Ruta históricas de Huelva: ¿Y si los coches de alquiler fueran máquinas del tiempo?

0

Buscando un enfoque original para escribir un artículo sobre las opciones de vacaciones para aquellos que, una vez finalizado el verano, buscan alternativas turísticas lejos de la masificación playera, me ha venido a la cabeza mi último viaje a Huelva. La historia de esta ciudad se remonta varios milenios en el tiempo y descubrir
las huellas que los diversos pueblos y civilizaciones han dejado en sus tierras es lo que me sedujo para elegir este destino para pasar unos días desconectado de las rutinas del día a día. Por ello, no pude evitar, al recoger el coche de alquiler en la estación de tren de Huelva, imaginar que éste fuera una maquina del tiempo, similar a aquel mítico Delorean de la clásica trilogía de los años 80. Así, podría visitar todas estas culturas en los momentos de su mayor apogeo, convertido en un turista del tiempo, friki que es uno, que le vamos a hacer.

Pero, aunque la realidad no siempre supera a la ficción, la verdad es qué, como analogía, simplemente funciona. De este modo, pude hacer un recorrido por la historia de Huelva y sus alrededores visitando sus monumentos, edificios históricos y espacios naturales. Además, como buen explorador que cartografía y documenta toda su expedición, me embarco en esta otra aventura, que se me antoja titánica. Compartir, en unas cuantas líneas, mi experiencia por esas impresionantes tierras, para que cualquier interesado pueda seguir mis pasos. Recordando, no obstante, que siempre puede ser una aventura desviarse del camino trazado en piedra, buscando nuevas sensaciones.

Como ya he comentado, llegué a la ciudad en tren, donde me esperaba un coche de alquiler que había reservado a través de Internet en la web de Booking Centre Online, un comparador de precios que siempre me ha dado muy buenos resultados. Una vez cargados los bártulos en el maletero, salí de su nueva y moderna estación, operativa desde abril de este año, y que ha desplazado a la vieja estación, un espectacular edificio estilo neomudejar inaugurado en 1888. Evidentemente, como no quiero extenderme mucho en estas líneas, me limitaré a comentar los lugares más representativos de cada periodo histórico, como punto de partida para que cada nuevo explorador pueda realizar sus propios descubrimientos.

Si en su caso, decide viajar en avión, el aeropuerto de Sevilla-San Pablo es el más próximo, a poco más de 105 kilómetros, en el que, evidentemente, también puede reservar coches de alquiler entre diversas compañías a través de la web mencionada anteriormente.

Del neolítico a los romanos

El primer salto en el tiempo nos lleva a recorrer un amplio periodo desde el año 3.000 a. C. hasta el siglo V d. C. en la que se suceden diferentes pueblos desde la edad del bronce hasta la caída del Imperio Romano pasando por tartesos y fenicios. La verdad es que en la ciudad de Huelva quedan pocos vestigios de todas estas civilizaciones, por lo que tendremos que aprovechar que nuestro coche no solo nos permite desplazarnos a través del tiempo, también en el espacio, por carretera, para visitar algunos de los yacimientos arqueológicos próximos, como el dolmen de Soto, en Trigueros o los restos de la Zarcita, pertenecientes al neolítico, en Santa Bárbara de Casa.

De gran interés es la necrópolis fenicia del Cabezo de la Joya, en la propia ciudad de Huelva, donde también podemos volver al pasado visitando el Museo Provincial, situado en la Alameda Sundheim. En su sección de Arqueología pueden encontrarse piezas expuestas que suponen un recorrido por la historia de Huelva, desde el Neolítico hasta la época romana. Es muy interesante la colección de materiales mineros de esta civilización procedentes de Riotinto, con objetos como la rueda hidráulica, única de este tipo conservada en España y de las pocas que existen en el mundo

Por último, los romanos dejaron diversos restos que demuestran la importancia que tuvo la ciudad en la época del imperio, aunque desgraciadamente la mayoría de los restos han desaparecido. En la provincia, resulta espectacular el puente romano de Niebla, que cruza el cauce del río Tinto. Y también merece la pena mencionar que con los romanos se potenció la industria minera, que desde ese momento ha sido uno de los ejes económicos y culturales de todos los pueblos que han habitado esta zona, siendo las antiguas explotaciones mineras otro de los reclamos turísticos del lugar.

De los visigodos a la reconquista

Nuestro próximo salto en el tiempo nos lleva desde la caída del Imperio Romano, sobre el siglo V d. C., hasta la reconquista de la ciudad alrededor del 1262. De aquí destacaremos la iglesia visigótica-mezquita de Almonaster la Real, edificada sobre los restos de una basílica visigoda en el siglo X. De este periodo, también destacaremos las imponentes murallas almohades de Niebla, en excelente estado de conservación.

Por último, de esta época también mencionaremos el castillo de Moguer, de estilo mudéjar edificado por los almorávides sobre las ruinas de una torre defensiva romana del siglo I y posteriormente ampliado en el siglo XIV.

Del descubrimiento de América a hoy

Para no extendernos demasiado, nuestro último salto en el tiempo abarcará un amplio periodo de tiempo que se extiende desde que en 1492 parte desde el puerto de Palos la expedición que marca el descubrimiento de América, hasta nuestros días. Obligada es la visita al monasterio de La Rábida, donde se alojó Colón antes de partir hacia las Indias. En La Rábida también podemos visitar las réplicas de las tres carabelas que realizaron la primera expedición de Cristóbal Colón, con el propósito de abrir una nueva ruta hacia las Indias y que como resultado propició el descubrimiento de las Américas. Y, si tenemos tiempo, merece la pena pasear por el parque botánico Celestino Mutis

En Huelva capital destacan lugares como la Catedral de Nuestra Señora de La Merced, cuya edificación se remonta a 1605 y aúna los estilos renacentista y barroco, la iglesia de San Pedro o la Nuestra Señora Estrella del Mar, aunque hay dos visitas obligadas y que son las postales más típicas de cualquier visitas a la vieja Onuba: El Monumento a la Fe Descubridora, construido en 1929, y conocido popularmente entre los onubenses como el ‘monumento a Colón’, aunque es la reproducción gigante en piedra de un fraile franciscano. Y el muelle-embarcadero de Riotinto, construido entre los años 1874 y 1876 para poder cargar en el puerto de Huelva el mineral extraído de las minas de Riotinto. Está situado al sur del Muelle de Levante, con un total de 1.165 metros de longitud, en parte sobre el río Odiel (unos 500 metros) y parte sobre tierra.

Junto al muelle-embarcadero, el legado inglés en Huelva capital tiene también la Casa Colón y el Barrio Reina Victoria (conocido como Barrio Obrero).

Siendo consciente de que dejo muchas cosas en el tintero, termino este pequeño repaso de los lugares de interés que se pueden visitar en la ciudad de Huelva y su provincia, esperando que este pequeño aperitivo sea suficiente para abrir el apetito explorador de los lectores que se estén planteando elegir este encantador lugar como destino de sus próximas vacaciones y poder emular a nuestros aventureros antepasados y descubrir un nuevo mundo que le fascinará.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies