El mal tiempo impide las salidas de las hermandades del Jueves Santo

2

La lluvia impidió las salidas del Jueves Santo (Fotos: Julián Pérez)

(Texto: Javier Berrio) (fotos: Julián Pérez)   Escribí ayer que el Jueves Santo sería un día crucial en la Semana Santa: Jesús se mostrará como el hombre que es, con sus debilidades y sus dudas, con miedo al dolor físico que se avecina y a dejar la vida física. Jesús, el hombre, nos deja dos mensajes de una importancia radical en nuestras vidas. Por un lado, es humano el desear huir del dolor y de la muerte y por otro, hay causas ante las que debemos superar nuestras debilidades y afrontar lo que se espera de nosotros, hacernos cargo de aquello que nosotros mismos debemos esperar de nosotros por la solidaridad que une a quienes han alcanzado es estado de personas.

En el interior de la Merced

Costaleros escuchan la radio para sabe cómo está el tiempo.

Mirando al cielo.

La espera fue larga e infructuosa

El obispo con la hermandad de los Judios

Desgraciadamente ninguna de las hermandades del Jueves Santo en Huelva capital pudieron hacer la estación de penitencia. El mal tiempo lo impidió y esta vez ninguna de ellas se echó a la calle ante el temor a que un aguacero hiciera acto de presencia en un determinado momento.

ORACIÓN EN EL HUERTO

La hermandad consta de dos pasos: misterio y palio. Estamos centrados en el misterio porque Jesús se ha dirigido a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo y les dice: ”Triste está mi alma hasta la muerte; quedaos aquí y velad conmigo”. (Mt. 26:38). La idea de desparecer en el cuerpo, de la vida de pulsiones humanas, el alejamiento de aquellos a los que quiere, le produce la misma angustia que a cualquiera de nosotros. Y aún añade: “ (…). Padre mío, si es posible, pase de mí este cáliz; sin embargo, no se haga como yo quiero, sino como quieres tú”. (Mt. 26:39). Recordaba ayer también que esta sumisión del Mesías a la voluntad más alta y decidida del Padre recuerda aquella misma decisión que el día de la Anunciación llevó a María a pronunciar su ‘Fiat’, su ‘Hágase’ Madre e Hijo comprenden en la bien hilvanada historia evangélica que lo decretado es para que “se cumpla toda justicia”.

En el misterio de la Oración en el Huerto encontramos todos los elementos de la narración evangélica: Jesús en oración, como decíamos, los discípulos que no han sido capaces de velar con él ni durante una hora y una aportación de la cofradía, un ángel que sostiene y ofrece a Jesús el amargo cáliz que tendrá que tomar. Luis Ortega Bru es el autor de la talla de Nuestro Señor (1977) y de las secundarias (1976-1978), excepto del ángel, realización de León Ortega de 1939. El preciosísimo misterio de la Hermandad de la Oración en el Huerto irá acompañado de la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

En el Palio, uno de los conjuntos más hermosos de la Semana Santa onubense, donde María Santísima de los Dolores (obra que Luis Álvarez Duarte realizara en 1968), aparece en su virginal esplendor con uno de los mantos más hermosos, conjuntamente con el palio, de nuestra Semana Mayor. El manto fue realizado en 1905 por Doña Patrocinio Vázquez, con dibujos del escultor José Ordónez. Se trata de una confección de hojillas de plata sobre terciopelo de Lyon en color burdeos. El dibujo es persa y pertenece al romanticismo tardío y se trata de una filigrana de difícil ejecución y de magnificente majestad. La Señora estrena este año rostrillo y doce dalmáticas en el palio. La Hermandad de la Oración en el Huerto fue fundada en la Iglesia de la Merced en el año 1922, mientras que La Vera+Cruz data del siglo XVI. Ambas decidieron su fusión en 1939, año en el que terminó la Guerra Civil.  

MISERICORDIA

La Cofradía de Penitencia del Santo Cristo de la Misericordia, María Santísima de la Concepción y San Juan Evangelista. Recordar que esta hermandad estuvo primero en la Iglesia Conventual de Santa María de Gracia (MM.AA.) y que su primera salida la realizaron desde Estrella del Mar y después desde la Milagrosa. Esta hermandad procesionará el Jueves Santo este año por primera vez, pasando a este día desde la ‘Madrugá’. La lluvia se ha interpuesto en la salida de Misericordia y tendrá que esperar a otra ocasión para hacer su primera estación de penitencia en jueves.

 Las túnicas negras de los nazarenos de esta Hermandad, sus cinturones de esparto y el estricto silencio de respeto y dolor que acompañan al Santísimo Cristo crucificado ya cadáver que pasea esta cofradía, llena de respeto y recogimiento las calles del centro por donde procesiona. Ya no queda nada que hacer, ya el Cristo gritó al Padre aquel “Elí, Elí, lema sabachtani! Que quiere decir: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Mt. 27:46), y no hubo respuesta, porque la suerte había sido echada y sólo quedaba el silencio de la amargura y el dolor… Pero la redención había tenido lugar.

En 1984 llevó a cabo su primera estación de penitencia. La imagen del titular es obra de Gabriel Cuadrado Díaz, de 1983 y la de María Santísima de la Concepción, que aún no sale a la calle, obra de Juan Manuel Miraño de 1996. Está previsto que cuando la Virgen salga a adornar las calles de Huelva con su hermosura y las haga silenciar con su dolor, esté acompañada de San Juan Evangelista, que irá junto a ella en el palio. Hay que observar que se han remodelado las caídas del paso y que estrena broches par cierre de las caídas en oro.

 BUENA MUERTE

La Ilustre y Agustiniana Hermandad de Jesús de la Buena Muerte y Nuestra Madre de la Consolación y Correa en sus Dolores, es otra de esas cofradías ante las que Huelva se pone de pie con vello erizado, porque tiene historia y unos titulares de gran influjo en nuestra semana de pasión. No puede ser de otra manera y al ser esta hermandad agustiniana, no puede salir de otro lugar que no sea la Iglesia Conventual de Santa María de Gracia, la de los 500 años de historia, la casa de las Madres Agustinas. Como en la Misericordia, Jesús ha entregado el alma y se ha hecho el silencio. La Redención es una realidad y el pacto se ha cumplido: sólo el sacrificio de una vida perfecta podía devolver la amistad entre el Creador y sus criaturas. Y por ser salvífica, sanadora y de especial trascendencia, llamaron ‘Buena Muerte’ a la muerte de este Cristo del año 1941, tallado por Joaquín Gómez del Castillo.

 Hubo el Huelva un colegio regentado por los Padres Agustinos y es ahí donde tiene su origen, en 1921, esta hermandad, pasando a procesionar el año 1922 y con Nuestra Señora de Consolación, el año 1928, pero aquellas imágenes se perdieron en la vorágine de la Guerra Civil y hasta el año 1942 no se volverá tener a Nuestra Señora de Consolación, esta vez del mismo autor que el Cristo, Joaquín Gómez del Castillo. Y en el paso donde procesiona Nuestra Señora de Consolación y Correa, la más tremenda soledad humana de una madre que aun que sabía que iba a perder a su Hijo, nunca pudo hacerse del todo a aquella noticia que ya le había atravesado el alma tanto tiempo atrás. El instrumento de la ejecución del Inocente aparece ante ella desnudo, sólo, solo con los restos de la sangre y el sufrimiento para cumplir con un pacto que abriría las puertas a una nueva vida al género humano. La hermandad estrenaba uno de los medallones para los pertigueros del paso del Cristo e irá acompañado por música de capilla, mientras que la Virgen caminará con la Banda de Música de Nuestra Madre de la Consolación, agrupación de la propia hermandad.

LOS JUDÍOS

Decir ‘Nuestro Padre Jesús de las Cadenas, Santísimo Cristo de Jerusalén y Buen Viaje y María Santísima de los Dolores’ en Huelva, es decir nuestra historia más querida. Desde la Merced procesionará hoy, con permiso de la climatología esta hermandad, que quedó constituida por los Siervos y Esclavos de María Santísima de los Dolores en 1772. Este año, la hermandad llevaba como estrenos un par de faroles de entrevarales y nueva vestimenta para Jesús de las Cadenas, a quien se le han restaurado las potencias y el Cristo del Buen Viaje aparece restaurado.

Hay que recordar que ‘Los Judíos’ llevan tres pasos. El primero de ellos, con Jesús de las Cadenas, de autor desconocido pero del siglo XVII, se nos muestra el tremendo dramatismo de un Jesús que aparece encadenado, ensangrentado y lacerado mientras espera la lectura de la sentencia de muerte, mientras un soldado se burla de él y otro porta el látifo del dolor y la humillación. Impresionante plasticidad en el montaje de una escena en la que se nos enseña que ya no hay m archa atrás, que la última palabra sobre la vida del Redentor ha sido dicha y que sólo le queda cargar con la cruz y la propia crucifixión.

El Cristo del Buen Viaje, otra imagen de Jesús ya fallecido y como en anteriores ocasiones, con la Redención consumada y con él habiendo trascendido la vida humana al haberse dirigido a lugares fuera de las dimensiones que nosotros somos capaces de controlar. La talla podría ser del siglo XVI y el autor también es desconocido, como en el caso anterior. La impresionante imagen de Nuestra Señora de los Dolores, especialmente esbelta y de cejas tan bien dibujadas podría datar del XVIII, lo que no está claro, pero tampoco se conoce su autoría.

Compartir.

2 comentarios

  1. Manuel Antonio Velasco on

    Para mi, que no soy creyente, la Semana Santa, además de ser un espectaculo grandioso, transmite un mensaje que independientemente de las creencias particulares es absolutamente valido y compartido por todos, no obstante, los andaluces, hemos puesto el acento en la parte tragica, y a menudo el verdadero mensaje, el de la Resurreccion y la esperanza se ha quedado un poco atras, entre otras cosas porque cuando hace buen tiempo, despues de La Madrugada, todos andamos ya un poco cansados.
    Veamos el mal tiempo con buena cara y esperemos que tengamos una tregua y podamos este año poner en valor esta otra parte de la Semana Grande.
    Desear suerte a todos, y agradecer un año mas las magnificas estampas que quedan ya en el recuerdo de todos los que las hemos vivido.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies