El 63% de las quejas de consumo son de telecomunicaciones

0

La diputada del Área de Juventud y Consumo de la Diputación de Huelva, Margarita Martín, ha inaugurado esta mañana una jornada de formación sobre telecomunicaciones que, organizada por la Junta Arbitral Provincial de Consumo, ha reunido en el Hotel París a casi un centenar de personas, relacionadas todas ellas con las oficinas de consumidores, y con el objetivo de debatir y analizar temas como la protección de datos, el sistema de facturación o la atención al cliente.

Según datos de la Junta Arbitral Provincial de Consumo de Huelva, en el año 2010 se recibieron un total de 443 solicitudes de arbitraje, siendo el sector de las telecomunicaciones, con un 63 %, el que concentró un mayor número de demandas. De ese 63%, el 38% correspondían a telefonía móvil, el 13% a Internet y el resto, un 12% a telefonía fija.

Por ello, desde la Junta Arbitral Provincial se ha considerado oportuno la realización de esta jornada, donde responsables de las operadoras Vodafone y Movistar, el profesor de Derecho Civil, Luis M. Cuaresma, y la presidenta de la Junta Provincial, Concha Martín, han puesto sobre la mesa asuntos como la complejidad en el sistema de facturación, la desconexión existente entre comerciales y operadores, la facturación por roaming, la atención al cliente, el cumplimiento del laudo, la tarificación adicional, la protección de datos y los retos del futuro, entre otros.

La Junta Arbitral Provincial de Consumo cumple en 2011 doce años desde su creación, en los que ha conseguido que 3.675 establecimientos se hayan adherido voluntariamente al Sistema Arbitral. La diputada responsable, Margarita Martín, ha asegurado que “desde el servicio se realiza anualmente campañas de difusión y adhesión de empresas en todos los pueblos de la provincia, ya que el objetivo es que todos los empresarios tengan la oportunidad de adherirse al Sistema Arbitral y que los consumidores se encuentren protegidos”.

El Sistema Arbitral de Consumo es un sistema extrajudicial de resolución de conflictos que beneficia tanto a los consumidores como a los empresarios, ya que ambas partes están representadas por igual. El procedimiento es gratuito –lo presta la Diputación-, el sistema es rápido y ágil, ya que tiene pocos trámites y los conflictos se solucionan en corto espacio de tiempo, y eficaz, pues los laudos o resoluciones adoptadas son vinculantes para ambas partes.

Las empresas adheridas exhiben un distintivo oficial que acredita su pertenencia al sistema, lo que supone una garantía para el consumidor, que puede confiar en que estos establecimientos le ofrecen un servicio adicional rápido y eficaz para la resolución de posibles conflictos. Se trata, por tanto, de una acreditación de que estos empresarios apuestan por la calidad en el trato a los clientes.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies