Proyección de las únicas imágenes en movimiento de Juan Ramón Jiménez

0
Museo en la Casa natal de Juan Ramon Jiménez en Moguer. (Julián Pérez)

Museo en la Casa natal de Juan Ramon Jiménez en Moguer. (Julián Pérez)

Las únicas imágenes en movimiento conocidas hasta hoy del poeta y Premio Nobel moguereño Juan Ramón Jiménez se proyectarán este jueves, 27 de octubre, en el acto de entrega del Perejil de Plata, un reconocimiento que cada año otorga la Fundación Zenobia-JRJ y que en esta ocasión se le concederá al Archivo Histórico Nacional. El acto, que estará presidido por Petronila Guerrero, presidenta de la Diputación onubense y de la Fundación, se celebrará a las 20.00 horas en el Teatro Felipe Godínez de Moguer.

Estas imágenes son del año 1929 y muestran al poeta en la Residencia de Estudiantes, jugando con una sobrina pequeña de su esposa, Zenobia Camprubí. El sillón donde estaba sentado el escritor todavía se conserva en la mencionada Residencia. Las imágenes estaban en el Archivo Histórico Nacional y, aunque en un primer momento se creyó que eran fotografías, una segunda investigación demostró que se trataba de una película, es decir, de imágenes en movimiento, que han sido digitalizadas.

La proyección de estas imágenes, que duran unos 18 segundos, ha sido posible gracias al interés y al trabajo de la Dirección del Archivo Histórico Nacional, la representante de los Herederos de Juan Ramón Jiménez y sobrina-nieta del poeta, Carmen Hernández-Pinzón, y la Diputación onubense.

La proyección de estas imágenes será el mejor colofón para el acto de entrega del Perejil de Plata –máxima distinción de la Fundación Zenobia-JRJ a quienes han contribuido con sus trabajos en la difusión de la obra y la figura del poeta moguereño- al Archivo Histórico Nacional, depositario del fondo documental de JRJ hasta que salió del exilio.

En agosto de 1936, Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubí abandonaron España con destino a Nueva York, dejando atrás su casa y, en ella, sus bienes materiales: muebles, enseres personales, libros, obra suya editada, fotografías y manuscritos, pensando que la ausencia sería corta.

En 1945 todo el contenido pasa a almacenarse en el Museo Romántico y, después, en 1957, Francisco Hernández-Pinzón delega en la Dirección General de Archivos y Bibliotecas, en la persona de su director, José Antonio García Noblejas, que dispone que el legado documental pase a la Biblioteca Nacional y de ahí al Archivo Histórico para su catalogación. Allí ordenan y clasifican una colección aproximada de 20.000 manuscritos, todos microfilmados, además de conservar más de 1.000 documentos fotográficos. Entre ellos, se han encontrado las imágenes en movimiento que mañana se proyectarán.

La entrega del Perejil de Plata al Archivo Histórico Nacional forma parte de los actos conmemorativos del LV Aniversario de la Concesión del Nobel de Literatura a Juan Ramón Jiménez. El año pasado, esta distinción se le concedió a la sobrina-nieta del poeta y representante de los Herederos, Carmen Hernández-Pinzón.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies