Sábado 28 de Mayo de 2022

El CSI-F denuncia que un solo técnico atiende el Centro de Transfusión Sanguínea (CTS) durante noches y fines de semana

1
hospital Juan Ramón Jiménez

hospital Juan Ramón Jiménez

Los once técnicos de laboratorio del Centro de Transfusión Sanguínea (CTS), ubicado en el área hospitalaria del Juan Ramón Jiménez, llevan más de tres años soportando cargas de trabajo que superan la jornada legal establecida y son obligados a cubrir las ausencias de sus compañeros en sus días de descanso. Éste es el panorama que ha denunciado el sindicato CSI-F como primera fuerza en la sanidad pública onubense. Desde el año 2008, el CTS ha incorporado nuevas competencias encargándose de las trasfusiones y el suministro de sangre del hospital Juan Ramón Jiménez (antes dependiente del laboratorio de hematología) y, en muchas ocasiones, también del Infanta Elena.

Con esta nueva organización, según CSI-F, la plantilla del centro empezó a asumir una carga de trabajo que supera la jornada laboral ya que el director decidió no contratar a más trabajadores a pesar de la ampliación de funciones. Pero la mayor gravedad de esta situación, tal y como ha lamentado la Central Sindical, es que los técnicos del CTS son obligados por el propio director a trabajar más horas de las estipuladas y a acudir al centro durante los días que este personal tiene como descanso obligatorio. Todo ello “bajo coacción” y dejando el servicio bajo mínimos durante las noches y los fines de semana con un único trabajador para atender el Centro de Transfusión Sanguínea.

El técnico que cubre estos servicios se encuentra solo por lo que no puede abandonar su puesto de trabajo “ni para salir al aseo” ante la posibilidad de que llegue una urgencia en cualquier momento.

A “estos abusos”, como lo ha calificado CSI-F, se suma la “actitud dictatorial” del director que impone los turnos (con la connivencia de la delegada de Salud que es conocedora de esta situación) y los cambia “a su antojo” sin cumplir con lo establecido legalmente, es decir, entregar firmado un planning anual de trabajo que es obligatorio para todos los trabajadores del SAS. Por este motivo, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios cree que al máximo responsable del CTS “le importa más la recolecta de sangre que los graves problemas de su plantilla dando una imagen pública que no se corresponde con lo que realmente pasa en el centro”.

Si esto fuera poco, apunta CSI-F, “mientras que abusa de la plantilla el director ha designado a su cuñada como ddministradora (el segundo puesto directivo del CTS) y a su hijo como responsable del sistema informático”. Además, ha contratado a otras personas afines como son la supervisora y el coordinador de técnicos, una figura que no existe en la relación de puestos del SAS y de la cual no se conocen sus funciones.


Pésimas condiciones

Los once técnicos del CTS han reclamado, además, una serie de mejoras “fundamentales para el ejercicio de su trabajo” como es la vestimenta y el calzado reglamentarios. Además, piden una zona de descanso ya que, como no hay suficiente personal, no pueden salir de las dependencias del centro. Otra de las demandas es la instalación de una puerta de seguridad de acceso al CTS.

1 comentario

  1. Es lastimoso el funcionamiento de un hospital como el Juan Ramón Jiménez por una mala dirección, puesto que cuenta con magnificos profesionales. Un reconocimiento para ellos y un cero patatero para sus gestores.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies