bonolotos, cupones, etc.), ya que el bombardeo de la publicidad es un continuo eslogan de que tentando al azar te vas a convertir en millonario@.

AONUJER dispone de un equipo terapéutico compuesto por una Psicóloga, una Trabajadora Social, una
Abogada, una Administrativa y veinticinco Monitores cualificados, que se encargan de supervisar todo el tratamiento impartido en la Asociación.

El 13 de junio, esta Asociación cumple XXVII años desde su fundación en Huelva, gracias a dos matrimonios y a la hija de uno de ellos, que estaban recibiendo tratamiento en Sevilla, porque en la provincia de
Huelva no había ninguna asociación o centro para atender esta patología.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies