El hospital Infanta Elena acoge la I Jornada sobre Daño Cerebral Adquirido

0

Conocer y analizar el impacto que la aparición de una lesión cerebral repentina provoca en un paciente y en todo su entorno familiar y social, así como informar sobre las posibilidades de recuperación que ofrecen las distintas terapias no farmacológicas, son algunos de los objetivos que se ha marcado la I Jornada sobre Daño Cerebral Adquirido (DCA) que se está celebrando durante la mañana de este jueves en el Hospital Infanta Elena y que está organizada por la Asociación de afectados provincial, con la colaboración del centro sanitario, así como de la Universidad de Huelva, el Ayuntamiento de la ciudad y la Diputación Provincial.

Esta primera edición de las Jornadas se enmarca en los actos conmemorativos del Día Nacional del Daño Cerebral Adquirido, que se celebra mañana día 26 de octubre en toda España, y con la que se ha querido seguir trabajando en la visibilización de este problema de salud que también afecta al ámbito social, laboral y familiar. Una situación que se estima que estén sufriendo más de 80.000 andaluces y que está considerada una de las principales causas de discapacidad crónica en la comunidad.

El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Rafael López, acompañado por el director gerente del Hospital Infanta Elena, Carlos Gutiérrez, han acompañado a la presidenta de la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Huelva, Clara Ortiz, durante el acto de apertura de esta Jornada, en la que se ha puesto de manifiesto la importancia de reforzar los lazos de colaboración entre todas las Administraciones, cada una desde sus competencias y de la mano del movimiento asociativo, para hacer frente a una situación que cambia por completo la dinámica personal y familiar del paciente.

El Daño Cerebral Adquirido es el resultado de una lesión súbita en el cerebro que provoca diversas secuelas tanto de carácter físico, como sensorial y emocional, y que puede haber sido ocasionada por diversas causas, entre las que se encuentran traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebrovasculares, más conocidos como ictus, diferentes tipos de tumores o bien por hipoxias a consecuencia de la interrupción de la llegada de oxígeno al cerebro.

Este tipo de lesiones provocan generalmente un cambio repentino del estado de consciencia del afectado, cuya gravedad y duración son variables, ya que oscilan desde una confusión mínima en tiempo y en contenido hasta un estado de coma profundo o coma vegetativo persistente en los casos más graves. Además, produce la alteración de las funciones cerebrales de la persona generando déficits a nivel físico, cognitivo, emocional y social.

Es por ello que han querido poner una especial atención en esta primera edición en el proceso de recuperación del paciente, tanto a nivel del sistema motor, con la participación de la jefa de servicio de Rehabilitación del Hospital Juan Ramón Jiménez, Isabel Amores, como cognitivo. Y para ello se presentarán también los resultados de algunos estudios realizados dentro del ámbito de la neuropsicología por parte de la Facultad de Educación, Psicología y Ciencias del Deporte de la Universidad de Huelva.

Precisamente con la intención de asesorar a este colectivo en el ámbito social, el trabajador social del Hospital Infanta Elena, Manuel García, hará un repaso por aquellas prestaciones sociales en materia de dependencia y reconocimiento de la discapacidad y también de aquellos servicios disponibles para ayudar a las familias de los afectados, sobre todo aquellos de más reciente diagnóstico, a asumir los cambios en el estilo de vida del paciente y de todo el núcleo familiar.

La participación de un cuidador, miembro de la Junta Directiva de ASDACE, servirá también para acercarnos a una realidad difícil, sirviendo a la vez como testimonio de ánimo que ayude a las familias y los propios afectados a seguir luchando por la recuperación entendiendo que, si bien este tipo de lesiones limita significativamente el desempeño de su rol familiar, profesional o familiar, no tiene por qué suponer el final de su proyecto vital.

La asociación de afectados ASDACE está constituida formalmente por un grupo de familiares de este tipo de pacientes que cuentan con la colaboración de profesionales del ámbito socio-sanitario, unidos por el deseo de responder a las necesidades de este colectivo y velar por los derechos de los afectados y sus familiares para garantizar todas aquellos servicios y actividades que contribuyan a mejorar su calidad de vida.

Esta actividad se enmarca en las líneas de trabajo y colaboración que se vienen manteniendo durante los últimos años entre el Hospital Infanta Elena y el movimiento asociativo, tanto de pacientes como aquellos que integran a otros colectivos, con el fin de mejorar la asistencia que se presta a los ciudadanos e incorporar sus propuestas en la gestión de la atención sanitaria.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies