Profesor de la UHU participa en la investigación sobre el planeta enano Eris

0

Eris, el planeta enano del Sistema Solar.

A unos veinte mil millones de kilómetros del Sol, más allá de la órbita del planeta Neptuno, se encuentra Eris, un astro que fue descubierto en el año 2005 y que durante unos meses fue considerado el décimo planeta del Sistema Solar. Pero en 2006 la Unión Astronómica Internacional revisó el concepto de planeta y le otorgó a Eris, al igual que a Plutón, el nuevo calificativo de planeta enano. Poco es lo que se conocía de este mundo tan alejado de la Tierra. Se sabía que su masa era casi cuatrocientas veces menor que la masa de la Tierra, que tardaba 557 años en dar una vuelta alrededor del Sol y que tenía una luna que orbita a su alrededor y a la que se llamó Disnomia.

La prestigiosa revista Nature acaba de hacer públicos los resultados del estudio llevado a cabo por un equipo internacional de investigadores, entre los que se encuentra el profesor de la Universidad de Huelva José María Madiedo. Este estudio ha estado liderado por el Observatorio de París y el Instituto de Astrofísica de Andalucía. Los resultados de esta investigación han permitido reunir importante información sobre Eris, a la vez que han rebatido otros datos considerados por los astrónomos hasta ahora como válidos y que han demostrado ser erróneos.

Así, los investigadores han podido determinar con una precisión nunca alcanzada hasta ahora el diámetro de Eris. Los datos demuestran que Eris tiene forma esférica y que su tamaño, contrariamente a lo que los astrónomos creían, no es mucho mayor que el de Plutón, sino que ambos mundos son muy similares (Plutón: unos 1170 km, Eris: unos 1163 km).

También se ha analizado su atmósfera, que ha resultado ser rica en metano y nitrógeno, determinándose que en las condiciones de baja temperatura que reinan en Eris, unos 250 grados centígrados bajo cero, ésta no se encuentra en forma gaseosa como ocurre en la Tierra, sino que se ha solidificado completamente depositándose sobre la superficie rocosa de Eris. Esta atmósfera sólida, que forma una especie de escarcha con un espesor de tan solo una fracción de milímetro, hace que Eris tenga una superficie sorprendentemente brillante. No obstante, la órbita que sigue Eris alrededor del Sol no es circular, sino una elipse. Debido a esto, dentro de algunos siglos Eris estará más próximo al Sol que ahora y esto elevará su temperatura, de manera que su atmósfera helada sublimará, pasando al estado gaseoso para volver a congelarse de nuevo cuando este planeta enano se adentre otra vez en los confines del Sistema Solar.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies