Informarse más en torno a la enfermedad del Alzheimer

0

A medida que van entrando en años, la salud de las personas puede ir desmejorando poco a poco, esto puede estar relacionado con factores genéticos, así como por diferentes hábitos y costumbres. Si bien hay enfermedades que se pueden evitar y tratar de modo que sus consecuencias se minimicen en el organismo, en el caso del Alzheimer esto no es posible.

Al hablar de esta enfermedad muchos la relacionan directamente con ir perdiendo la memoria de manera paulatina, pero la realidad es que son muchas más las consecuencias que se desencadenan una vez que aparece.

Enfermedad relacionada con la vejez

Lo primero que se debe dejar claro al hablar del Alzheimer, es que esta enfermedad aparece cuando las personas sobrepasan los 70 años de edad, es muy raro cuando se presenta en edades menores, aunque ha habido algunas excepciones. Muchas veces el paciente no recibe un diagnóstico certero ya que se tiende a confundir con la demencia senil.

El Alzheimer ataca y degenera las células esenciales del sistema nervioso, afectando principalmente a las neuronas que se encargan de realizar diferentes funciones básicas en los seres humanos, tales como comer, caminar, ir al baño o incluso hablar. Este proceso no se presenta de golpe, esto quiere decir que la degeneración es paulatina y casi imperceptible. Puede que en un principio se vea como que el paciente tiende a ser un poco olvidadizo en cuanto a diferentes episodios o momentos de su vida.

Sin causas establecidas

A pesar de los avances científicos en torno a diferentes enfermedades, la medicina aún no ha podido establecer las causas del Alzheimer. Se ha llegado a pensar que puede estar relacionada con factores genéticos, es decir, que algún pariente la haya sufrido, la realidad es que aún no hay pruebas contundentes de que esto sea así.

De acuerdo con diferentes estudios realizados a pacientes con Alzheimer, en sus cerebros se han encontrado algunos depósitos de dos proteínas que poco a poco van cambiando la estructura propia del cerebro, estas se conocen bajo el nombre de proteína tau y beta-amiloide. Aunque los especialistas no saben a ciencia cierta cuánto tiempo le toma a estas proteínas hacer cambios en el cerebro, sí han establecido que es un proceso bastante lento, puede tomar más de 10 años que una persona pueda acabar demente.

Los primeros síntomas

Al ser una enfermedad progresiva, muchas veces los síntomas del Alzheimer pueden pasar desapercibidos, la dificultad para memorizar cosas nuevas, así como olvidar detalles relacionados con fechas o acontecimientos del pasado se ubican entre los primeros en aparecer. A pesar de que muchas veces se ayude al paciente con pistas que podrían ayudarlo a relacionar, esto no ocurre.

Se estima que los síntomas pueden irse presentando en periodos comprendidos entre 5 y 15 años, normalmente la apatía se hace presente en torno a la dificultad de poder recordar, luego se irá presentando la desorientación en torno al tiempo en el que se vive, así como la incapacidad para nombrar objetos comunes. En la etapa más avanzada, el paciente puede incluso perder la regulación de sus funciones básicas.

Cambios en el entorno del paciente

El Alzheimer es una enfermedad que no afecta únicamente al paciente, todo su entorno se puede ver trastornado en torno al cambio de conducta de la persona. Esta es una patología que afecta de gran manera a la familia entera, puesto que poco a poco son testigos del deterioro que va sufriendo ese ser querido, sin que realmente haya algo que se pueda hacer para evitarlo.

Los cuidadores directos de estos pacientes son quienes llevan en gran parte la carga emocional de esta enfermedad, muchas veces pueden incluso verse afectados por estos sentimientos que pueden ir desde la tristeza a la preocupación, ya que de manera indirecta asumen la responsabilidad por la vida de esta persona, llegando a sentirse culpables por cualquier evento que afecte al enfermo.

En muchos casos pueden llegar a sentirse solos, ya que en la medida que los síntomas aumenten, mayor será la dependencia de los pacientes hacia sus cuidadores, por ello es muy importante que estas personas puedan encontrar algunas maneras de liberar esas cargas emocionales, de lo contrario pueden llegar saturarse, trayendo consecuencias en sus cambios de comportamiento o sus relaciones personales.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies