Un año más de tradición almonteña con la Saca de las Yeguas

0

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este mañana del miércoles ha tenido lugar la bendición en El Rocío y esta tarde será la entrada en Almonte de las yeguas y potrillos marismeños, en lo que es un año más de tradición de la llamada Saca de las Yeguas, que cuenta en esta ocasión con algo más de 1.200 cabezas de ganado.

Las yeguas y los potrillos han entrado en la aldea almonteña, como es tradicional, a las 10 de la mañana aproximadamente, y se han ido reuniendo las distintas tropas en la explanada frente a la puerta principal del Santuario de la Virgen del Rocío para recibir la bendición, que se producía sobre las 12 del mediodía.

A continuación, las tropas han emprendido de nuevo su camino hacia Almonte, donde, previo sesteo, llegarán hacia las 19:00 horas. Por la noche, el ganado será reunido en el Recinto Ganadero Huerta de la Cañada donde se realizarán en los próximos días las faenas ganaderas propias de esta tradición y se celebrará el II Certamen Agroganadero Saca de las Yeguas, que este año incluye por primera vez el I Concurso de Doma Vaquera y Menores y el I Concurso de Enganches Indoor, entre otras muchas actividades formativas, lúdicas y gastronómicas.

La primera parte de la tradicional Saca de las Yeguas se veía completada en el día de ayer martes, cuando los ganaderos almonteños accedían a las marismas del Parque Nacional de Doñana para reunir a las cabezas de ganado equino de pura raza marismeña que hasta ese momento permanecían diseminadas por el entorno del que son autóctonas, en el que viven y crían, y que les confiere las características únicas que particularizan esta raza en peligro de extinción.

En la mañana del martes, al amanecer, unos 250 ganaderos, organizados en 18 reuniones, accedieron a las marismas y procedieron a localizar las distintas manadas para reunirlas en los lugares previamente fijados, desde las que partían este miércoles hacia Almonte.

Este año, la sequía predominante ha dificultado la búsqueda del ganado, ya que, además de propiciar la existencia de fango que entorpece el acceso en las zonas anteriormente inundadas, los animales, al no encontrar agua suficiente en las marismas, se desplazan hasta lugares más altos y frescos en busca de lo que se denomina “zacallones”. Se trata de una masa de agua de origen natural que es profundizada por el hombre con el fin de que tenga más capacidad y durabilidad y pueda abastecer a los animales salvajes, como la yegua marismeña, por más tiempo. Por este motivo, los equinos han ido llegando a los puntos de reunión de forma más progresiva.

El ganado ha permanecido durante el año repartido en distintas fincas dentro del Parque de Doñana: Marismillas, Las Nuevas, la Marisma Gallega, El Rincón del Pescador, la Dehesilla, Marismas del Rocío, La Vera y este año, por primera vez, se han sumado dos nuevas fincas que posibilitan que los equinos cuenten con mayor espacio y también recursos vitales. Se trata de las fincas de Matochal y Rocina Sur. El acceso al Rocío desde esta última han dado como resultado una estampa inédita: la de las yeguas y sus potros cabalgando hacia el Santuario bordeando el Paseo Marismeño.

El bienestar animal es una preocupación principal para la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño, la entidad responsable de la conservación de la raza equina marismeña, un legado natural único y exclusivo de la zona. Por ello, junto con los ganaderos, accede a Doñana un dispositivo compuesto por cuatro equipos de veterinarios y sus ayudantes y dos equipos de herradores.

Del mismo modo, la asociación dispone asistencia sanitaria y logística para los ganaderos, que una vez culminen esta tarde las complejas tareas propias de la recogida del ganado en las fincas, disfrutarán de unos momentos de convivencia que también forman parte de esta tradición que data del año 1504.

PRESENCIA DE BELLA VERANO

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, Bella Verano, acompañada de la directora general de Calidad, Innovación y Fomento del Turismo, Ana María García López, y de la delegada territorial de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, María Ángeles Muriel, han asistido en El Rocío a la Saca de las Yeguas en su camino hacia Almonte, una tradición que tiene más de cinco siglos de historia.

 

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies