El sindicato CSI-F pide que se regularice el abono de las nóminas después de más de seis meses de impagos

0

María Luisa Faneca en rueda de prensa.

Son ya seis meses de atrasos en el pago de la nómina de los trabajadores del Ayuntamiento de Isla Cristina. Medio año en el que el abono de los sueldos municipales se ha venido realizando de forma fraccionada y algunos conceptos retributivos, como las ayudas sociales, han dejado de pagarse. Ésta es la situación que dibuja el sindicato CSI-F en este consistorio que, como muchos otros de la provincia onubense, está teniendo serias dificultades para mantener su liquidez.

Según informa la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, los trabajadores de Isla Cristina percibieron la nómina correspondiente al mes de diciembre en el día de ayer así como el 50% que quedaba pendiente de la paga extra. Esta circunstancia se viene repitiendo desde el pasado septiembre cuando se adoptó la política de abonar la nómina mensual de forma fragmentada a conveniencia del consistorio “sin ningún criterio definido”, asegura CSI-F.

A estos atrasos se suman los impagos de dos bolsas de vacaciones, que ascienden a 400 euros por persona, y otros complementos específicos como la equiparación laboral con otros municipios limítrofes de la Policía Local que se debe desde 2008 hasta 2010. En este caso la deuda asciende a más de 4.000 euros por agente.

Y mientras el Ayuntamiento sigue sin fondos para afrontar la nómina de sus trabajadores, la corporación ha sacado tres nuevas plazas para la Policía Local. A juicio de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios esta decisión “no es más que una cortina de humo para desviar la atención”. El sindicato asegura que “se trata de cargos políticos” que se vienen a sumar a una plantilla que ya de por sí es difícil de mantener.

Pero no sólo existen problemas en materia económica en este Ayuntamiento; según ha podido saber CSI-F ya se están produciendo los primeros cortes de suministro. En el caso del repostaje de los vehículos, la gasolinera concertada no da más crédito a la corporación por lo que sólo se surte de combustible a un coche de toda la flota.

Otra de las consecuencias de los impagos del consistorio a los proveedores es que no se puede acceder a la banda ancha de Internet por lo que, entre otros impedimentos, no es posible rescatar datos del Padrón municipal.

Silencio institucional

A pesar de estas dificultades el equipo de Gobierno, encabezado por la alcaldesa Mª Luisa Faneca, se niega a dialogar con los representantes de los trabajadores. En este sentido, CSI-F acusa a la corporación de estar diseñando un plan de recortes sin contar con los sindicatos y sin negociar sus términos.

De hecho, la Central Sindical explica que no se les convoca ni se les informa sobre las decisiones que se están adoptando ni sobre la situación real del Ayuntamiento. Se ha solicitado en numerosas ocasiones un informe sobre la deuda del consistorio (el último dato es de 2010 y los atrasos ascendían a 132.000 euros sólo en lo relativo al personal funcionario) y la conformación de la plantilla municipal ya que los sindicatos desconocen cuántos trabajadores están contratados y en qué condiciones.

Así las cosas, los representantes de los trabajadores ya están estudiando nuevas movilizaciones tras la protesta que protagonizaron en el pasado pleno municipal.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies