Las balsas de fosfoyesos: un problema gigantesco de 1.200 hectáreas

3

Las declaraciones este sábado del alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, en las que calificaba de chapuza el plan de la Junta de Andalucía para la recuperación de los fosfoyesos, ha puesto en primer plano de la actualidad un problema que se inició en 1968, con la concesión de vertidos otorgada entonces a la empresa Fertiberia.

Desde el 1 de enero de este año ya no se vierten fosfoyesos en la marisma del Tinto, pero el cese no puede ocultar la existencia del que posiblemente es el principal de caso de contaminación industrial de Europa.

El plan de la Junta de Andalucía y del Gobierno central consiste básicamente en ‘tapar’ los fosfoyesos, lo que ha sido duramente criticado por los grupos ecologistas, que entienden que lo único que se trata de hacer es ‘enterrar’ un problema que está a las mismas puertas de la ciudad de Huelva, a 500 metros escasos de la Barriada de Pérez Cubillas.

El alcalde de Huelva se une a estas críticas y exige un plan que no ‘tape’ y sí dé una solución efectiva, que no puede ser otra que la recuperación del dominio marítimo-terrestre ocupado por las balsas de fosfoyesos. Para Pedro Rodríguez no basta con recubrir con arena y plantar árboles, por lo que exige su retirada.

Para hacerse una idea del problema al que se enfrenta la ciudad de Huelva sólo hay que dar un dato: las balsas ocupan 1.200 hectáreas de terreno y el casco urbano de Huelva tiene, según el PGOU, 1.100 hectáreas. El 8 por ciento del término municipal de la capital está ocupado por un inmenso mar azulino que espanta desde una visión aérea.

Este problema ha sido el resultado de 42 años ininterrumpidos en los que las empresas Fertiberia y Foret hanvertido el fosfoyeso que generaba su producción de ácido fosfórico. Un problema que se ha cortado, gracias a la sentencia histórica que dio el Tribunal Supremo en 2007. Fertiberia ha reconducido de producción y desde el 1 de enero ya no genera fosfoyesos y Foret ha optado por el cierre de la actividad, lo que ha dejado, además de un problema medioambiental de primer orden, un problema laboral que sufren cerca de un centenar de trabajadores, ahora acampados a las puertas de la compañía, que quiere sacar provecho de la situación imponiendo unas condiciones inaceptables a otra empresa interesada en un proyecto industrial en la antigua Foret.

La opción elegida por la Junta y el Ministerio de Medio Ambiente es la más barata, aunque los responsables políticos de ambas administraciones han creado una comisión técnica con representación de tres universidades para avalar su plan. El debate está servido, porque ahora ya no son grupos ecologistas sin representación institucional los que critican el plan diseñado, sino que es el alcalde de Huelva el que exige otra solución que, a juzgar por las declaraciones realizadas por Cristóbal Montoro en su visita a Huelva, cuenta con el apoyo del PP nacional y andaluz.

¿Qué es el fosfoyeo?

El fosfoyeso -en inglés Phosphogypsum- es un subproducto blanco de yeso procedente de la producción industrial de ácido fosfórico, con contenidos variables de fases verdosas de fosfato de hierro (vivianita, Fe3(PO4)2·8H2O) y residuos puntuales de fosfatos de cobre (hasta el 70% de sampleita (NaCaCu5[PO4]4Cl·5H2O) que se caracterizan por un color azul intenso.

La materia prima para el proceso de producción de ácido fosfórico es la roca fosfatada, de origen sedimentario, que tiene concentraciones naturales de uranio y torio. La concentración final de uranio y radio en el fosfoyeso viene dada por las características propias de la roca fosfórica. Dependiendo de la procedencia de este mineral (el utilizado por Fertiberia y Foret era de los más radiactivos), tendrá más o menos cantidad de elementos radiactivos. La roca fosfática procedente del mar tiene más concentración de uranio y radio por estar estos elementos en el agua marina.

En el proceso industrial de producción de fosfórico, la roca se tritura y se ataca con ácido sulfúrico. En la reacción se produce ácido fosfórico y yeso, constituyendo este último un subproducto del proceso que suele precipitar con el radio. El uranio y el torio permanecen con el fosfórico.

El destino del fosfoyeso, una vez desechado por la actividad industrial, suele ser el apilamiento en balsas con gran impacto paisajístico, aunque recientemente se ha investigado para posibles usos como:

* relleno del pavimento de carreteras y acerados,

* recubrimiento en vertederos,

* acondicionador del terreno de cultivo,

* fabricación de tejas y lozas,

* fabricación de arrecifes artificiales.

(Texto: Rafael P. Unquiles) (Foto: Rodolfo Barón)

Compartir.

3 comentarios

  1. El alcalde de Huelva y su segundo Curro Moro tienen la cara de cemento armado. Venir a hablar ahora de los fosfoyesos con las ideas y palabras que lleva años publicando La Mesa de la Ría. Esta forma de proceder nos demuestra, una vez mas, lo que significan para los políticos los ciudadanos. Es una falta de respeto y un insulto que Pedro Rodriguez venga a hablar ahora de los fosfoyesos, por cierto sin mencionar al que los ha echado el marqués Villar Mir.
    Ya no engañais a casi nadie

  2. Francisco javier on

    Como un miembro más de la Plataforma Mesa de la Ría……y como diría su compañero Trillo : ¡ manda huevos ¡….

  3. Juan Carlos on

    Ahora que estamos en elecciones se ha dado cuenta el alcalde de las balsas? es un insulto a la ciudadania que durante años ha estado callada y cuando no complaciente si mirando para otro lado, pero si al final han entendido al irse al RAE la definicion de regenerar bienvenida sea la apuesta del alcalde, pero dejar claro que; la mesa de la ria a estado año tras año llamando a las conciencias de los politicos sin resultado, hasta que la justicia ha puesto a FERTIBERIA EN SU SITIO.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies