La crisis y la fusión se llevaron por delante la sanidad onubense

0

(Texto: Julia Paloma Hergueta) Como, durante mucho tiempo, la administración Andaluza nos negaba la información que solicitábamos e intentaba desmentir los datos que publicábamos, en relación a la debacle que,  sanitariamente hablando, había representado la fusión de los hospitales de Huelva, la Asociación Huelva por una sanidad Digna ha solicitado, al portal de transparencia de la Junta de Andalucía la información pertinente. Esperemos ahora el cese de todos los directivos responsables, muchos siguen en sus cargos, a pesar de haber mentido a los onubenses y de pretender implantar y mantener un modelo judicialmente defenestrado: Carlos Gutiérrez Amaro y Antonio León Justel, junto con sus respectivos equipos directivos.

Allá por el año 2010 se empezó a hablar por primera vez de un proyecto de “Alianza Estratégica” entre los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena,  que D. Rafael García Varga Machuca lleva adelante SIN TENER COBERTURA LEGAL NI COMPETENCIAS para realizarlo (como determino el Juzgado Contencioso Administrativo 1 de Huelva, que anuló todos los movimientos previos a la creación del CHUH en 2014). Los resultados de los recortes que supuso esta fusión, que pretendíeron vendernos como la panácea en la Atención Hospitalaria de la provincia, son los siguientes:

·        El año 2011 el total de trabajadores sumando el HIE y el HJRJ fueron 3,713  que en 2015 pasaron a 3.484. (Una pérdida de más del 6%) Es decir que nuestra Junta de Andalucía,  no contenta con el ahorro en gastos de personal que había supuesto la reducción de sueldo en 2010 había realizado el gobierno de Rodríguez Zapatero y los contratos creados por el SAS renovados mes a mes, al 75% de jornada a todos los trabajadores eventuales, siguió reduciendo aún más las famélicas  plantillas de los hospitales onubenses (tasa de reposición). El ahorro era imprescindible, la calidad de la atención no importaba.

·        En 2017 parecía que la cifra se iba recuperando (4.396 trabajadores)  pero en 2018 ha vuelto a decrecer a 4.364, reducción a costa de las plantillas de los comarcales (HIE y HRT que no han recuperado sus plantillas previas) que caen en el olvido, a pesar de que Huelva es la única provincia andaluza en la que no se ha abierto ni funciona, ninguno de los 3 CHARES (Hospitales de Alta Resolución) prometidos hace  15 años. No entendemos la causa de este nuevo recorte, y parece que si los onubenses no salimos a la calle a reclamar nuestros derechos, vuelven a pisar el freno.

Pero la mala gestión de estos políticos y gerentes no ha quedado ahí. Cuando por Sentencia Judicial del TSJA se declaraba nula la  fusión y debían proceder a la separación de nuevo de los hospitales, INCUMPLIENDO EL MANDATO JUDICIAL, han mantenido y mantienen, fusionados gran parte de los servicios (Pediatría, Ginecología y Obstetricia, Anatomía Patológica, Cirugía, Digestivo, Cardiología…) dejando al  HIE con un déficit brutal de más de 200 trabajadores, con una capacidad asistencial claramente tocada de muerte, hechos que esta Asociación ha denunciado en los juzgados.

Pero los recortes no fueron solo a nivel de hospitales. La provincia de Huelva tuvo entre 2011 y 2014 una pérdida global del 576 trabajadores, 228 en Atención Primaria  y 348 en hospitales supusieron una pérdida de alrededor del 10% de los profesionales de nuestra provincia  (de 6.201 en 2011 a 5.625 en 2014) y pueden revisarse en  la hemeroteca de las declaraciones de nuestros gestores y políticos que negaban dichos recortes en materia sanitaria, y el objetivo economicista de dicha fusión. Poco apoco esta cifra se va recuperando hasta 2017 (6.275), pero SIN MOTIVO CONOCIDO, vuelve a bajar en 2018 (6240)

En el Area de Norte (Riotinto) la diferencia de gasto en personal entre 2010 y 2014, también una reducción, es de más de 4 millones de euros  casi un 16 % BRUTAL, y no se ha recuperado estando 1 millón de euros por debajo todavía en 2017.

Esta disminución de profesionales disponibles se correlaciona con la disminución del gasto hospitalario en la provincia, siendo la diferencia (el recorte) entre 2010 y 2014 de  más de 23 millones de euros, y eso solo en la partida de personal, que aun no se ha  recuperado estando en 2017 aun, más de 2 millones de euros por debajo de el año 2010.

Nuestros políticos y gestores mintieron. Repitieron hasta la saciedad que la fusión era una forma diferente de gestionar los recursos, que redundaría en mejorar las infraestructuras o la cartera de servicios de la sanidad onubense y estos datos corroboran nuestra denuncia de esa farsa. Fue un recorte puro y duro de personal, de sus retribuciones y de las prestaciones sanitarias a la población. Y por tanto tras esto deben asumir su responsabilidad para con los onubenses y marcharse

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies