Asaja exige un control riguroso de las mercancías de la línea Agadir-Huelva

0

La organización agraria advierte que los productos provenientes del norte de África pudieran no cumplir con las exigencias sanitarias que impone la Unión Europea, y además, recuerda las nefastas experiencias vividas con plagas como el picudo rojo o la peste porcina.

La organización agraria Asaja-Huelva considera que la parada que realizará el Ilha de Madeira en el Puerto de Huelva, procedente de Agadir, y durante la cual se trasvasará toda la mercancía al Huelva Express, que hace la ruta Huelva-Rotterdam, debería aprovecharse para analizar y controlar exhaustivamente los productos que lleguen desde el norte de África.

Como en muchas ocasiones ha advertido Asaja-Huelva, y tal y como ocurre con las normativas sociolaborales, la legislación de los países del norte de África en materia agroalimentaria dista mucho de la que impone la Unión Europea a los agricultores y ganaderos de los países miembro. Por tanto, los productos que llegarán a Huelva y más tarde a Rotterdam a bordo del Ilha de Madeira no habrán sido producidos con los estándares de calidad y de seguridad alimentaria que se exigen en Europa.

Para Asaja-Huelva ya es inconcebible que se permita a productos de tan dudosa procedencia, – que en la mayoría de las ocasiones contienen, por ejemplo, productos fitosanitarios que en Europa hace años que no se usan-, inundar Europa y ser consumidos por los ciudadanos. Pero al margen de este consentimiento reiterado de competencia desleal por parte de nuestras administraciones, y del consiguiente daño para el sector agrario español, Asaja-Huelva cree que cada país tiene que proteger la salud de sus ciudadanos y la seguridad de su patrimonio natural controlando los productos que entran desde países terceros.

Por ello, exige que se establezcan en el Puerto de Huelva mecanismos para controlar de forma rigurosa y estricta cada kilo de mercancía que llegue en este barco, y que los productos sospechosos de contener insectos, bacterias o enfermedades propias del área geográfica de procedencia, así como aquellos que presenten concentraciones de productos fitosanitarios prohibidos en Europa, sean inmediatamente destruidos o devueltos a su zona de origen. Los mecanismos que se deben instaurar tienen que ser eficaces y deben ser fiscalizados por la UE, con los controles debidos.

Asaja-Huelva recuerda a nuestras autoridades sólo tres casos más o menos recientes que pueden servir para ilustrar el peligro que una falta de control supone para nuestro país: en primer lugar, el más próximo en el tiempo, la terrible plaga de picudo rojo que ha destruido la mayor parte de los palmerales de plazas y avenidas de Huelva y otras localidades. Una evidente falta de control en el transporte que trajo las palmeras infectadas desde Egipto es la causa de este lamentable destrozo. El segundo caso, que arruinó al sector del cerdo ibérico, es ni más ni menos que la peste porcina. Y el tercero, la peste equina, que casi acaba con la magnífica cabaña de caballos de todas las razas que posee España. Ahora tenemos los medios para evitar que situaciones como estas que se produjeron en el pasado no vuelvan a repetirse.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies