Amigos y vecinos de la familia materna realizarán batidas para ayudar en la búsqueda de los dos pequeños desaparecidos

0

 

Busqueda de los niños en una gravera. (Pedro Funes)

La intensa búsqueda en algunas graveras de Córdoba por parte de la Policía no ha dado resultados por ahora, por lo que familiares, amigos y vecinos de la familia materna se han ofrecido para realizar batidas ciudadanas que ayuden en dicha búsqueda. Este pasado fin de semana ha vuelto a haber una concentración en Córdoba, en el parque Cruz Conde, en apoyo de la familia. El juez levantará mañana martes el secreto de sumario, mientras el padre de los niños continúa detenido y su abogado ha anunciado ya que pedirá su libertad. Se cumplen ya 16 días en la intensa búsqueda de Rut y José, pero los resultados no son por ahora los esperados. La Policía buscó durante el fin de semana en una gravera cercana a la finca de los abuelos paternos. Las primeras labores de búsqueda se centraron la finca que los abuelos tienen en Las Quemadillas. Los terrenos se peinaron tanto por los perros como por un georradar, pero nada ha dado resultado. Una de las claves es que el teléfono móvil de José Bretón lo sitúa en esta parcela las horas previas a la que él denunció a la Policía la desaparición.

La versión que mantiene Bretón es que estuvo en la finca con los críos, comieron pizza y él quemó ropa y recuerdos de su mujer en una hoguera. Ni la Policía ni el juez creen su versión, pero sin una prueba concluyente el padre se mantiene firme.

La gravera en la que se ha centrado este sábado la búsqueda está a unos 500 metros de la finca familiar y del Guadalquivir, que también fue rastreado en los primeros días de la desaparición.

Según el periódico ELMUNDO, las labores de los investigadores en esta gravera se han centrado en examinar algunos pozos que se encuentran en su interior. Aunque también ha trascendido que los agentes han buscado a los dos hermanos en canteras de los alrededores de la capital cordobesa.

El caso se complica cada día más, sobre todo después de que el juez del dictara prisión incondicional comunicada y sin fianza para José Bretón, el padre de los niños. El juez lo acusa de un presunto delito de detención ilegal de los niños, así como otro de simulación de delito. Con anterioridad, el magistrado había ordenado una reconstrucción de los hechos tras tomar declaración durante tres horas al padre de los dos menores. La reconstrucción se realizó en el parque Cruz Conde, lugar donde según Bretón los perdió cuando estaban allí jugando. El abogado del padre había anunciado que pediría la libertad de su defendido y ha comenzado a hablar de la posibilidad de que José Bretón padezca un trastorno bipolar. Tras la reconstrucción de los hechos, el juez ha tomado una medida que no se esperaba por la contundencia de la misma. Mientras tanto, la Policía continúa con el rastreo en la parcela de los abuelos paternos y también ha comenzado a buscar en una cantera donde Bretón había trabajado de camionero. La infructuosa búsqueda en la finca de los padres del acusado ha llevado a los investigadores a ampliar su radio de actuación y lugares a la hora de buscar a los niños.

El padre de los niños desaparecidos, tras el cordón policial. (Pedro Funes)

El Juzgado Número 6 de Córdoba, que estaba de guardia, no tomó finalmente declaración al padre de los dos niños desaparecidos este pasado jueves ante la negativa de éste, que tan sólo estaba dispuesto a hablar ante el juez que lleva el caso (Juzgado número 4). Esto provocó que el juez de guardia tomara la decisión de prorrogar su detención hasta las nueve de este viernes, hora en la que pasó a prestar declaración ante el juez del Juzgado número 4. José Bretón, el padre de Ruth y José, los niños de 6 y 2 años desaparecidos en Córdoba, había pasado a disposición judicial después de haber sido interrogado durante dos horas por la Policía este pasado jueves. Según su abogado, José María Sánchez de Puerta, Bretón se mantuvo ante la Policía en su versión inicial de los hechos, según la cual los dos menores se perdieron en el parque Cruz.

Furgón de la Policía Nacional en el que ha sido trasladado el padre de los niños desaparecidos. (Pedro Funes)

El equipo de la Policía que investiga la desaparición había concluido sobre las 13.00 horas del jueves la búsqueda de los dos pequeños sin que hubiera encontrado rastro de ellos en la parcela de los abuelos paternos. La búsqueda se suspendió mucho antes que en las dos jornadas precedentes, en las que se prolongó la presencia policial hasta las nueve de la noche.

En el tercer día de registro de la parcela no hubo novedades y ahora todo dependerá de la fuerza que el juez vea en las contradicciones del relato de Bretón, ante la ausencia de pruebas concluyentes. Si no hay nuevas pruebas y sólo existen contradicciones en el relato de lo ocurrido será difícil que el juez ordene su ingreso en prisión, algo que deberá decidir este viernes.

Los trabajos de búsqueda se habían retomado en la mañana del  jueves, y se volvieron a centrar en la finca de los abuelos paternos en las afueras de Córdoba, en el polígono Las Quemadillas. Si el martes se ayudaron de perros, en la jornada del miércoles se ayudaron de un geo-radar, con el que se puede detectar si ha habido algún movimiento no natural del terreno. Hoy jueves se ha seguido peinando la zona con el geo-radar, pero sin resultado alguno.

Abogado defensor del padre de los niños desaparecidos. (Pedro Funes)

El padre de los críos estuvo en todo momento en la parcela junto a la fuerzas que llevan la investigación y fue trasladado al mediodía a dependencias policiales.La Policía Nacional había procedido a la detención del padre de José y Ruth durante la madrugada del martes. La detención de José Bretón no trascendió hasta media mañana, y según todos los indicios se producía por las contradicciones en el relato de los hechos que había declarado ante los investigadores. La acusación que pesa sobre el padre de los dos niños es un presunto delito de asesinato, al que habría que añadir el de denuncia falsa. La Policía vigiló la casa todo el día.La Policía condujo a Bretón hasta la finca propiedad de sus padres, en el polígono de las Quemadillas, en las afueras de Córdoba y muy cerca del río Guadalquivir. Esta parcela, en la que hay una vivienda, ya fue registrada en los días iniciales de la búsqueda. Perros adiestrados ayudaron en la búsqueda, que finalmente resultó infructuosa.

Fue José Bretón el que denunció la desaparición de sus dos hijos en Córdoba el sábado día 8. Los hechos habrían ocurrido, según su relato, pasadas las seis de la tarde en el Parque Cruz Conde. Sin embargo, ningún testigo confirmó a la Policía haber visto a los niños, aunque sí ha habido quien vio al padre visiblemente nervioso preguntando por ellos. La revisión realizada por la Policía de las grabaciones de las cámaras de la zona tampoco arrojó demasiada luz, ya que sí se pudo ver en una de ellas la llegada del padre al parque, pero solo. Los niños no aparecen en las cámara en momento alguno.

Desde un primer momento la investigación se ha centrado en el entorno familiar de los dos niños, aunque de manera muy especial en José Bretón, que estaba en trámites de separación de Ruth Ortiz, la madre de los pequeños. Ruth Ortiz se encontraba en Huelva ese fin de semana y había permitido que los niños, que están escolarizados en el colegio Federico García Lorca de la capital, se desplazaran hasta la capital cordobesa para estar con la familia paterna.

Ruth y José se habían conocido en Córdoba mientras ella estudiaba Veterinaria. Se habían casado y desplazado posteriormente a Almería y Huelva, donde vívían desde hace algunos años. Ella trabaja para la Junta de Andalucía y él se encontraba en paro.

¿QUÉ ES UN GEO-RADAR?

El geo-radar (Ground Penetration Radar, GPR), es una herramienta excelente de prospección no destructiva del subsuelo, en un rango de profundidades que oscila entre los poco centímetros y los treinta metros. Básicamente esta técnica consiste en el análisis de las reflexiones de las ondas electromagnéticas que se producen cuando hay variaciones en la constante dieléctrica del terreno.

NOTICIAS RELACIONADAS:

La familia materna abre un hilo a la esperanza ante la detención de Bretón porque se le acusa de “desaparición de menores” y no de asesinato

La familia materna de Ruth y José lleva la esperanza a la calle

‘Huelva os espera’, grito silencioso de más de 1.500 onubenses que apoyan en la calle a la familia de Ruth y José

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies