LABERINTO SOCIAL: Las fuentes de nuestros problemas

0

(Texto: Federico Soubrier) Operación “Enredadera”, detenidos cargos públicos de Ciudadanos, PP y PSOE, menudo triunvirato, César, Pompeyo y Craso.

Andamos en una coyuntura en la que la sociedad se está agitando en busca de respuestas y soluciones como nunca lo había hecho antes.

Creo que solo hace falta pensar un poco para adivinar que nuestros problemas sociales, dentro de los que se recogen los políticos, religiosos, de género y otros tantos, derivan de unos ejes muy marcados, arraigados profundamente en nuestra idiosincrasia.

De hecho, habría que explicarlos basándose en la fábula del escorpión y la rana, atribuida a Esopo. En ella se expone básicamente que “a estas alturas ya no hay quien nos cambie”, una realidad como una catedral.

Pongo por ejemplo el tema de “la Manada”. Si de los jueces que instan la sentencia, no digo todos, alguno de ellos, tienen una mentalidad retrógrada, ¿quién puede con eso?

Las respuestas sociales, tanto en ese sentido como en otros, tal como pudiera ser el tema de las pensiones, se van acrecentando, pero, ¿dónde reside el problema? Habría que dirimir por qué nos están gobernando los que nos gobiernan. En este aspecto vuelvo al escorpión, ¿por qué prefiere morir ahogado que quedarle agradecido a la rana por su favor en un intento de cruzarle el río? Le supera su forma de ser.

Tendríamos que analizar qué razón mueve a los trabajadores y trabajadoras a votar a los empresarios o a los que nos machacan bajo falsas siglas. No hay otras respuestas que la sumisión o los medios de comunicación. La primera no me resulta creíble, la mayoría venimos de gente obrera luchadora, aquella a la que le quitaron la República y debemos ser conscientes de que partido tras partido desde la transición nos han ido jodiendo la vida en beneficio propio los escorpiones.

Siguiendo el análisis por otra vía, aunque seguramente pudiera llegarnos demasiado tarde, una posible solución pasaría por la educación de nuestras nuevas camadas. Nuestros escorpiones no nacen, se hacen. ¿Pero quién podría decir que los profesores estarían predispuestos a solucionarles y solucionarnos el futuro de paso? ¡Yo no! Pertenecen a una de las dos generaciones que provocamos el caos y muchos tienen que andar de la mano del escorpión, alguno incluso públicamente ha defendido la inocencia de “La Manada” con fanatismo. Seguro que hay muchos docentes rectos, pero, ¿cuál es el tanto por ciento capacitado y con ganas?

Los niños deberían saber realmente qué es aquello que puede redundar en su beneficio y sobre todo en el comunitario, quién mantiene a quién y quién se lucra de qué. Poder distinguir entre los derechos propios y las prebendas de los otros, o quiénes cruzan las lindes de las libertades ajenas y dónde está el límite. No olvidemos que sería básico pautarles normas básicas de comportamiento que se grabasen muy por encima de algunas, mamadas en sus entornos familiares, a veces ecosistemas habitados por algún que otro escorpión.

Solo me quedan los medios de comunicación, si es que quiero tener la esperanza de llegar a ver algún día la solución. El cuarto poder debería estar en mano de fuentes fidedignas, porque es el que mueve las masas, marca las tendencias o puede tergiversar la realidad. A día de hoy, se están jugando la composición del Consejo de Administración de RTVE con los consabidos bloqueos parlamentarios del PP y Ciudadanos. Ya veremos si quien gane esta mano sabe utilizarlo honestamente y todos nos beneficiamos, o las fuentes de nuestros problemas continúan manando.

Compartir.

Los comentarios están cerrados.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies