Opinión: Trabajo y vida dignos frente a la estafa de la crisis

0

(Texto: PCA) Mañana, domingo 7 de octubre, se celebra la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, una fecha señalada por Organización Internacional del Trabajo, un organismo al que nuestro país está adherido, que vela porque las condiciones de la clase trabajadora sean dignas.

No hace falta que demos datos, la realidad es tozuda y pasa por encima de las noticias de mejora de la economía que nos lanzan desde gobiernos y patronales, que se felicitan por las maravillosas políticas que han puesto en marcha y que todo va bien: nos pagan sueldos de miseria, las empresas nos despiden cuando quieren, nos obligan a echar más horas de la cuenta, nos hacen contratos en función de lo que les conviene y otras muchas barbaridades que conocemos bien. Todo esto nos impide plantearnos un proyecto de vida estable, que nos dé garantías.

Tanto el PP como el PSOE nos dijeron que para salir de la crisis todo eso era inevitable, pero seamos claros, ambos han puesto en marcha leyes que benefician a los ricos y que obligan a la clase trabajadora a competir por un puesto de trabajo miserable. De la misma manera podrían haber puesto en marcha otras leyes para sacar a los trabajadores y trabajadoras de la crisis, pero no lo han hecho porque ambos gobiernan para los ricos.

Seguramente oiremos en la televisión que todo va bien, que no nos dejemos engañar por los radicales de izquierda, que ya hemos salido de la crisis y que todo mejorará con las medidas que hay en marcha porque hemos recuperado la confianza de los mercados. Sin embargo, lo que no nos dirán es que hay otras políticas y que la clase trabajadora no tiene la necesidad de competir por un trabajo y que unida es imparable.

Desde el Partido Comunista de España no necesitamos un día para reivindicar el trabajo decente porque todos los días defendemos una salida de la crisis que beneficia a la clase trabajadora. Para hablar de trabajo decente y de vida digna tenemos que hablar de mejorar los salarios y las condiciones mínimas de los contratos de trabajo, de nacionalizar empresas estratégicas como las energéticas, las empresas de obras públicas o la banca, pero también de que los ricos paguen más impuestos y los pobres paguemos menos, de acabar con los privilegios de los caciques, de la casa real y de la iglesia, o de acabar con los gobiernos corruptos pero también con las empresas que corrompen, entre otras muchas cosas.

El domingo tenemos que reivindicar el trabajo decente, como también lo haremos los próximos días 24 y 27 de octubre, con movilizaciones convocadas en toda España bajo el lema “si nos movemos cambiamos todo”. Esos días saldremos a las calles de toda España para luchar por unos derechos que nos han quitado con la excusa de la crisis: trabajo digno y salarios dignos, redistribución de la riqueza o medidas contundentes contra la corrupción, entre otras muchas.

Por todos estos motivos invitamos a quienes estén de acuerdo con la necesidad de recuperar derechos a tomar conciencia de su fuerza y a reivindicar un trabajo digno para una vida digna.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies