El Ayuntamiento de Huelva desmantela el kiosco junto al colegio Tartessos

0

Desmantelamiento del kiosco junto al colegio Tartessos.

El Ayuntamiento de Huelva, desde la Concejalía de Infraestructuras y Servicios Municipales, ha iniciado hoy las actuaciones dirigidas a desmantelar el kiosco ubicado en la calle Andalucía, junto al Colegio Tartessos. Desde primera hora de la mañana, cuatro operarios, ayudados por un camión y una máquina retro excavadora han realizado las tareas de demolición, trasladando los restos a la empresa onubense Antonio España e Hijos, S.L., especialista en el tratamiento de residuos de fibrocemento con contenido de amianto (uralita). A continuación, se procederá a la limpieza y vallado de la zona, con el objetivo de culminar mañana la actuación con la renovación de la solería, con el objetivo de devolver al acerado su aspecto original.

De esta forma, se cumple lo acordado en el Consejo de Gestión de la Gerencia de Urbanismo de retirar de la vía pública el kiosco, tras aceptar la renuncia presentada por el concesionario, declarando extinguida y sin efecto la licencia concedida para su explotación.

El Ayuntamiento de Huelva, en poco más de un mes, ha dado respuesta y resuelto de forma definitiva un problema de salubridad, denunciado por la dirección del centro educativo y la Asociación de Padres y Madres de Alumnos, apoyado por la Policía Local tras constatar los hechos.

El viernes 10 de febrero de 2012, el Ayuntamiento de Huelva procedió a abrir un expediente sancionador contra el kiosco para tramitar la extinción de la concesión. Tras dar audiencia al propietario, se le concedió un plazo de diez días a partir de la notificación para formular las alegaciones que estimara oportunas, ya que contaba con la licencia legalizada desde junio de 1989 para la venta de prensa y golosinas. La respuesta no se hizo esperar y el 20 de febrero, familiares del concesionario presentaban un escrito mostrando conformidad con la retirada de la licencia, justificando las razones del comportamiento irregular en “el deterioro progresivo del estado de salud del concesionario, así como en la necesidad de desarrollar algún tipo de actividad que le permitiera estar ocupado y sentirse útil”.

Tanto la ley autonómica como la ordenanza municipal contemplan como causa de extinción de la concesión el mutuo acuerdo y la renuncia del titular, por lo que se llevó con urgencia al primer Consejo de Gestión celebrado tras la renuncia, órgano competente para acordar su clausura.

Las denuncias eran relativas a la mala conservación del kiosco prácticamente adosado al Colegio, la suciedad que acumulaba en los alrededores y la colocación de obstáculos en el acerado que entorpecía el normal tránsito del alumnado, provocando continuos enfrentamientos.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies