PP, UP y PSOE pugnan por el quinto diputado por Huelva

2

El próximo viernes, 12 de abril, va a dar comienzo de manera oficial la campaña electoral de las Generales, que conducirá a las urnas el domingo 28 de abril. No cabe duda de que va a ser una campaña electoral especial por transcurrir buena parte de la misma en plena Semana Santa.

Cinco diputados y cuatro senadores elige la provincia de Huelva, una de las provincias que, por su población, menos representantes aporta al Congreso de los Diputados. El sistema de elección para el Senado no da lugar a grandes sorpresas, ya que la formación que quede en primer lugar obtendrá tres representantes y la que ocupe la segunda posición se llevará el cuarto senador en disputa. La ventaja que PSOE y PP tienen con el resto de formaciones hace que el histórico reparto de 3 senadores para los socialistas y 1 para los populares sea una puesta prácticamente segura.

No ocurre lo mismo con el reparto de escaños para el Congreso de los Diputados. A tenor de los resultados de las pasadas autonómicas y generales, y del incremento de participación que auguran las encuestas para el 28 de abril respecto al 2 de diciembre, todo apunta a que cuatro diputados están prácticamente decididos: 2 para el PSOE, 1 para el PP y 1 para Ciudadanos. ¿Quién se llevará el quinto diputado por Huelva? Esa es la gran interrogante y casi única que hay en esta provincia de cara al día 28.

Las diferencias son tan escasas que cualquier cosa puede ocurrir. Las máximas opciones son para Unidas Podemos, pero para lograr mantener el diputado que ya logró Podemos en 2015, deberá mantener como mínimo los 30.000 votos de las pasadas autonómicas. El mayor peligro para esta formación es la del voto útil en favor del PSOE, que de ser muy importante podría dejarlo en fuera de juego y sin representación.

El PP aparece como el gran competidor de la formación de izquierdas, aunque con quien realmente compiten los populares a la hora de captar votantes es con Vox. Si el PP logra convencer a sus antiguos votantes de que votar al partido de Abascal es ‘regalar’ el voto, tendrá alguna posibilidad. Los 47.653 votos de las autonómicas son insuficientes para un segundo diputado al Congreso, para lo que los populares precisan superar con holgura los 60.000 votos. ¿De dónde pueden salir esos 13.000 votos? En menor medida de los abstencionistas de las autonómicas, pero sobre todo deberían salir de los 17.573 votos de Vox en las andaluzas, que entonces le valieron para obtener un diputado, pero que ahora no le sirven para entrar en el reparto de escaños.

La tercera formación con posibilidades de lograr ese quinto escaño por Huelva es el PSOE. Para que los socialistas se hagan con tres diputados (dos los tienen asegurados) tendría que darse un aluvión de votos que les hiciera pasar de los 66.671 de las autonómicas a algo más de 90.000. El salto es tan grande que parece muy improbable, ya que son casi 25.000 votos más. Votos que tendrían que salir de los 30.000 abstencionistas de las autonómicas y de Unidas Podemos.

La conclusión a tenor de estos datos es que PP y Vox luchan entre sí por un electorado que puede dar o no un diputado a los populares si Vox pierde fuerza. Igual ocurre en el terreno de los votantes de la izquierda, entre el PSOE y Unidas Podemos. El voto útil puede acabar siendo la clave de estos comicios en la provincia de Huelva. Para el PSOE lograr tres diputados sería un gran triunfo y quitarse la espina clavada de las autonómicas. Para el PP supondría un extraordinario resultado mantener los dos diputados de hace cuatro años. Y para Unidas Podemos, mantener el histórico diputado de 2015, un alivio y un resultado aceptable. ¿Quién se llevará el gato al agua?

 

 

Compartir.

2 comentarios

  1. La Ley establecxe que los senadores se reparten única y exclusivamente por el número de votos y no como dice la invención del artículo

    • Zahira Peinazo on

      Siendo totalmente correcto lo que usted dice, no es menos cierto que en todas las elecciones que se han celebrado, sin excepción, el partido que ha logrado quedar en primera posición ha conseguido tres senadores, mientras que el cuarto senador ha sido para la formación que quedaba en segunda posición. Como ejemplo valgan las dos últimas elecciones generales, en las que Manuel Guerra (PSOE) logró 91.237 y 85.992 votos; Ana Pérez (PSOE), 87.529 y 82.467; Amaro Huelva (PSOE) 85.805 y 81.058; Loles López (PP), 71.167 y 78.682. ¿Podría ocurrir que un senador de otra formación quedara entre los cuatro primeros? La respuesta es sí. ¿Ha ocurrido eso alguna vez desde que haya elecciones democráticas en nuestros país? La respuesta es nunca. Si relee la noticia, se dice: “La ventaja que PSOE y PP tienen con el resto de formaciones hace que el histórico reparto de 3 senadores para los socialistas y 1 para los populares sea una puesta prácticamente segura”. Como verá se dice “prácticamente segura”. El artículo no se inventa nada, solo se limita a dejar constancia de algo que ha ocurrido siempre y que con el 99,9% de probabilidades volverá a ocurrir el 28 de abril: el partido que queda primero se lleva tres senadores y el que queda segundo se lleva uno, siendo cierto también, repito, lo que usted dice, que los senadores se eligen de manera individual por su número de votos.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies