Neurólogos, enfermeros y pacientes enseñan a convivir con el Parkinson

0

Más de un centenar de pacientes y cuidadores han asistido esta tarde en el salón de actos del Hospital Infanta Elena a las I Jornadas sobre Parkinson que, con el título “Vivir con Parkinson”, pretenden ofrecer información y formación a los pacientes y a sus familias sobre la enfermedad, sobre sus cuidados y, en particular, sobre aquellos comportamientos o hábitos más aconsejables que deben tener en cuenta para mantener una buena calidad de vida y retrasar el avance de las complicaciones asociadas a esta patología.

Estas I Jornadas, que han sido organizadas por el Servicio de Neurología, que integra profesionales de los Hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena, y la Asociación de Parkinson y Otros Trastornos del Movimiento de Huelva, nace con vocación formativa, convencidos de que el conocimiento y la actitud que el millar de pacientes que se encuentran en seguimiento en la Unidad sean capaces de plantear ante la enfermedad, determinará la forma en la que puedan seguir disfrutando de sus vidas integrados en la sociedad.

Para ello, se ha puesto en marcha esta iniciativa, que gira en torno a tres ponencias que intentan marcar las diferentes perspectivas. Por un lado, el responsable de Neurología, Juan Manuel Oropesa, ha realizado un pequeño recorrido por la enfermedad, síntomas y complicaciones de la misma, así como sobre la respuesta que la ciencia y el sistema sanitario pueden ofrecer a los pacientes en la actualidad. Una alianza que ha cambiado mucho en los últimos años y que permite albergar nuevas esperanzas de cara al futuro.

Por otro lado, la enfermera de la Unidad de Parkinson y Trastornos del Movimiento, María José Vázquez, se ha centrado en los cuidados y hábitos que los pacientes deben adoptar para mejorar su estado de salud y su calidad de vida, destacando la importancia de implicarse en la lucha contra la enfermedad y la consecución de una buena calidad de vida, como un elemento fundamental para vivir mejor y con menor dependencia.

Para terminar, el presidente de la Asociación de Parkinson de Huelva, Enrique Gutiérrez, ha presentado los objetivos e iniciativas que la entidad está iniciando en la provincia con la intención de servir de foro de encuentro para los afectados. Encontrar un punto de apoyo en el contacto con otros pacientes, participar en actividades adaptadas a sus necesidades y compartir la información disponible de modo fiable, son también beneficios que pueden encontrar en el movimiento asociativo y que esta tarde se han puesto de manifiesto.

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa y progresiva, que se origina por la destrucción de neuronas dopaminérgicas (neurotransmisores), que actúan transmitiendo información en el sistema nervioso central. Esta pérdida de neurotransmisores produce en el paciente alteraciones del movimiento, tales como temblores en estado de reposo, rigidez muscular, movimientos lentos (bradicinesia) e inestabilidad postural, aunque también pueden presentar alteraciones cognitivas y otros síntomas no motores. La prevalencia en España es de unos 100 a 200 casos por 100.000 habitantes, aunque se estima que alrededor de un 30% no están diagnosticados.

Con el objetivo de ofrecer una respuesta ágil e integral a esta patología crónica, que se ha convertido en la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente en nuestro país después del Alzheimer, el sistema sanitario público onubense cuenta con una Unidad específica de Parkinson y Trastornos del Movimiento, que atiende desde dos consultas situadas en los hospitales de la capital, a los afectados de toda la provincia.  El objetivo es, una vez confirmado el diagnóstico, reforzar el seguimiento de estos pacientes para adaptar los tratamientos a su evolución y poder ofrecer una respuesta efectiva a algunos de los síntomas que presentan, tanto de carácter motor como cognitivo, ofreciendo información a pacientes y familiares.

El sistema sanitario público en Huelva ofrece también a los pacientes que lo requieren los tratamientos considerados de segundo nivel, que suponen un paso más en el aumento de la cartera de servicios de la provincia. La Unidad dispone así de todas las terapias existentes, excepto la quirúrgica, para tratar a pacientes con la enfermedad de Parkinson, entre las que se encuentran las terapias avanzadas mediante la implantación de dispositivos con sistemas de infusión continua de fármacos, que están ofreciendo una mejora sustancial de su calidad de vida.

Dentro del ámbito de la investigación, la Unidad de Parkinson y Trastornos del Movimiento está participando también en un estudio multicéntrico y de carácter internacional sobre los efectos de determinadas terapias en los pacientes más afectados, tratando de encontrar nuevas vías para ralentizar la progresión de la enfermedad, así como reducir el impacto de las complicaciones asociadas.

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies