Lunes 16 de Mayo de 2022

EL LABERINTO
PP y nacionalismos
[Javier Berrio]

0

Javier  BerrioLas elecciones generales han dibujado un panorama en el que el nacionalismo soberanista en el País Vasco y en Cataluña se han visto fuertemente consolidados, dándose la circunstancia de que es la primera vez que el mismo vence en este tipo de elecciones en Cataluña y que presenta una imagen fuertemente hegemónica en Las Vascongadas. Esta situación ni es casual ni se puede ignorar y el gobierno central se verá forzado a ser muy imaginativo para hacer concordar tres cuestiones. La primera, es acercarse a su electorado más españolista, en general el grueso de su voto tradicional. Por otro parte, habrá de gestionar, como buenamente pueda, su intención de hacer más pequeña la administración de Estado, a lo que se ha comprometido, en aras del recorte de gastos y, en tercer lugar, habrá de vérselas con pretensiones como el pacto fiscal en el principado.

La papeleta no es fácil y quiero pensar que el tradicional pragmatismo catalán, hará comprender al CiU que no es el mejor momento para presiones excesivas en el sentido de la corresponsabilización, al igual que la futura administración Rajoy tendrá que comprender que el autogobierno catalán no puede ser tocado a la baja. En ese sentido, nuevas normas de carácter unificador desde el retoque de la educación o la sanidad, podrían ser muy mal vistas por las autoridades nacionalistas catalanas, las que, como es sabido, no tendrían demasiada dificultad en movilizar a la sociedad catalana, incluida la mediática, a favor de su plena autonomía. En cuanto al país vasco, la cuestión es cómo acercarse a cada uno de los nacionalismos: al soberanista (PNV), menos beligerante con una posibilidad federal o confederal y al claramente independentista, representado por Amaur, en este momento mayoritario entre los vascos.

La cuestión territorial el central en la administración del Estado español porque, a diferencia de entidades políticas como Portugal o Francia, no goza de unidad nacional en el sentido de que sea sentimiento compartido por toda la sociedad de las partes constituyentes. Si en la cuestión económica y en la creación de empleo debe estar la centralidad del futuro gobierno, el asunto de la configuración del Estado no puede ser desatendido en ningún momento por el gobierno central, por muy grande que sea la mayoría con la que gozará en el Parlamento. Además, creo que estos años pueden ser fundamentales para la reconciliación del PP con Cataluña, ya que la imagen de los populares se vio muy deteriorada a partir de la reforma del Estatuto y de la torpeza con la que, en ese momento, fue tratada una cuestión tan sensible para los catalanes.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies