La Cofradía de Punta alega y pide capturar 15.425 tn. de sardinas

0

El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Punta Umbría, Manuel Fernández, ha presentado ante el Ministerio de Agricultura y Pesca un conjunto de alegaciones para sean tenidas en cuenta a la hora de fijar las capturas para las embarcaciones del Golfo de Cádiz. Según consta en las alegaciones, la cantidad mínima de capturas debe establecerse en 15.425 toneladas, ya que por debajo de esa cifra la actividad no resulta rentable.

El recurso de alzada se hace contra la resolución de este pasado miércoles, 24 de abril, de la Secretaría General de Pesca, por la que se establecen disposiciones de ordenación de la pesquería de la sardina ibérica que se pesca en aguas ibéricas de la zona CIEM 8c y 9a.

El recurso recoge, en primer lugar: “Queremos poner de manifiesto desde esta entidad y, con independencia de lo que se dirá a continuación, que la RESOLUCION de la cual se nos da traslado es INASUMIBLE, INACEPTABLE y que no da solución a la crisis por la cual atraviesa la sardina ni a las continuas demandas del sector. Es más, no se han estimado casi ninguna de nuestras alegaciones, haciendo caso omiso a nuestras reivindicaciones”.

En segundo lugar: “Establece la Resolución que conforme la nueva regla de explotación que determina el nivel máximo de capturas a realizar por las flotas de ambos países, ese nivel de capturas máximo que procede autorizar es de 10.799 toneladas para el año 2019, con independencia de que nuevas evaluaciones puedan recomendar incrementar esa cantidad en la segunda mitad de la campaña.

No obstante, no podemos aceptar esto y como mínimo exponemos que el punto de partida desde el punto de vista socio-económico debe ser de 15.425 toneladas, y ello debido a criterios basados en informes científicos oficiales obtenidos de los datos de julio de 2018.

Repetimos que la flota de cerco no puede sobrevivir con un escenario de capturas de 10.799 toneladas ya que teniendo en cuenta un supuesto reparto lineal pertenecería a cada embarcación unos 16.000 kilos anuales, considerando que con el reparto individual existente hay barcos con 6.000 kilos y esta situación es inaceptable, por lo que solicitamos al Ministerio que reconsidere considerablemente su postura y el tonelaje asignado.

Es por esto que volvemos a pedir al Ministerio que se aplique el principio de proporcionalidad, donde los aspectos económicos, sociales y de preservación de los recursos tengan el mismo valor, entendiendo que el sector pesquero, dada la situación  por la que está pasando, también es un recurso importante en la economía de nuestro país y elemento a considerar en la nueva economía azul que defiende la Política Europea en sus nuevas tesis; por tanto, merece igualmente ser protegido, más aún, cuando cumple con el compromiso de potenciar y mantener la sostenibilidad de nuestro caladero”.

En tercer lugar: “En cuanto a la fecha de apertura de la pesquería de sardina para la flota de cerco del Golfo de Cádiz, la misma tiene que ser desde el 1 de mayo al 31 de julio, con la asignación del 70% de las capturas, y desde el 1 de agosto al 30 de octubre, el 30% restante, valorando y contemplando la posibilidad de aumentar las 15.425 toneladas si los informes científicos pertinentes son favorables.

Y hay que tener presente que los mismos se realizarán en el mes de julio conforme dice la Administración pero que según las últimas noticias que maneja el sector, estos informes están previstos para el mes de octubre, por lo que sus resultados se valorarán en noviembre, por lo que no tendrían incidencia alguna ni repercusión en lo comentado en referencia al 30% de las capturas, sin perjuicio todo ello que contemos con algún que otro avance en el mes de julio”.

El escrito concluye indicado que “de no estimarse nuestras alegaciones, no descartamos concentraciones y/o movilizaciones alertando de nuestra situación a los medios de comunicación para que se hagan eco de la situación que soportamos”.

FACOPE

Por su parte, la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores ha emitido una nota en la que critica la resolución de la Secretaría General de Pesca, “cuyo contenido no recoge prácticamente ninguna de las peticiones del sector del Golfo de Cádiz, hunde prácticamente a la flota de cerqueros con puerto base en Isla Cristina, Punta Umbría, Sanlúcar y Barbate, y condena las empresas y tripulantes a un paro forzado y sin ninguna salida”.

“Lo peor de todo –prosigue la nota– y lo que se lamenta desde los puertos, es la falta de atención y de interés de este Ministerio por solucionar mínimamente alguno de los grandes problemas por los que atraviesa el cerco del Golfo de Cádiz. Para nada sirven las reuniones, las peticiones, las propuestas, las concentraciones, etc, al final la Administración competente en la gestión de esta pesquería dicta Resoluciones donde no se tienen en cuenta las cuestiones socioeconómicas del sector y el empleo que se genera en los puertos y municipios afectados.

Recordemos que el pasado día 19 de marzo, se realizó un inédito e histórico encuentro de las organizaciones ibéricas representativas de la pesca de la sardina en Peniche y a raíz de las conclusiones obtenidas el sector se volvió a reunir en Lisboa, coincidiendo con el segundo día de la agenda del Grupo de Trabajo del ICES de evaluación del Plan de Gestión de la Sardina Ibérica, que se celebraba los días 1 y 5 de abril. Y no podemos olvidarnos de otras reuniones en Sevilla el sector del Golfo de Cádiz para abordar el mismo tema el 15 de enero y de la reciente convocatoria del CCSUR en Santiago de Compostela, donde volvió a abordarse.

Nada de lo acordado por el sector en estos encuentros encuentra acogida en la Resolución. NADA. El esfuerzo del sector en acercar posturas viables de carácter económico y social no se valora.

La Resolución dictada establece unas posibilidades de pesca para aguas ibéricas españolas muy por debajo de la petición del sector, y que al final del reparto, asigna al Golfo de Cádiz unas escasas 986 toneladas para su pesca desde el 1 de mayo al 31 de agosto. Esta cantidad, dividida entre los 84 buques con licencia y entre los 4 meses (aprox. 80 días laborales) genera unas posibilidades de pesca de unas 20 cajas de sardina por barco y día.

En esta situación y como el sector ha venido demandando, pudiera ser más recomendable cerrar la pesquería, y financiar una parada forzada por la situación y con una cuantía económica acorde a la magnitud del problema.

Al sector le quedan pocas opciones, la viabilidad de las empresas armadoras se ve del todo comprometida y es casi imposible mantener el empleo. Más bien lo que parece es que desde  la Administración se trabaja para acabar con la pesca y no para reforzarla.

Y si ya la situación es grave, puede ser aún peor porque además el Ministerio tiene previsto la semana próxima (tras las elecciones generales) restar de las cantidades asignadas a los barcos, los excesos puntuales de consumo de la campaña 2018, por lo que además de muy pocos kilos, se recortarán en los casos en los que algún barco pescó algo de más en la campaña pasada.

Con todo ello, el sector clama por una gestión de la pesquería del cerco responsable, con atención y empatía hacia al mismo y sobre todo teniendo en cuenta que detrás de la pesquería lo que hay son familias y puestos de trabajo. Por eso, no se descartan recursos, concentraciones y/o movilizaciones y quejas ante los medios de comunicación”, concluye el comunicado.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies