Javier Urquijo, ex de Los Secretos, toca hoy en la Prisión Provincial de Huelva

0

Javier Urquijo. (Julián Pérez)

Javier Urquijo, excomponente del mítico grupo de los 80 “Los Secretos”, actúa hoy sábado en la Prisión Provincial de Huelva. Los Secretos han sido una de las bandas con más largo recorrido del pop-rock español. Fundada en Madrid a comienzos de los años ochenta, sus orígenes hay que buscarlos en Tos, el grupo de tres hermanos aficionados al country-rock: Javier (guitarra), Enrique (voz y bajo) y Álvaro Urquijo (guitarra). A ellos se les unió Juan Enrique Cano ‘Canito’ (voz y batería). Eran los tiempos previos a la Nueva Ola y ellos soñaban con escribir canciones inspiradas por el rock soleado de Jackson Browne, Gram Parsons o los Eagles. ‘Canito’, por su parte, no dejaba de prestar atención a la New Wave británica, representada por figuras como Elvis Costello, Squeeze o The Police.

‘Máquinas’, ‘Snoopy y Olga’, ‘Por ti’, ‘No llores’, ‘Déjame’ y ‘Me aburro’ serían las únicas canciones que Tos dejaría para la historia reuniéndolas en una maqueta. El esplendoroso futuro que se les auguraba quedaba seccionado a causa del trágico fallecimiento de ‘Canito’, el cordón que había mantenido unido al grupo.

Pero fue precisamente en un concierto de homenaje al batería de Tos que reunió sobre el escenario a Nacha Pop, Paraíso, Alaska y Los Pegamoides, Mamá, Los Rebeldes, Mario Tenía y Los Solitarios y Mermelada cuando nació la Nueva Ola madrileña, de la que emergerían con particular brío Los Secretos. A los hermanos Urquijo se les sumó un nuevo batería, Pedro Antonio Díaz. Con él en la banda, ya podían enfrentarse a la grabación de su primer EP, editado en 1980 por Polydor. ‘Déjame’, ‘Niño mimado’, ‘Loca por mí’ y ‘Sobre un vidrio mojado’ eran los cortes de un trabajo en el que ya quedaba puesto de manifiesto el talento compositor del grupo, el poderío de la guitarra de Álvaro Urquijo o las voces perfectamente empastadas de Enrique Urquijo y Pedro Díaz. El primer disco de la banda llegaría un año más tarde. Titulado ‘Los Secretos’, sus doce canciones empleaban una fórmula tan sencilla como exitosa: pop clásico que habla de amores y desamores, de alegrías y de penas.

Su contrato discográfico no les dejaba tiempo para el respiro, pues tenían que grabar un álbum al año. Por eso no tardaron en volver al estudio para dar forma a ‘Todo sigue igual’, en el que se abren paso unos cortes más oscuros que permiten a los Urquijo coquetear con el reverso del rock and roll. Pero la Movida madrileña lo inunda todo y el disco pasa casi desapercibido. La discográfica tampoco echa el resto en la promoción, algo que afectará también a su siguiente EP, ‘Algo más’ (1983).

Los Secretos no atravesaban un buen momento, pero lo peor estaba por llegar. El 12 de mayo de 1984 perdía la vida en la carretera Pedro Antonio Díaz, reeditando así el infortunio de ‘Canito’, su predecesor como batería. El maleficio aquiere tintes sobrenaturales y los Urquijo deciden disolver la banda.

Sin embargo, el retiro no sería demasiado largo. A mediados de 1985, Enrique Urquijo vuelve a componer y convence a su hermano Álvaro de que se le una. Enrique, por su parte, se niega a volver a interpretar las canciones que les habían dado fama. Un año después, en plenas fiestas de San Isidro, interpretan su nuevo repertorio pero no pueden resistirse a las demandas del público y tocan los acordes de ‘Déjame’, convertido a esas alturas en su tema estrella.

‘El primer cruce’ sería la primera aventura discográfica de esta segunda etapa de Los Secretos, un mini-EP de seis canciones en el que el conutry-rock de mezcla con las rancheras y que acabará dando lugar a un álbum con el mismo título.

En 1988 llega ‘Directo’, un doble álbum grabado en vivo que termina de encumbrar a Los Secretos y que se convertiría en su trabajo más vendido hasta la fecha. Joaquín Sabina y Javier Teixidor, líder de Mermelada, fueron algunos de los que no quisieron dejar pasar la oportunidad de colaborar con la banda madrileña. Por esa época se incorporaba a la formación Jesús Redondo, a quien Javier Urquijo había conocido realizando el servicio militar.

‘La calle del olvido’ (1989) marca un nuevo punto de inflexión en la trayectoria de Los Secretos. Álvaro Urquijo adquiere mayor protagonismo, encargándose de la dirección musical del grupo, y las letras se abren al pop más adulto, siguiendo los dictados del productor Joaquín Torres.

La alianza con Torres volvería a dar sus frutos en ‘Adiós tristeza’ (1991), un álbum en el que sobresalían temas como ‘Y no amanece’, ‘El hotel del amor’ o ‘Bailando en el desván’.

Con Ramón Arroyo como miembro fijo y la incorporación definitiva de Jesús Redondo, Los Secretos vuelven a ser un cuarteto y en 1993 afrontan las grabación de ‘Cambio de planes’. Álvaro y Enrique Urquijo se reparten la composición de los temas y el trabajo vocal, dando como resultado un disco más soleado que los anteriores. Mientras tanto, Enrique Urquijo empieza a tocar con otra banda, Los Problemas, regresando así a los escenarios más íntimos.

Con ‘Dos caras distintas’ (1995), Los Secretos cumplen su viejo sueño de grabar en Inglaterra y vuelven a ganarse el aplauso del público. Pero ése sería el último álbum completo de Enrique Urquijo, pues el 17 de noviembre de 1999, después de que vieran la luz una serie de recopilatorios, el cantante aparecía muerto en el madrileño barrio de Malasaña. El viejo maleficio volvía a cebarse con la banda. Parecía el fin.

Pero Álvaro Urquijo sacó entonces fuerzas de flaqueza y decidió comenzar a preparar un homenaje a su hermano en forma de disco. Así llegó ‘A tu lado’, un trabajo cuyos temas interpretaban algunos de los grandes nombres del pop español: Luz Casal (‘Siempre hay un precio’), Carlos Goñi (‘Quiero beber hasta perder el control’), Mikel Erentxun (‘No me imagino’), Miguel Ríos (‘Ojos de gata’)… Tras la gira de promoción, Álvaro Urquijo, Ramón Arroyo y Jesús Redondo deciden seguir adelante con Los Secretos.

‘Sólo para escuchar’ (2002), ‘Con cierto sentido’ (2003) y ‘Una y mil veces’ (2006) son los últimos disco de esta tercera juventud del grupo, corolada con la publicación de ’30 años de Los Secretos’ (2007) y ‘Gracias por elegirme’ (2008), trabajo este último que recoge el concierto que ofrecieron en la madrileña plaza de toros de Las Ventas el 10 de octubre de 2008 y en el que intervinieron artistas como Miguel Ríos o grupos como Amaral.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies