EL ESTERO: La maleta

0

(Firma: J. J. Conde)  Hay veces en que la maleta –ese objeto que sirve fundamentalmente para que la vida se haga y se deshaga-adquiere un protagonismo tal que ya lo quisieran para sí algunos representantes del mundo de la farándula. Y es que ese espacio de forma rectangular tiene por costumbre alojar y desalojar en cuestión de horas todo un mundo derealidades y ficciones. Pues que no se contenta la maleta con servir solamente para estar enjaulada en cualquiera de los roperos de cualquier vivienda. A ella lo que le gusta de verdad es que la mimen a conciencia, que la traten por lo menos con el mismo esmero con el que los dueños depositan en el fondo sus sueños.

En estos momentos, en Andalucía, la maleta se ha encaramado de golpe y porrazo al pódium de la popularidad más extrema.Que no pasa un solo día sin que se la tenga a plena disposición, bien porque los porteadores de la misma se hallan inmersos en un tragicómico baile de movimientos forzados, bien porque el viaje a Panamá no tiene espera o mismo porque la ambición trabaja a destajo y todo es un ir y venir y chirriar de ruedas a través de las galerías del Hospital de las Cinco Llagas de Nuestro Redentor. Lo cierto es que este habitáculo de madera, de cartón piedra o de policarbonato de colores varios, se mueve en el presente como pez en el agua.

Que la maleta vive y revive sin necesidad de milagro alguno.De poco sirve el que los mutantes de estampa fina la arrastren inmisericorde, encadenada, por los alrededores de las cuatro esquinas de aquella plaza. O que en un revuelto de estigmas los acostumbrados al chaqueteo la abandonen con altivez y para siempre, eso sí, completamente vacía. Porque no le quepa a usted duda de que este valioso escondrijo resiste con valentía el envión de todoslos malos modos habidos y por haber. ¿Acaso no destila esta hermosa caja, magia de la pura y de la dura? Yo creo que sí. Y si en algún momento decayó su compostura por mor de los vientos racheados que acompañan al ser humano, de vez en cuando, hay que reconocer su intrínseco heroísmo para sobreponerse a los mismos con el espíritu que le caracteriza. Ya que desde que tuvo razón de ser nunca dejó de sermaleta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies