María Sierra, novena de su grupo de edad en el IronMan de Italia

0

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A pesar de un impresionante tiempo de 11 horas y 1 minuto que invirtió para completar a nado los 3.800 mts en el Mar Adriático, recorrer en bici 180 kms y correr 42 kms y 195 mts por las calles de Cervia, consiguiendo alzarse con el noveno puesto de su grupo de edad donde competían 42 triatletas de varios países, Sierra se ha quedado por ahora sin posibilidad de disputar el Mundial de Larga Distancia que se celebrará en 2019 en Kona.

La prueba se disputó el pasado sábado día 22, dando comienzo a las 7:45 en la modalidad de Rolling Start, con salidas escalonadas de 6 en 6 triatletas cada 5 segundos. “La competición comienza horas antes de la salida, ya que el despertador suena a 04:00 am y tengo que desayunar, preparar todo el material y dirigirme a la zona de transición donde se comunica que se permite el uso de neopreno debido a la presencia de medusas en el agua”.

María Sierra completa este primer segmento del Triatlón con un tiempo de 1 hora y 12 minutos y afronta una de las más largas transiciones de la franquicia IronMan, de casi un kilómetro, para comenzar el sector de bicicleta, un circuito a dos vueltas de 90 kilómetros cada una, dónde el viento comienza a hacer acto de presencia subiendo en intensidad conforme pasan las horas, a la misma vez que la temperatura y la humedad, creando unas circunstancias adversas para todos los triatletas. “Hasta el kilómetro 80 me siento cómoda y ruedo a una media de casi 33 km/h, pero las condiciones comienzan a cambiar y sabiendo lo que me queda por delante, intento adaptarme para poder gestionar lo mejor posible lo que me queda por delante, terminando los 180 kilómetros del sector de bicicleta en 5 horas y 58 minutos”.

Después de una rápida transición, Sierra comienza la última parte del Triatlón, teniendo que terminar a pie la distancia de una maratón. “Al comenzar la carrera, siento que la musculatura no me funciona como me gustaría y comienzo a comprobar que mis ritmos de carrera, están un poco por debajo de lo que me deseo, pero queda mucho por delante y en pruebas de estas características hay que tirar mucho de cabeza para poder gestionar correctamente todo el esfuerzo físico”.

La alimentación y la hidratación juegan un papel fundamental y María intenta ir cumpliendo con las indicaciones previas de su entrenador y es consciente de que su objetivo de conseguir plaza para el Mundial de 2019 se le está escapando, pero llegado este momento, sólo queda adecuar el ritmo al momento y dentro de lo posible, disfrutar del camino recorrido hasta ahora, terminando finalmente la maratón con una magnífica marca de 3 horas y 41 minutos, lo que sumado a los registros anteriores y las transiciones dan su marca global de la prueba, con las que consigue quedar en la clasificación general femenina en el puesto 40 de 255 triatletas y en la general absoluta en un espectacular 565 de 2080 tanto de hombres como de mujeres.

“Esperaba poder hacer una marca un poco mejor, pero soy consciente de que esto es un IronMan y el cuerpo es una incógnita hasta el momento de la prueba, donde entran en juego cantidad de factores”. En esta ocasión Sierra no ha podido conseguir esa ansiada clasificación para Hawaii, pero ya está planificando los próximos meses, donde aún hay pruebas clasificatorias con plazas en liza donde podría conseguir esta hazaña.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies