Descomposición

0

Javier Berrio

[Javier Berrio].

Como en plaza pública, para que todos sepan: Huelva no puede permitir que la gobierne un partido en putrefacción. Durante 30 largos años, el PSOE ha detentado el poder en Andalucía. Como es natural, siempre ha llegado a ese poder a través de la celebración de procesos electorales, pero pasado un tiempo y urdida toda una trama de intereses, subvenciones y miedos, las victorias electorales no son garantía democrática suficiente.

Porque pertenezco a una generación que soñó con la libertad y la limpieza en la administración pública; porque soy de aquellos que creímos que el cambio era el socialismo; porque pensé que la izquierda era un camino hacia la emancipación de las personas y de los colectivos más desfavorecidos, cierro el puño, no para alzarlo como saludo a una bandera, sino por la rabia que me produce tanta mentira y tanto desafecto.
Mi ciudad, la ciudad de todos, no se merece que quienes han engañado y mentido a tantos, quienes han roto tantas esperanzas y frustrado tantos futuros, retomen el poder en el municipio. Huelva debe reafirmar su fe democrática cerrando el paso a quienes firman cartas (alcaldes de Paymogo y Zalamea, socialistas ambos) amedrentando a los prejubilados de la mina y acusando al PP de poner en peligro sus pensiones porque está denunciando la corrupción en el gobierno andaluz. O plantando cara limpia a quienes piden a los prejubilados que “hagan uso de su derecho a no declarar” (EL MUNDO ANDALUCÍA, 6. Abril. 2011) ¿Qué tiene que ocultar el sindicalista socialista Santiago Donaire? ¿Por qué pide a los prejubilados de Astilleros que no declaren? ¿No entiende que éso sólo sucedería si fuesen imputados? ¿Es que Donaire pretende que la sociedad piense que los prejubilados son delincuentes? O lo que es peor, ¿es que el secretario provincial de la Federación de Metales, Construcciones y Afines de la UGT de Huelva, Sebastián Donaire (UGT), quiere que los mismos prejubilados crean que han hecho algo ilícito?
La magistrada Ayala tuvo que dar ultimátum al gobierno andaluz y hubo de pedir la custodia de las actas por sospechas de que pudieran ser manipuladas; el consejero Pizarro dimitió y fue seguido por su segundo; el hijo de Manuel Cháves está bajo sospecha por comisionista irregular y se podria estar dando tráfico de influencias. En Huelva, José Juan Díaz Trillo viene a hacerle la campaña a Petronila Guerrero y al ectoplasma de su candidatura, y se le ocurre que sobre los fosfoyesos se puede construir –no hace falta retirarlos-, sin preocuparse por la salud de los ciudadanos. Y esto lo propone el consejero de medioambiente, que además es onubense y que no visita al alcalde de la ciudad para darle alguna explicación o sólo por saludarle (¡qué poco estilo!).
Y en Madrid, ya ven. El presidente del gobierno dice que no se volverá a presentar a las elecciones y que eso ya lo tenía pensado hace ocho años –de tanto mentir igual se acaba creyendo esto también-. El candidato mejor posicionado a sucederle, Rubalcaba, vive preso de un pasado que se llama Faisán y que a pesar de la lucha encarnizada del gobierno contra el poder judicial, cada vez le atenaza más. Y España, y Andalucía y la provincia de Huelva (Zapatero, Griñán y Petronila), comidas por el desempleo y la desesperanza a causa de la soberbia e impericia de administraciones de opereta temerosas del fin de ciclo que se avecina. Huelva será ejemplo y no dará su ayuntamiento a quienes han arruinado tantas vidas y tantas esperanzas y que ya sólo presentan el rostro de la descomposición

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies