La empresa del suelo de Valverde, que no tiene vehículos, gasta 2.000 euros en reparación y limpieza de coches

0

La empresa municipal del suelo y la vivienda del Valverde del Camino (Huelva), municipio gobernado por el PSOE, añadió a la larga lista de facturas en comilonas y cubatas entre los años 2006 y 2009 otra serie de gastos de difícil justificación, según información que publica Andrés Marín en El Mundo.

Según aparecen recogidos en los libros de contabilidad de la Gestora de Infraestructuras de Valverde SA (Givsa), esta empresa cien por cien propiedad del Ayuntamiento hoy en liquidación por quiebra gastó más de 2.000 euros en talleres de reparación y lavado de coches a pesar de que carece de parque móvil y no tiene vehículos a su nombre.

En concreto, el asiento 135/2007 refleja un gasto de 1.044 euros por cinco trabajos prestados por un taller de reparación de Valverde del Camino, que Givsa abonó con el talón número 654-4 el 9 de septiembre de 2007.

Además, en el asiento 153/2008 del libro de contabilidad de Givsa aparece el pago de 1.012,82 euros correspondiente a cinco “lavados especiales” realizados por un taller especializado en limpieza de vehículos.

Por otra parte, Givsa gastó 3.299 euros en diversos cursos de formación de trabajadores en Viviendas de Protección Oficial (VPO) a pesar de que esta empresa municipal no ha construido ni una sola casa pública desde que se constituyera hace siete años y hasta su disolución por quiebra el pasado mes de marzo.

En concreto, los asientos 797, 637 y 259 reflejan gastos realizados en el año 2007 por cursos de formación cuyos costes fueron de 1.980 euros, 420 euros y 899 euros, respectivamente, un desembolso económico que no se vio reflejado en la construcción de ninguna VPO de carácter público.

Entre los gastos de Givsa durante estos años destaca también los 18.213 euros que pagó entre 2007 y 2009 a una empresa, Bolear SL, por la limpieza de la oficina de la empresa municipal.

Bolear SL es la empresa familiar del hoy exdirector (hasta hace unos meses director) de la cadena Ser en Valverde del Camino, radio de la que es propietaria el Ayuntamiento al 55 por ciento.

Además, los gastos anuales en teléfonos móviles superaban los 10.000 euros. Así, en el año 2007 Givsa pagó 10.318 euros en facturas telefónicas por móviles, mientras que en en 2008 esa cifra creció hasta los 12.899 euros.

Tal y como informó el lunes EL MUNDO de Andalucía, la quiebra y posterior disolución de Givsa, que ha obligado al Ayuntamiento a subastar bienes propios por valor de 1,3 millones de euros, bien pudiera explicarse por el dispendio culinario que han demostrado sus gestores en los últimos años, sobre todo de 2006 a 2009.

A la luz de las facturas de Givsa –cuyo presidente del consejo de administración fue durante varios de esos años el hoy alcalde y candidato socialista a la reelección, Miguel Ángel Domínguez–, se comprueba cómo el Ayuntamiento de Valverde del Camino no tuvo reparo alguno en gastar dinero público en comilonas en restaurantes de Huelva, Valverde, otras localidades de la provincia, Sevilla y Madrid, la mayoría de ellas en el mesón propiedad del padre del hoy concejal de Juventud, José María Fernández Ramos.

En concreto, Givsa gastó más de 21.000 euros entre 2006 y 2009 en el restaurante El Trocadero, durante esos años propiedad del padre de Fernández Ramos y desde hace unos meses a nombre del edil. Las facturas detallan gastos en cubatas, brandys, vinos de marca, puros, gambas y carnes y pescados de primera calidad.

El PP exige explicaciones “de lo comido, lo bebido y lo fumado”

Así las cosas, el PP de Huelva exigió hoy al alcalde de Valverde del Camino, Miguel Ángel Domínguez, que aclare “con urgencia” los gastos en comilonas y copas que se han cargado a la cuenta de Givsa.

El secretario general de los ‘populares’ onubenses, David Toscano, reclamó a Domínguez que explique cómo “bajo su presidencia en Givsa, se come, se bebe y se fuma el dinero de los valverdeños mientras el Ayuntamiento es el más endeudado de la provincia y los proveedores y funcionarios no cobran”, en referencia a las casis tres nóminas que el Ayuntamiento debe a los trabajadores municipales.

Toscano aseguró a este respecto que “los ciudadanos no se merecen que se gaste su dinero en estos dispendios mientras no se tiene dinero para el normal funcionamiento del pueblo”, a tenor de la ruina de Givsa y del Ayuntamiento.

El PP recordó que mientras estos datos salen a la luz, la empresa Givsa se encuentra en proceso de liquidación debido a la deuda de 21 millones de euros que atesora. En este sentido, el Ayuntamiento ha incluido en un lote de subasta pública cinco locales comerciales situados en el Parque Industrial y Tecnológico de Valverde, una vivienda tipo dúplex y un local, estos últimos ubicados en el casco urbano del municipio.

Todos suman un valor total de 1,3 millones de euros. Se trata de bienes que Givsa no ha podido ni vender ni alquilar y que, en la actualidad, se encuentran libres de ocupantes.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies