Auge del comercio online a nivel mundial

0

Cuentan los historiadores que el factor que desencadenó la primera revolución industrial fue, sin duda, el carbón y la creación de las industrias, lo que hizo que se pasara de una sociedad donde primaba el mercado en torno a los pequeños oficios a la llegada de las fábricas, donde trabajaban miles de personas. Años más tarde, llegó la segunda revolución industrial, esta vez en torno al petróleo, donde los medios de transporte, junto a la creación de nuevas industrias, cambió el mundo. Ahora nos encontramos en lo que algunos expertos consideran es el inicio de la tercera revolución, que tiene en Internet a su principal motor.

Desde un punto de vista de los negocios, Internet lo cambio todo, en especial la forma de comprar por parte del consumidor. Y, por su puesto, cambia la forma en la que un emprendedor se enfrenta a la creación de un negocio. No hace mucho, cuando un empresario creaba una empresa, sólo pensaba si el nombre de su negocio sonaba bien. Pero hoy en día la cosa cambió y lo primero que hace tras pensar en el nombre es en regístrarlo como dominio, pues un alto porcentaje de sus futuras ventas vendrán de las compras online.

Hoy día, cualquier cosa se puede comprar por internet, sin limitaciones: ropa, calzado, entradas, coches, teléfonos, ropa usada, etc., inclusive más rápido, sin soportar colas y desde tu propia casa o teléfono móvil. Mucho mejoró el tiempo de envío, que hoy día puede estar en 24 horas, con un precio mínimo en gastos, que se reduce aún más si compras mucho. Algunas empresas, hasta lo ofrecen gratis.

Pero aún existen personas reacias a la compra online, ya que todo va en función de una tarjeta de crédito. Por si no lo sabes todavía, los bancos ofrecen un servicio llamado ‘Tarjetas virtuales’, por el cual un cliente pone un límite, por ejemplo 50 euros, con lo que evita que, en el caso de que hubiera algún tipo de estafa, ésta pueda superar esa cantidad. De esta forma podemos estar tranquilos sobre el resto de nuestra cuenta. En este aspecto, los bancos han mejorado mucho a nivel de seguridad, ofreciendo hasta ellos mismos un servicio de compras online.

¿Qué niveles de seguridad te debes imponer para realizar compras online? En primer lugar, y lo más importante, es que la web donde compres sea de tu confianza, da lo mismo que sean grandes o pequeñas empresas, el caso es que sean seguras. Pierde unos segundos en investigar dicha web, si tiene algún teléfono de atención al usuario, etc., llama si es necesario y habla con ellos, sobre todo si es material con alto coste y te informas de posibles devoluciones.

En segundo lugar, ya lo dijimos antes: utiliza tarjetas especiales para compras por internet. Te las ofrecen los bancos, son gratuitas, o en su caso, habla antes con tu banco para informarte bien sobre los límites, seguridad, etc.

Por el contrario, si eres tú el que quieres que tu negocio tenga ventas por internet, vía compras online, no lo dudes, pon seguridad en tu página (protocolo https), habla con tu proveedor de internet o empresas especializadas como ‘SEO Ibérica’, el precio es de unos 20 euros al año y, además, google te lo agradecerá. Ofrece además distintas formas de pago (por cuenta corriente, paypal, transferencia, contra reembolso) e informa al cliente exactamente del total de la compra, impuestos, gastos de envío y tiempos de recepción de la mercancía. También puedes acudir a organismos oficiales para pedir más información al respecto.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies