Victoria y Esperanza derraman esplendor mariano y Predimiento vuelve al templo

0
Costaleros observan el caminar de la Victoria. (Julián Pérez)

Costaleros observan el caminar de la Victoria. (Julián Pérez)

Llegó el Miércoles Santo a Huelva como capilla de los momentos más dramáticos de la Semana Santa, el jueves y el viernes. Este jueves, Jesús tomará su última cena con sus apóstoles en la celebración de la Pascua judía, en la celebración de la liberación del pueblo hebreo del poder egipcio. Jesús cumple y no pone en duda las normas judías, las reglas religiosas de su pueblo, y se somete a la celebración. Pero irá más allá. Ya veremos mañana. Entraremos en la intimidad de aquel cenáculo en el que se producirá un acontecimiento tan definitivo para la vida del mundo conocido y por tantos años.

Esperanza

Prendimiento

Hemos vivido un Domingo de Ramos de viento pero donde todas las hermandades pisaron la calle. El Lunes nos traicionó y sólo Calvario, con gran dignidad, solemnidad y hermosura, pudo hacer su estación de penitencia; Perdón y Cautivo hubieron de volver y Tres Caídas, con el mejor de los criterios cofrades posibles, decidió, con dolor, permanecer en casa para preservar el patrimonio para el presente y el futuro también. Y ayer, frente a todo lo previsto, sólo la Sentencia, después de esperar más que el tiempo prudencial, hubo de renunciar a realizar su primera estación de penitencia y el Cristo de la Redención tuvo que quedar para otro año. El resto, Lanzada, Estudiantes y Pasión pudieron salir y en carrera oficial se produjo un trueque de turnos, pasando Pasión, que no quiso cambiar su horario, antes que Estudiantes. Hoy, esperemos, que la climatología se alíe con la estética y la fe, y permita que nuestras tres cofradías de hoy hagan su camino pasionista y de cristiana redención.

PRENDIMIENTO

Pero el Miércoles Santo era el día de los días de la Semana Mayor de Huelva. Y así lo ha sido tradicionalmente. Tres hermandades estuvieron en la calle en comunión de tradición, renovación y, este año, viento. Prendimiento, la última de las cofradías (1992) del Miércoles en sumarse a la estación penitencial de nuestra Semana Santa, viene desde la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen acompañada por la devoción y fidelidad de muchos vecinos de su barrio además de por la Asociación Musical de Nuestra Señora de Valme. En el misterio se está produciendo un acontecimiento trascendental en la Historia Sagrada. Jesús acaba de orar ante su Padre pidiéndole, desde la debilidad humana, no tener que pasar por aquí. Pero puesto que ha decidido someterse a su voluntad, como María lo hizo el día de la anunciación, se deja prender por los soldados romanos una vez consumada la profetizada traición de Judas Iscariote. El misterio está concurrido porque la escena implica a otros personajes secundarios, pero de gran peso plástico y narrativo.

San Juan Evangelista, siempre junto a Jesús, que por algo es el ‘discípulo amado’. Los apóstoles Pedro y Santiago (hasta la aparición de Pablo, Pedro, Santiago y Juan conforman el trío de mayor entidad en el Nuevo Testamento), un esclavo etíope y Malco, quien acabará con la oreja cortada. Este paso, el de mayores dimensiones de la Semana Santa de Huelva, estrena este año la parihuela para el paso y se le han incorporado, a ambos lados, un ave Fénix y un pelícano, respectivamente. Por otra parte, procedió a su salida del templo a las 16:45 y tras realizar gran parte de su recorrido y a sólo unos metros de entrar en carrera oficial, regresó a su templo por temor a la lluvia ya que el Puerto de Huelva alertó de fuertes chubascos sobre las 23.00 horas. El recorrido final por la barriada del Carmen desbordó devoción y la entrada en el tempo fue espectacular, algo que ocurrió precisamente unos minutos antes de las 23.00 horas. Finalmente, no su cumplió la amenaza de lluvia y el resto de hermandades completaron sus recorridos. No así el Prendimiento.

VICTORIA

Pero además, el Miércoles Santo en Huelva es la eclosión del fervor mariano más grande de la ciudad. Dos reinas, una residente en el Polvorín y otra en San Francisco, pasearán su señorío y majestad por una ciudad entregada por igual a uno y otra, cada cual de la suya, pero todos reconociendo la valía y hermosura de la otra. La Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Humildad –obra de Antonio León Ortega de 1942-, en el desprecio de Herodes pone en la calle, como cada año, un espectacular misterio en plata donde Jesús maniatado y humillado pero, humilde, sometido a lo que sabe ‘ha de ser’Herodes ha emitido su decisión y dos soldados franquean al enjuiciado en la conciencia del poder que les reviste el ser soldados del imperio. Fundada en 1939, la hermandad del Polvorín procesiona desde su barrio hasta el casco antiguo para realizar su estación de penitencia, desde 1941 y desde entonces nos cuenta la misma historia recogida del Evangelio. Todo este impresionante y majestuoso misterio caminará con los sones de la Banda de Cornetas y Tambores Nuestro Padre Jesús Nazareno. A las 17:00 hs. se abrieron las puertas de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús para que hiciera salida la cruz de guía de la hermandad; a las 20:30 entrará en carrera oficial y el palio de la Virgen se recogerá a las 03:00 de la mañana.

‘El palio de la Virgen’, digo. Una auténtica joya que brilla como un ascua cuando su candelería, perfectamente colocada, ilumina el precioso rostro de María Santísima de la Victoria. Es difícil explicar cómo se mueve ese palio en la calle, como suenan las bambalinas y los caireles. Qué barroca preciosidad la de su manto y cómo el celeste de sus ropas y el dorado del bordado, hace de su palio un trozo del más excelso cielo soleado en las cariñosas calles de una Huelva que se rinde a su paso. Palio que este año presentará una Virgen de la Cinta completamente restaurada. En 1953, la antigua imagen de María Santísima de la Victoria, obra de Antonio Leon Ortega, resultó quemada por un incendio en el paso. Se dice que ‘Monís’ (DEP), ‘alma mater’ de esta cofradía durante años, recorrió el largo espacio que le separaba del paso de Nuestra Señora en un tiempo más que récord, lo que sí es extraordinario si se tiene en cuenta, como saben bien quienes le conocieron, que Monís presentaba un problema en una de sus piernas que le impedía caminar con normalidad y que explica la enorme pérdida emocional que supuso para le hermandad aquel momento. Pero el espíritu cofrade pudo más que el dolor y pronto la virgen fue restaurada aunque, la que procesiona en la actualidad data de 1968 y es obra de Luis Álvarez Duarte. La talla de la Virgen recibió la medalla de la ciudad entregada por el Alcalde-Presidente de la corporación, Pedro Rodríguez González, en 1997 y será coronada canónicamente en mayo del próximo año. Este año, la Reina del Polvorín va mecida con la música de Nuestra Señora del Rosario, de Sanlúcar la Mayor e incluye en su itinerario la calle de Nuestra Señora de la Esperanza Coronada.

ESPERANZA CORONADA

La Capilla de Santa María de la Esperanza es la culminación, junto a la concesión de la medalla de la ciudad a la Virgen en el año 1994 y su Coronación Canónica en el año 200, de un acto de justicia por una deuda que Huelva tenía con esta Hermandad desde hacía tiempo. Los más viejos del lugar y los que lo hemos escuchado o leído, sabemos de las dificultades y de la odisea en que se convirtió la vida de la cofradía desde la salida de San Francisco Javier (PPJJ). La talla de esta Reina de Huelva fue recorriendo lugar tras lugar hasta que sus hijos cofrades, respirando orgullo y fuerza de voluntad para sobreponerse de tantos agravios recibidos, le construyeron esa capilla en la calle que hoy día lleva el nombre de Nuestra Señora. La Real e Ilustre Hermandad Sacramental de San Francisco (…) y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Expiración, obra de Chaveli de 1938, recorre cada Miércoles Santo, las calles del centro de Huelva en olor de multitudes y devoción. Jesús acaba de expirar y su rostro tiene impreso el preciso instante de la última exhalación. Mª Magdalena, San Juan y Mª del Mayor Dolor (obras de diferentes autores y épocas), completan el potentísimo misterio titular, resultado especialmente expresiva, además del rostro del Cristo, la imagen de contenido dolor de la Madre, Mª del Mayor Dolor. El paso de Cristo está acompañado por la Banda ‘Cristo de la Expiración’, que estrena uniformes este año.

La cofradía de San Francisco se fundó a finales del siglo XIX y en 1936, por razones que todos podemos sospechar, perdió todas sus posesiones. En 1939 fue tallada por Joaquín Gómez del Castillo, la preciosa virgen de color miel que hoy procesiona por nuestras calles y recibe el culto devocional de los onubenses. Hoy la Virgen irá acompañada por la Banda de la Escuela Municipal de Moguer. Entre los varios estrenos que la Hermandad presenta este año, me gustaría resaltar la corona de espinas para el Santísimo Cristo de la Expiración. El manto de la Virgen, bordado con originalidad en oro sobre tisú verde, volverá a resplandecer por nuestras calles con el hermoso señorío de la Virgen que siempre estuvo tan cerca de los marineros, tan unida al mar y tan bronceada por la brisa salada que hasta ella llegaba desde nuestras aguas de Ría con vocación atlántica, descubridora y marinera.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies