Carta al director: La Joya, opacidad y silencio desde el Ayuntamiento

0

(Texto: Círculo de Patrimonio Cultural) El 2 de agosto presentamos en el Registro General del Ayuntamiento escrito de alegaciones al plan urbanístico sobre el cabezo de La Joya que, como saben, atenta contra la necrópolis tartesia más importante del mundo mediante un proyecto para la especulación, una vez más a la carta por los promotores inmobiliarios a los que algunos técnicos y políticos municipales al parecer se deben.

Semanas antes habíamos presentado escrito ante el Defensor del Pueblo Andaluz, quien admitió a trámite la queja y nos informó el día 13 de que había requerido al ayuntamiento información sobre este asunto.

Pues bien, pasado el mes el Ayuntamiento de Huelva no ha procedido a emitir respuesta a nuestro escrito, en una práctica de silencio administrativo que es común cuando el tema tratado resulta controvertido y de dificultosa justificación. Pero si es grave que no den respuesta a un colectivo que formula alegaciones a una institución pública en el ejercicio de sus derechos, nos parece de extrema gravedad que hagan lo mismo con un cargo designado por los poderes públicos para defender y proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos frente a la Administración. En este sentido, el viernes recibimos notificación del Defensor al respecto:

“Como le indicamos en su día, con fecha 13 de julio de 2018, solicitamos al Ayuntamiento de Huelva que nos informara acerca de los hechos que ustedes nos comentaron y que dieron lugar a la queja arriba señalada. Sin embargo, hasta la fecha no hemos obtenido respuesta de tal organismo. Por ello, le hemos dirigido un nuevo escrito reiterándole el requerimiento que le hicimos.”

Este es el comportamiento habitual desde el Ayuntamiento, que aprueba planes y proyectos especulativos sin que parezca existir evaluación alguna por técnicos competentes en materia de patrimonio histórico. Y entre tanto, el proceso por la destrucción de nuestros cabezos y el patrimonio que representan sigue en marcha ante la mirada, quizás en demasía confiada y relajada, de la mayor parte de arquitectos, arqueólogos, jueces, fiscales, y todos aquellos profesionales que, quizás cuando quieran darse cuenta, por acción u omisión habrán posibilitado el desastre. ¿Cuál es su relevancia social si no ponen su conocimiento y su talento al servicio de la sociedad? ¿De qué sirve si no velan por salvaguardar la historia y valores de la ciudad a la que pertenecen?

La importancia de los cabezos, y en particular de La Joya, la conocemos todos los onubenses, entendidos y no entendidos en la materia. Los colectivos que nos implicamos tenemos que cooperar y reconocernos el esfuerzo. Nosotros nos dejamos el tiempo, pero la implicación del resto es fundamental, ciudadanía, actores sociales y medios de comunicación. ¿Acaso no somos capaces de hacerlo mejor que las generaciones pasadas? Si en Huelva hay que indignarse por algo es por cosas como ésta. El onubensismo se demuestra aceptando la responsabilidad que nos corresponde de mantener el legado heredado de nuestra historia.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies