El cadáver de Laura Luengo tiene un fuerte golpe en la cabeza

0

La Guardia Civil continúa este martes las investigaciones para esclarecer las causas de la muerte de la joven zamorana Laura Luelmo, cuyo cadáver fue encontrado este pasado lunes a unos cuatro kilómetros de El Campillo, localidad donde había alquilado una vivienda después de haberse trasladado a la provincia de Huelva para cubrir una baja en el instituto de Nerva. A la espera de los resultados definitivos de la autopsia, que se está practicando en el Instituto Anatómico Forense de Huelva, fuentes de la investigación han señalado que, según se determina en una primera inspección ocular, el cadáver presenta un fuerte golpe en la cabeza y signos de violencia en el cuello.

Los agentes de la UCO están centrando sus investigaciones este martes –tal como recoge la imagen de Julián Pérez que ilustra esta información– en la calle Córdoba, donde Laura había alquilado la vivienda número 13. Dada la rumorología que se ha extendido por la localidad y redes sociales, fuentes de la investigación han descartado que un vecino de esta calle sea el principal sospechoso, toda vez que el día de la desaparición se encontraba en la cárcel de Ocaña. Sin embargo, este hombre tiene un hermano gemelo que sí estaba en El Campillo ese día y ha cumplido condenas por asesinato y robo.

El cadáver de la profesora de 26 años fue encontrado este lunes, en torno a las 12.00 horas, a unos kilómetros de El Campillo, en una zona de terraplén y matorrales, por un voluntario que participaba en las labores de búsqueda. La zona fue acordonada para la búsqueda de pruebas que pudieran arrojar luz sobre lo que le ha ocurrido a Laura, que se encontraba en la localidad minera desde primeros de diciembre, después de haber alquilado una vivienda desde donde se trasladaba a dar clases al instituto de Nerva, donde era profesora.

Aunque la identificación oficial del cadáver no se había producido en un primer momento, el delegado del Gobierno en Andalucía, a pesar de que había pedido máxima prudencia, había admitido que todo apuntaba en una misma dirección: que el cadáver era el de Laura. La familia ya disponía de esa información.

Curiosamente, el cuerpo de la joven zamorana se encontró en un lugar que ya había sido rastreado en días anteriores por voluntarios, por lo que los investigadores han sospechado que el cadáver podría haber sido trasladado, descartándose una muerte accidental.

A las 18:40 horas de ayer lunes, y en presencia de la titular del Juzgado Nº1 de Valverde del Camino, se produjo el levantamiento del cadáver y su posterior identificación.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies