Exposición en Moguer por el 60 aniversario del entierro de Juan Ramón

0

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este miércoles, 6 de junio, se cumple el 60 aniversario del entierro de J. Ramón y Zenobia, y con este motivo, la Fundación del Nobel ha organizado una magnífica exposición documental y gráfica titulada El Viaje Definitivo que nos mostrará cómo en Madrid, en Sevilla y especialmente en Moguer, se recibió de forma multitudinaria al matrimonio Jiménez en su regreso a la ciudad natal del Nobel.

La exposición, que se inaugurará a partir de las 19 horas, ha sido presentada hoy a los medios de comunicación por el alcalde de Moguer y presidente de la Fundación Zenobia-J. Ramón Jiménez, Gustavo Cuéllar, el director de la Fundación Antonio Ramírez Almanza y la Diputada de Cultura, Lourdes Garrido, en una multitudinaria rueda de prensa, en la que también ha intervenido la comisaria de la muestra, técnica del centro de estudios juanramonianos, Teresa Rodríguez.

Para la realización de la exposición se ha trabajado sobre más de 500 notas de prensa de medios locales, nacionales e internacionales y se han visionado alrededor de unas 300 fotografías procedentes de diferentes colecciones, recuperándose además numerosos documentos, muchos de ellos inéditos, que nos dan idea de lo que supuso el fallecimiento de Juan Ramón en Puerto Rico y el posterior traslado de los restos mortales del matrimonio Jiménez hasta Moguer, con las escalas que la comitiva realizó tanto en Madrid como en Sevilla, donde las muestras de dolor y admiración por el Nobel fueron espectaculares.

Durante su intervención, Gustavo Cuéllar ha destacado “el multitudinario recibimiento que Moguer y toda la provincia de Huelva tributaron a Juan Ramón y Zenobia el día 5 de junio, así como su entierro el 6 de junio de 1958 en el camposanto moguereño. Baste comentar en este sentido que Moguer contaba entonces con unos 7.800 habitantes, y fueron más de 15.000 las personas que asistieron a su funeral.”

Cuéllar reconoció también la decisiva labor del entonces alcalde de Moguer Juan de Gorostidi, que hubo de superar las reticencias del régimen, que no veía con buenos ojos que regresasen a España los restos de un poeta enfrentado a cualquier tipo de dictadura, por más premio Nobel que fuera. “Gracias al empeño de Gorostidi y a las numerosas gestiones que realizó el sobrino del poeta, Francisco Hernández Pinzón, finalmente Juan Ramón y Zenobia pudieron culminar juntos ese viaje definitivo hasta descansar para siempre en el blanco cementerio moguereño”, comentó al alcalde Gustavo Cuéllar, que destacó también la labor realizada por la comisaria de la muestra, Teresa Rodríguez “que como todos los trabajadores de la Fundación hacen suyo cada día el lema juanramoniano de Amor y Poesía cada Día, y que ha liderado y coordinado el equipo de trabajo que ha hecho posible recopilar primero y poder mostrar después de una manera didáctica y enormemente emotiva, todos los documentos que componen esta gran exposición conmemorativa para ofrecernos una extraordinaria muestra con materiales inéditos hasta ahora”

El presidente de la Fundación del Nobel agradeció también “a la familia de Juan Ramón el acceso a sus fondos gráficos, así como al fotógrafo moguereño Rowalls, y a todos los medios de comunicación de Madrid, Sevilla y Huelva que han cedido imágenes para esta exposición, así como a las instituciones que han aportado documentos de todo tipo para esta entrañable muestra”. Entre los materiales que podrán verse desde mañana en la casa-museo moguereña destacan también las emotivas crónicas del suceso realizadas por periodistas como Jesús Hermida, Domingo Paniagua, Carmen Conde o Antonio Oliver, algunos de los cuales acompañaron al matrimonio Jiménez desde su llegada a Madrid hasta su última parada en Moguer.

A traves de una serie de paneles con reproducciones de todo este material, podemos conocer, 60 años después, lo que supuso para Moguer, Andalucía y España el regreso a su tierra del Andaluz Universal.

ANTES “ETERNIDADES” EN LA PIEZA DEL MES

Además de cumplirse este año el 60 aniversario del fallecimiento de Juan Ramón en el hospital Mimiya de Santurce, en Puerto Rico, se conmemora también el centenario de la primera edición de una de sus obras fundamentales, como fue Eternidades, un poemario con el que el moguereño inicia ese camino de introspección y búsqueda de la poesía pura que sería ya una constante en su trayectoria literaria.

Se trata de una obra esencial para entender la idea juanramoniana de que la poesía es también fuente de luz, porque permite la permanencia y la existencia más allá de la propia muerte, en ese anhelo constante de eternidad que impregnó buena parte de la “obra en marcha” del moguereño.

Antes de la inauguración de la exposición, presentaremos la Pieza del Mes dedicada a este gran obra de nuestro Nobel.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies