Escatología electoral

1

Andrés Marín Cejudo

[Andrés Marín Cejudo].

Hace bien el joven –quizá no tanto: 32 años ya son unos cuantos— Javier Valderas en poner el foco electoral en las cagadas. Como candidato de IU en Lepe, las agrupa todas en la misma dirección: aquellas que vienen de las gaviotas del PP que gobiernan en la localidad desde hace ocho años de la mano ‘cetrera’ de Manuel Andrés González.

El hijo del coordinador general de la IU andaluza ha plasmado la ocurrencia en un vídeo de apenas un minuto de duración en el que muestra a la formación como la única capaz de exterminar la hez de los pajarillos símbolo del PP. Ha conseguido lo que quería: los diez minutos de fama de los que hablaba Andy Warhol y a los que todo humano que se precie debe aspirar al menos una vez en la vida.

Convendría, con todo, que nos detuviésemos un momento en el asunto de las cagadas. Porque en esta tierra abundan, sobre todo cuando comienzan las urnas a asomar sus cuerpos desnudos detrás de los visillos de los colegios electorales. Las hay de muchas formas, de diversos estilos y de variados olores, con perdón. En Huelva nos hemos acostumbrado a tragar. Y ya no hay, claro, quién nos quite el sambenito de tontos de pueblo. La lista de cagadas electorales es larga. Nos la sabemos de memoria, como aquellos que recitan de corrido la alineación del Madrid de Di Stéfano. Siempre con los comicios a la vista, alguien asoma su cara risueña para ofrecernos la solución a nuestros males, para prometernos que dejaremos por siempre se estar arrinconados en el culo de Europa.

Muchas de estas cagadas ni siquiera alcanzan tal categoría. Quiere decirse que no pasan de ventosidades mentales, de meras ofensas al ciudadano tranquilo, a quien los políticos se empeñan en tomar por un imbécil que no sabe lo que quiere. En campaña nos ofrecieron una megaestación del AVE con la firma de Calatrava, dos puentes (nada menos) a Punta Umbría, una presa que es ya una promesa en sí misma después de tantos años, la ampliación del estadio Colombino (¿no habrá otras prioridades?), un aeropuerto utópico, un desdoble que ni siquiera ha sido capaz de iniciarse en siete años, y tantas otras cosas. Ahora andan enredados con las promesas a cuenta de las balsas de fosfoyesos, convertidos de nuevo en bandería electoral. ¿El culo de Europa? Hace tiempo que Huelva es el váter por el que evacuar la diarrea mental de los que tratan de cazar votos a golpe de cagada. Y de esparcir la mierda con un ventilador a toda potencia.

Compartir.

1 comentario

  1. Paco Regueira on

    Tenemos lo que nos merecemos absolutamente en todos los sentidos, Andrés,creo que nos has definido bien: el váter del mundo, más que de Europa. Aunque te has olvidado de los aeropuertos y de uno de los puentes a Punta, porque creo recordar que eran tres. Total, será por prometer.
    También te has olvidado de citar a Sevilla. Para ellos si que hay dinero. Siempre los primeros en todo. Ahora hasta unas setas les estan haciendo y para nosotros ni esa mierda del video de I.U.
    Salud,

    Paco Regueira

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies