Asesores jurídicos para cualquier ocasión

0

En la vida son muchos los procesos que requieren de la asistencia y respaldo de un abogado que asesore en torno a cuáles son las mejores alternativas disponibles, ya sea en el proceso de comprar una casa, una póliza de seguro o simplemente por un tema empresarial o laboral. La idea es tener una opinión profesional y de confianza en todo lo relacionado con temas que pueden afectar directamente el futuro de cualquier persona.

Desde particulares hasta empresas

Un abogado, al igual que un médico, debe mantenerse en constante estudio y preparación, sobre todo actualizarse con las regulaciones y legislaciones que cambian de manera continua. Es imperativo que estén al día en relación con todo el marco jurídico vigente. Si bien la oferta de abogados es bastante amplia, es importante que antes de elegir uno, se indague un poco sobre su carrera y de este modo se podrá tomar una decisión adecuada.

Ases Juridicos puede definirse como una empresa con una trayectoria impecable, siempre enfocada en prestar sus servicios de alto nivel tanto a particulares como empresas. Su experiencia la ubica como una de las mejores opciones que en materia legal se puede tener, sobre todo cuando se trata de dirimir asuntos tan delicados como la responsabilidad civil, accidentes laborales o de tráfico.

Independientemente del caso, estos profesionales siempre estarán dispuestos en atender y sobre todo ayudar a sus clientes, quienes pueden estar seguros de contar con un verdadero respaldo en todo lo relacionado al área jurídica y judicial. Solo es cuestión de contactarlos para poder conocer un poco más sobre su trabajo y la posible solución.

Respaldo ante situaciones inesperadas

Cada día, tanto en España como en el resto del mundo, se presentan cientos de accidentes laborales y en algunos casos, los trabajadores no reciben la protección ni las indemnizaciones que por derecho tienen. Esto, casi siempre está relacionado con el desconocimiento de las regulaciones que los protegen, llevándolos a no reclamar y ser víctimas de malos tratos que pueden llegar al extremo del despido.

Independientemente del área laboral en las que las personas se desenvuelvan o desarrollen sus actividades, siempre están expuestas a cualquier tipo de situación inesperada. Desde una caída y hasta exposición a materiales nocivos sin la debida protección, pueden terminar en eventos lamentables para la salud de los trabajadores. Los abogados están preparados para dar información sobre accidentes laborales cuando se presenten este tipo de situaciones, mucho más en casos en los que los empresarios tienden a minimizar los hechos y no responden de manera justa ante el evento.

Las leyes son muy claras y protegen a los trabajadores cuando estos accidentes están relacionados con omisión de medidas de seguridad o incumplimiento de los reglamentos por parte de las empresas, por ello es importante que el trabajador involucrado se informe adecuadamente para que pueda obtener la indemnización que le corresponda según su caso.

De acuerdo con cada caso

El precio de un abogado puede variar de acuerdo con el tipo de caso que esté llevando. Todo depende si se trata de un proceso largo que requiere asistencia continua, o si por el contrario puede resolverse en corto tiempo.

Este campo es bastante flexible, ya que básicamente no hay límites para las cantidades que un abogado pueda cobrar por sus honorarios, ni tampoco existe una regulación que lo detalle. Aunque en el pasado existió una especie de norma para establecer estas tarifas, actualmente cada abogado establece el precio de acuerdo con el caso y el tipo de cliente.

Cuando los abogados están iniciando su carrera profesional, normalmente se basan en las normas de honorarios establecidas por el Colegio de Abogados, que es como una especie de guía para determinar el precio por sus servicios. La mayoría, además de cobrar una tarifa acordada por ambas partes, también establecen un porcentaje de acuerdo con la cuantía del proceso judicial que estén enfrentando. Es importante destacar que esto no aplica en casos de herencias, divorcios de mutuo acuerdo o juicios penales.

Los juicios ordinarios y civiles, se ubican entre los servicios de menor tarifa. Estos pueden variar entre 140 y 570 euros, todo depende de la complejidad del proceso en sí. Mientras que el juicio penal abreviado resulta el más caro, llegando incluso a superar los 1.700 euros de honorarios.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies