2.675 días en el banco del olvido

1

Edificio del Banco de España. (Julián Pérez)

(Texto: JOSÉ CARLOS AGUADO  aguado@huelvaya.es)    Han transcurrido ya 2.675 días desde que la sede del Banco de España en Huelva cerrara sus puertas. El 31 de diciembre de 2003 la sucursal echaba la llave y emprendía su particular senda hacia el olvido, convirtiéndose en uno más de los edificios emblemáticos de la capital que permanecen lacrados a la espera de resucitar entre los muertos.

Aún hoy, el futuro del Banco de España resulta incierto ante la desidia de la Junta de Andalucía, propietaria del inmueble, incapaz de poner en marcha el proyecto museístico que anunció en 2009. Los recortes por la crisis y la falta de compromiso político de la Administración andaluza con la ciudad de Huelva, alimentan la incertidumbre sobre el porvenir de uno de los escasos emblemas arquitectónicos que aún hoy se mantienen en pie en pleno centro.

Ésta pretender ser la crónica de un olvido y también de un uso espurio del anhelo de toda una ciudad por ver el Banco de España de nuevo abierto en su esquina de la plaza de las Monjas. Han transcurrido 2.675 días. Demasiados.

Diciembre de 2004

Prácticamente un año después del cierre del edificio, el PP llevaba al Congreso una proposición no de ley para que el Gobierno de Rodríguez Zapatero cediera el inmueble al Ayuntamiento a fin de “generar una nueva dotación cultural al servicio de todos los ciudadanos”. La respuesta del Ejecutivo socialista a la propuesta del grupo popular, presentada de forma reiterada en la Cámara Baja y respaldada por el pleno del Ayuntamiento en junio de ese mismo año, se hizo esperar. Sin embargo, lejos de atender la demanda municipal, el Gobierno decidía casi un año más tarde que el próximo dueño del Banco de España fuera la Junta de Andalucía, una resolución demandada por el propio PSOE de Huelva.

Marzo de 2007

El futuro del edificio se convertía en uno más de los temas recurrentes en las elecciones municipales celebradas en ese año. Mientras el alcalde de Huelva y candidato del PP, Pedro Rodríguez, insistía en reclamar al Gobierno la cesión del inmueble para usos culturales, la dirección provincial del PSOE reprochaba al primer edil “su fracaso” al no lograr recuperar el edificio. En plena precampaña, el propio José Antonio Griñán, en esas fechas aún consejero de Economía y Hacienda, anunciaba “un acuerdo con el Gobierno para que la antigua sede del Banco de España pase a formar parte del patrimonio de la Junta, como espacio cultural”. El acuerdo pasaba, según aseguró Griñán el 3 de abril de 2007, en la permuta de terrenos entre Junta y Ministerio de Economía y Hacienda. Habían transcurrido ya 1.197 días desde que el banco cerrara sus puertas.

Enero de 2008

El acuerdo anunciado por Griñán tarda en plasmarse. Es más, la permuta de terrenos queda en el olvido y ya la Junta reconoce que tendrá que rascarse el bolsillo para ser la dueña del Banco de España. En una primera tasación, la Administración autonómica valora el edificio en 3.238.675 euros. El PSOE justifica el retraso en cumplir con su promesa de 2004 de “recuperar” el edificio en que se han producido “enormes dificultades durante los últimos cuatro años para lograr el uso cultural de este inmueble, que Hacienda quería para su Delegación en Huelva”.

Para el Ayuntamiento y el PP, el anuncio de los socialistas “huele a humo electoral” ya que se produce a escasos meses de generales y andaluzas. Días más tarde, la consejera de Cultura trataba de ganar tiempo afirmando que antes de que concluyera la anterior legislatura (2004-2008) su departamento habría encargado un estudio previo sobre las condiciones estructurales, posibles patologías y metros útiles con los que cuenta el edificio para su uso cultural. En febrero de 2008, la cabeza de lista del PSOE al Parlamento por Huelva, Cinta Castillo, se comprometía en que en la actual legislatura que finaliza en 2012 a “dotar al edificio de uso cultural y museístico”. El 21 de mayo, según el PSOE, la sucursal “como sede cultural es ya una realidad en marcha”. Habían transcurrido 1.245 días.

Junio de 2008

La tasación de la Junta se quedó corta. Finalmente, la Consejería que dirigía Griñán tuvo que pagar 3.756.863 euros por el Banco de España. Ni cesión ni permuta. Dinero de los contribuyentes y sin rebaja. Meses después, en noviembre, el ya secretario provincial del PSOE, Mario Jiménez, avanzaba que “en muy poco tiempo” Cultura presentaría su proyecto.

Junio 2009

El “muy poco tiempo” de Mario Jiménez fue de 7 meses. El 11 de junio de 2009, el Banco de España volvía a abrir sus puertas de forma efímera y la Consejería de Cultura aprovechaba para presentar su proyecto museístico destinado a convertir el inmueble en un “centro de la cultura iberoamericana”. Imágenes virtuales, ideas imaginativas, propuestas en papel… pero el propio delegado Juan José Oña reconocía que aún había que encargar el trabajo y eludía poner fecha al proyecto. En julio de 2009, Cultura iniciaba la contratación de la redacción del proyecto de restauración por 305.536,29 euros. Habían trascurrido 1.621 días.

Noviembre 2009

Aún sin fechas exactas y jugando a la ambigüedad, la consejera de Cultura adelantaba en el Parlamento que la rehabilitación del Banco de España supondría un gasto de 6,9 millones. Sin embargo, en los presupuestos de 2010 sólo aparecerá una ridícula partida de 500.000 euros destinada a pagar la redacción del proyecto.

En junio de 2010, el diario Huelva Información publicaba que el “proyecto básico” aún no se había empezado a redactar y que tardaría un año. Eso sí, ya hay equipo de arquitectos: Francisco Reina, Francisco Javier Terrados, María Jesús Carmona y Víctor Baztán. Pero no será hasta diciembre cuando la comisión de seguimiento de Cultura dé su visto bueno al anteproyecto de rehabilitación. De este modo, el proceso de redacción técnica, adjudicado por 265.816 euros, no se espera que esté culminado hasta mediados de este año.

Marzo de 2011

El PSOE asegura que el proyecto básico ya está terminado y que fue estudiado por la comisión de Cultura, por lo que se está redactando el proyecto de ejecución. Para los socialistas, la Junta “está cumpliendo los plazos”.

A día de hoy, después de 2.675 días desde que el Banco de España cerrara sus puertas, lo único que existe son promesas que tardan años en cumplirse, una tardanza injustificada e injustificable que hace que este edificio singular permanezca tristemente abandonado. Tras dos legislaturas, es tanto el tiempo perdido que ya la ciudad se ha acostumbrado a ver unas puertas selladas que nadie sabe cuándo volverán a abrirse.

Compartir.

1 comentario

  1. Transparencia on

    Debierais de informar también que el antiguo cuartel de la policía de santa fe lleva dos años más abandonado y era una promesa de Pedro Rodriguez, la transparencia es algo ajeno a la política y a los periodistas.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies