El conflicto familiar del bodeguero fabricante del Luis Felipe

0

El juzgado número 3 de Primera instancia e instrucción de la Palma del Condado ha dictado el pasado 25 de abril de 2018 sentencia firme dimanante de los autos 128/2018,sobre reclamación de filiación no matrimonial, instada por Laura García Luque contra Fernando Rubio Millán, declarando que el segundo es padre biológico de la primera, con todos los efectos inherentes a tal declaración, remitiéndose mandamiento al Registro Civil de Sevilla , a los efectos de practicarse la oportuna inscripción registral, la cual se ha producido con fecha 16 de noviembre de 2018.

Este hecho adquiere la categoría de noticia al comprobarse que el padre, Fernando Rubio Millán es el propietario mayoritario y administrador único de la Bodega Rubio 1893 S.L, ubicada en la Palma del Condado y productora del mundialmente famoso y reconocido Brandy Luis Felipe, así como de otros productos.

Laura Rubio García nació el día 1 de agosto de 1981, fruto de la relación extramatrimonial mantenida entre el Rubio Millán y Esperanza García Luque, habiendo perdurado en el tiempo durante más de 36 años. Teniendo 1 año de edad fue bautizada en la iglesia de La Estrella de Sevilla, actuando como padrino su tío y hermano de su padre, José Luis Rubio Millán, copropietario de las bodegas.

Según el abogado de Laura García, “durante todos los años que ha durado la relación, Fernando Rubio ejerció una doble vida con su familia legal y la relación extramatrimonial que mantenía, visitando a su hija tres veces por semana, ya que disponía de oficinas en Sevilla. Las citadas visitas se incluían las celebraciones especiales, tales como Primera comunión, cumpleaños, onomásticas, fiestas navideñas etc., y de todos estos eventos se conservan reportajes fotográficos y vídeos. Incluso muchos días comía con su segunda familia, a la que ha ayudado económicamente hasta el mes de septiembre de 2017, mes en el que se produce la ruptura al exigir Laura a su padre el reconocimiento de su paternidad y un trato igualitario con el resto de sus cinco hermanos”.

El abogado de Laura explica que “la respuesta del señor Rubio Millán fue absolutamente negativa sin dar explicación alguna, levantándose en medio de la conversación que mantenían y marchándose de la casa. Desde este instante no ha existido relación alguna entre padre e hija, lo cual ha conllevado a la interposición de la demanda de filiación (7 de febrero de 2018) y al posterior allanamiento del demandado reconociendo su paternidad”.

Para el abogado demandante, “esta actitud del Sr. Rubio Millán supone que ha abandonado sus obligaciones paternales para con su hija, cortando cualquier comunicación afectiva y económica, lo cual ha provocado que Laura haya tenido que abandonar la vivienda en alquiler que atendía su padre, así como la atribución económica que mensualmente le asignaba, originando una situación insostenible para Laura”. Además, “está el temor por nuestra parte de que se pudieran producir movimientos patrimoniales que acabaran por perjudicar en el futuro la legítima de nuestra cliente”.

Por último, el abogado ha indicado que “es conveniente significar que el despacho de letrados que la asiste ha intentado un acercamiento a través del letrado de Fernando Rubio Millán, solicitando exclusivamente una reconciliación y un trato igualitario con el resto de sus hermanos, tanto en el ámbito afectivo como económico, obteniendo una respuesta absolutamente negativa, tras reunión mantenida en su despacho de Huelva”.

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies