La UNIA celebra unas jornadas sobre la reforma del Sistema de Pensiones

0

La sede del rectorado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) ha acogido una jornada para analizar la reforma del Sistema de Pensiones en España, el futuro en sí de este sistema y las perspectivas de población tanto ocupada como pensionista en los próximos 20 años. Aumentar la productividad española, a un mayor ritmo, y evaluar correctamente los efectos de las migraciones para reformar el sistema de pensiones, son dos de las principales conclusiones de los expertos convocados por la UNIA en colaboración con la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA).

En la jornada, que inauguraron el rector de la UNIA, José Sánchez Maldonado, y el vicerrector de formación no reglada, calidad e investigación, José Ignacio García Pérez, se han analizado las posibles consecuencias de la derogación de la reforma de 2013 de la normativa sobre pensiones. Además, tras repasar las principales previsiones demográficas para la sociedad española en los próximos años, se presentó un estudio donde se construyen proyecciones de los ingresos y gastos del sistema de pensiones contributivas de la Seguridad Social hasta 2070, con y sin dicha reforma, y se han explorado sus implicaciones para las cuentas públicas y para el reparto de la renta entre activos y pensionistas bajo dos escenarios alternativos sobre el influjo de inmigrantes en las próximas décadas.

Alfonso R. Sánchez Martín, profesor de CUNEF e investigador de FEDEA señaló “la dificultad de evaluar los efectos de la inmigración”, destacando que “reflejar en el modelo de pensiones las características reales de los inmigrantes y su ajuste al sistema productivo español presenta importantes dificultades”. Asimismo, puso de relieve “la dificultad de cuantificar y realizar el cálculo económico sin conocer los factores sociológicos y psicológicos de dicha población”.

“Los decisores públicos cometen los mismos errores, o similares, a los que pueden cometer los ciudadanos a la hora de prever sus ahorros”, dijo Sánchez Martín, quien indicó que dichos errores afectan principalmente a “las expectativas de ingresos por infravaloración de riesgos tales como el desempleo, el divorcio, o la salud, que se erigen como los más determinantes”.

Sánchez Martín afirmó que “revertir la reforma de pensiones de 2013 obligaría a una subida de impuestos sobre el trabajo de casi el 50% desde hoy hasta 2050”. Y agregó que “contener la inmigración sin pensar en las consecuencias económicas de esta decisión política es muy arriesgado, tal y como se están dando cuenta en países con tanta cultura económica como el Reino Unido”.

Por su parte, los profesores Ángel de la Fuente y Luis Ángel Hierro debatieron sobre ¿quién debería pagar los costes de la contrarreforma del sistema de pensiones? De la Fuente sostuvo que “la mayor garantía de la sostenibilidad del Estado del Bienestar es conseguir aumentar la productividad y a un mayor ritmo del actual para, de esta manera, poder alcanzar una distribución más eficiente de la riqueza, intentando no perjudicar excesivamente a ningún segmento de la población”. Hierro fue tajante al señalar que la contrarreforma es necesaria, y que “no hay que tener más miedo del necesario para afrontarla”. “La sociedad española es capaz de resolver el problema de las pensiones”, concluyó.

La primera ponencia corrió a cargo del director del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), Jesús Sánchez Fernández, quien ofreció los datos más actualizados de las proyecciones de población para Andalucía en los próximos 30 años. Sánchez afirmó que la población andaluza “retrocederá y será más vieja”, observando los datos medios de tres proyecciones realizadas por el IECA, pese a que aumentará la natalidad. En este escenario, Sánchez dibujó la pirámide poblacional andaluza que tendrá forma de “copa de champán”, con un grueso de población por encima de los 50 años.

Asimismo, el director del IECA mostró el comportamiento que tendrá el gasto sanitario andaluz en los próximos años (hasta 2035), y resaltó la necesidad de que el presupuesto para atenderlo “deberá incrementarse hasta esa fecha, como mínimo, en un 20%”.

Por su parte, Miguel Ángel García Díaz, investigador de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), habló del reto demográfico en España, asegurando que “las pensiones son un elemento capital dentro del estado del bienestar de un país y de sus cuentas públicas, y que sin duda tienen una gran incidencia electoral”. García Díaz afirmó que “las pensiones en España son comparables con los países centrales de la UE de acuerdo a las posibilidades de la economía y son las mejores en tasa de reposición y generosidad”.

Asimismo, según García Díaz, el reto de futuro de las pensiones “va a ser muy exigente, incluso contando con escenarios demográficos más favorables, y por tanto, contando con más renta”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies