AOSA-TEA celebra las jornadas ‘El Síndrome de Asperger entra en clase’

0

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El delegado de Educación, Vicente Zarza, ha destacado la labor “constante y entusiasta” de la asociación AOSA-TEA, en la apertura de las jornadas ‘El Síndrome de Asperger entra en clase’, que se celebran este miércoles y jueves en la Universidad de Huelva. En su intervención ha manifestado la importancia y el trabajo conjunto y coordinado entre la familia, los docentes y los profesionales.

El objetivo de estas sesiones de trabajo, organizadas por la Asociación Onubense de Síndrome de Asperger y TEA (AOSA-TEA) junto a la Universidad de Huelva y la Consejería de Educación, es ofrecer formación a los asistentes, así como crear un espacio de reflexión y debate sobre la educación de los niños y niñas con Asperger. La acción formativa cuenta con la presencia de profesionales en la materia, que han abordado desde diversas perspectivas, las dificultades de aprendizajes y las metodologías de enseñanza adaptada a los estilos de aprendizajes de estos niños y niñas, así como su realidad en el sistema educativo.

La jornada del jueves estará destinada a la realización de distintos talleres como ‘Con “A” de Asperger y Ansiedad’, ‘Estrategias que funcionan: herramientas de modificación de conducta para alumnos con Síndrome de Asperger’ o ‘Metodología de enseñanza adaptada a la diversidad del alumnado: Lo que funciona para el alumno Asperger, funciona para todos sus compañeros’.

El delegado territorial también ha alabado la importancia de la Asociación AOSA-TEA, ya que presta unos servicios asequibles y específicos a la amplia comunidad de personas de la provincia con necesidades derivadas de sus rasgos tipo asperger/autista.

El Síndrome de Asperger es un trastorno muy frecuente y, sin embargo, poco conocido por la población general e incluso por muchos profesionales. Actualmente, se engloba en los llamados Trastornos del Espectro del Autismo, aunque los síntomas no son tan severos como en el caso del autismo. De hecho, la inteligencia de un niño con asperger es normal, incluso en algunos casos su coeficiente intelectual puede estar por encima de la media, pero su diferente modo de entender el mundo afecta a su relación con los demás y dificulta su integración y desarrollo.

Aunque cada persona con Asperger es distinta, en general, tienen en común dificultades para las relaciones sociales, debido en parte a que padecen una alteración en los patrones de la comunicación verbal y no verbal: pobre gestualidad; dificultad para comprender conceptos abstractos, por lo que no entienden las emociones, las frases hechas, las ironías; habla marcada por la falta de ritmo y un tono monótono; no modulan el volumen de la voz.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies