El PAN Moguer cumple 40 años “en un gran estado de salud”

0

Manuel Morales, presidente del PAN, cortando la tarta del 40 aniversario.

El Club Balonmano Pedro Alonso Niño de Moguer celebró felizmente ayer un 40 aniversario que se cumple exactamente hoy 19 de marzo, día en el que en el año 1972 el primer equipo se enfrentó en la Ciudad Deportiva al Club Tajamar de Huelva. Ese fue el punto de partida a una historia cargado de buenos recuerdos, a los que se sumaron los vividos en la jornada del domingo con los partidos de ex jugadores, las fotos de familia, los reconocimientos a ex presidentes y la comida de convivencia.

El presidente Manuel Morales señaló sobre todo lo vivido que quedó demostrado una vez más que “el balonmano está muy arraigado en Moguer y es una insignia en el pueblo”, ya que la participación y asistencia fue muy numerosa, dada la importancia de alcanzar un 40 aniversario. “Para nuestro club son muchos años. Teniendo en cuenta que la práctica del balonmano en Moguer se inició en una escuela, se ha ido continuando año a año y ahora mismo estamos consolidados como un club serio y creo que mereció la pena hacer esta fiesta del 40 aniversario”.

En este sentido manifestó que “fue una fiesta en la que estuvieron prácticamente todos los que han aportado su granito de arena al club en estos años. Hubo mucha gente que ha sido muy importante en nuestro club, como los de la primera generación de jugadores, gente muy significativa y que demostraron que todavía son capaces de correr”.

De la numerosa foto de familia que se hicieron los siete equipos del club, comentó que “fue el mejor exponente de la buena salud que tiene nuestra cantera y con la que tenemos garantía para muchos años. En las fotografías se plasmaron el pasado, presente y futuro, y la fiesta también estuvo dedicada a ellos porque son muchos los chavales que están jugando en nuestros equipos y creemos que es la mejor inversión que hay ahora mismo”.

El mejor regalo posible

Después de todo lo vivido, todo el mundo espera que el club pueda recibir en sus 40 años el mejor regalo posible, que es ingresar en una categoría superior la temporada que viene. “Nos gustaría que este año consiguiéramos el ascenso, porque creo que la estructura que nos hemos marcado es para tener a un equipo en División de Honor Plata. Somos un equipo representativo de Moguer y Huelva y la cantera necesita un espejo con más ambición que seguir jugando en Primera Nacional, donde llevamos un 18 años salvo la última temporada que ascendimos. Necesitamos un salto de calidad”.

Echando la mirada atrás consideró que el balonmano ha cambiado muchísimo en 40 años, comenzando “por las pistas, que antes eran de cemento a ahora que son de parqué o de goma. Además ahora el juego es mucho más rápido y los jugadores son mucho más corpulentos. Ahora en los equipos importantes ves jugadores de 1,90 metros y 100 kilos y todos los puestos son muy específicos y antes cualquiera podía jugar casi donde quería”.

Morales quiso también comentar la buena salud institucional deportiva y económica, de la que goza el club dentro de una mala situación generalizada en este deporte, donde las desapariciones y retiradas de clubes e impagos a jugadores están a la orden del día. “Hemos trabajado mucho y siempre con el mismo convencimiento. Tenemos que gastar lo que tenemos, no podemos endeudarnos ni gastar más. No somos profesionales y en la directiva algunos antiguos jugadores que les gusta seguir ligados balonmano, pero no que por supuesto no están dispuestos a poner en riesgo la situación económica del club ni de su directiva”.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies