Recuperemos critica que haya toros en Ayamonte en septiembre

0

(Texto: Recuperemos Ayamonte) El 30 de noviembre de 2015 el ayuntamiento de Ayamonte en pleno aprobó por unanimidad una moción del grupo municipal Recuperemos Ayamonte por el que se declaraba Ayamonte municipio libre de maltrato animal. Por parte del equipo de gobierno (PP y PA ) es de un absoluto desprecio democrático patrocinar la corrida del 7 de septiembre y más aun la Charlotá, quede ahí ese cartel de toros con el logo del ayuntamiento de Ayamonte para vergüenza actual y futura.

Alberto Fernández, alcalde de Ayamonte y sobresaliente en la cuadrilla de matadores-matarifes se viste de gala y con un traje de luces sin pagar (por la deuda municipal) de una empresa externalizada. Se echa al ruedo y se pasa por la taleguilla los acuerdos municipales aprobados en pleno por unanimidad.

Alberto Fernández saca el capote y lo pone en lo alto de una mesa en el patio de la Jabonería para decirle al mundo que él nació para torear con las dos manos a la vez,  la del SÍ y la del NO y que despachará morlaco tras morlaco para tener contenta a su clientela política y que sea lo que dios quiera, pan y circo y se vuelve romano por un momento y se mira y se gusta de perfil.

Alberto Fernández está tomando partido y se embute en el alma del torero y es más torero que nadie, capotazo a los acuerdos y entre capotazo y capotazo deja boquiabierta a su afición   que le lanza  claveles, almendras garrapiñadas y sobres con los votos de las municipales 2019 y como buen torero agradece a su ángel custodio haber salido con bien de la trifulca, mira el tendido y cambia la sangre del toro por media botella de Varón Dandy y se la pone.

Alberto Fernández mira a su mozo de espadas, más animalista que nadie, y haciéndole una seña se pone a buscar financiación para aparecer en los carteles de la vergüenza, pero ya no pasa nada, también debe pensar ahora que el toro nace para ser torturado y que va contento al Olimpo de los toros por haber cumplido su misión en la Tierra.

Alberto Fernández entra a matar, mira al tendido de sol y se encuentra de cara a José Manuel Soto que le guiña un ojo mientras compone unas letrillas para  tan magno acontecimiento, las  concejalas del equipo de gobierno intentan darle sombra con las peinetas, es el momento clave, saca el estoque se le engancha en los alamares y se hace un siete  en la chaquetilla, José Manuel Soto pide silencio mientras tararea “por ella”… (Como estamos contra esta barbarie no acabamos el relato).

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies