Apuntes sobre la historia de la Banda Sinfónica de Huelva

0

Cartel de uno de los conciertos de la Banda Municipal de Huelva.

(Texto de: Juan A. Serrano)   Andalucía cuenta con una importante tradición musical que se ha ido forjando a lo largo de su historia. Con la llegada de los musulmanes a nuestras tierras en el año 711, la región sufrió un fuerte impulso en todos los sentidos, alcanzando gran prosperidad, y la educación y la música en concreto tuvieron un lugar de privilegio en todo Al-Ándalus. Huelva fue anexionada a Castilla en 1260, por lo que en nuestra provincia coexistieron la música árabe y la occidental.

En 1566 el inquisidor general Diego de Espinosa proclamó un edicto que, firmado por Felipe II, prohibía, entre otras cosas, la música y los instrumentos musicales moriscos. Después del anterior edicto no hubo más remedio que aceptar la implantación de la música occidental y de sus instrumentos, aunque no todos los instrumentos utilizados anteriormente desaparecieron, dado que muchos fueron acogidos por varios países europeos como en el caso de la guitarra y otros fueron evolucionando hacia nuevas formas.

En el siglo XVI, las catedrales y las ciudades contrataban conjuntos de instrumentos de viento formados principalmente por chirimías, cornetas, sacabuches y bajones, conocidos en España como Ministriles.

Con el florecimiento musical y, gracias a las mejoras experimentadas en los instrumentos, los ministriles incorporan a sus grupos los avances constructivos y sonoros creándose, a partir de 1750, un nuevo conjunto más amplio y de mejor calidad, llamado “charanga”. Estos grupos estaban formados principalmente por instrumentos de viento y percusión, siendo predecesores de las actuales bandas de música.

En un documento de 1751 y en el Libro de Industria del Marqués de La Ensenada de 1760, queda recogido la existencia de una charanga en Huelva, compuesta por 31 músicos.

En 1836 la capital onubense contaba con una banda de música de aficionados que era requerida para todo tipo de actos, sobre todo para levantar los ánimos (hay que recordar que eran tiempos muy difíciles, el Cólera había hecho estragos en la denominada por aquel entonces Villa de Huelva).

En 1841 la Milicia Nacional de Huelva crea su propia banda, disolviéndose quince años más tarde, pero en 1859 el Gobernador Civil de la provincia propone la creación de un nuevo Batallón Militar con su respectiva banda. Durante muchos años coexistieron varias bandas de música en la capital además de la banda militar.

En 1861 D. Manuel Cabrera Marzal, director de una de las bandas de música, llega a un acuerdo con el Ayuntamiento para que la agrupación interpretase conciertos nocturnos todos los jueves y domingos en la plaza de las Monjas. Desde entonces el Ayuntamiento contrata a la agrupación para multitud de actos, teniendo una gran aceptación entre el público. En 1887 ya es considerada banda municipal por parte de la prensa.

Después de más de cuarenta años de acuerdos entre la banda de música y el Ayuntamiento, la corporación municipal decide hacerse cargo oficialmente de la agrupación el 1 de Enero de 1908, aprobando su primer Reglamento en 1910, concretamente el 20 de Enero, día del Patrón de la Ciudad “San Sebastián”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies