El Plan de Vivienda y Suelo de la capital, abierto a participación ciudadana

0

El Ayuntamiento de Huelva ha iniciado el proceso de participación ciudadana para impulsar el Plan Municipal de Vivienda y Suelo, con el que se detectarán las situaciones vulnerables y se desarrollarán actuaciones específicas para facilitar el acceso de la ciudadanía a una vivienda digna. Como ha anunciado hoy en rueda de prensa la concejala de Vivienda, medio Ambiente y Sostenibilidad, Esther Cumbrera, “en paralelo a los contactos con asociaciones de vecinos y otros canales de participación social, ponemos a disposición de la ciudadanía un formulario telemático en la web municipal, al que se podrá acceder a través del enlace https://ciudad.huelva.es/planviviendaysuelo”.

Así, recabando las propuestas y demandas de los onubenses, en esta fase se pretende “definir las necesidades más perentorias que presenta la ciudad de Huelva en este ámbito, con una programación presupuestaria y un calendario de ejecución de las actuaciones a llevar a cabo, mecanismos de seguimiento y evaluación de estos objetivos”, ha señalado la edil.

Para dar cobertura a las necesidades que defina el plan, se fijarán estrategias para resolver la ocupación de viviendas disponibles, la mejora del parque residencial existente mediante rehabilitación -como se ha empezado a hacer en Pérez Cubillas- y la construcción de nuevas viviendas en desarrollos urbanísticos.

Así pues, el impulso a este plan por parte del Ayuntamiento supone “un importante paso adelante en un mandato en el que hemos creado una Concejalía de Vivienda orientada a lo social, como demanda la realidad de nuestro municipio, y como se concibe desde el compromiso de nuestro alcalde y el equipo de Gobierno de poner en primera línea de la acción política el trabajo por la dignidad de las personas”, ha remarcado Cumbrera, recordando que “hace tres años pusimos en marcha en las oficinas de la Plaza Niña un departamento municipal que está evitando casos de desahucio encargándonos de la intermediación judicial, facilitando ayudas al alquiler, regularizando la situación del parque municipal, actualizando un Registro de Demandantes de Vivienda que llevaba paralizado desde 2014, etc. Y en esta vertiente, nos disponemos a dar un paso crucial al definir una estrategia de actuación en materia de vivienda para los próximos cinco años, el Plan Municipal de Vivienda y Suelo”.

Con el procedimiento de participación ciudadana que arranca ahora, se trata, además de compilar propuestas y soluciones, de fomentar la inscripción de las personas necesitadas de vivienda en el Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida. “Nuestra premisa -ha apuntado la concejala- es que el plan, desde el minuto uno, se inicie colectivamente, con la participación e implicación de la ciudadanía. Ésa es la base desde la que hay que abordar la fase preliminar de toma de conocimiento de la demanda y de las verdaderas necesidades existentes”.

Con el Plan Municipal de Vivienda y Suelo, en coherencia con el Plan Andaluz de la Vivienda e incardinándose en el proceso de revisión del PGOU de Huelva, el Ayuntamiento definirá la demanda de vivienda por niveles de renta y la capacidad de cubrirla con las viviendas disponibles, tanto públicas como propiedades de bancos y particulares, del municipio.

Otros de los objetivos que se abordarán con esta planificación será la incorporación de las viviendas vacías al mercado de alquiler; así como erradicar los asentamientos chabolistas; facilitar permutas a aquellas familias que tengan una vivienda que no se adecúa a sus necesidades; y establecer una oferta de vivienda protegida de alquiler de nueva construcción, si la demanda no puede cubrirse con las viviendas existentes.

Asimismo, el plan busca promover la cohesión social en materia de vivienda y evitar fenómenos de discriminación, exclusión, segregación o acoso sobre los colectivos más vulnerables, así como la pérdida de su vivienda, como consecuencia de una ejecución hipotecaria o por morosidad en el pago del alquiler. Otra de sus metas es impulsar las medidas suficientes para la rehabilitación, conservación y adecuación funcional y de ahorro energético de las viviendas y edificios de la ciudad, así como la eliminación de la infravivienda. Y, en caso de que sea necesario, determinar las necesidades de suelo para completar la oferta residencial.

Como ha destacado Cumbrera, “en todo el proceso, la piedra angular debe ser la comunicación bidireccional entre el Ayuntamiento y la ciudanía y la participación para que actuemos con la máxima eficacia, optimizando los recursos de los que disponemos en la ciudad para garantizar el derecho de la población a una vivienda digna”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies