Proveedores en Almonte exigen que Formades pague una deuda de 800.000 euros

0

Los proveedores del Centro Andaluz de Formación Ambiental para el Desarrollo Sostenible (FORMADES) han solicitado una reunión con el Ayuntamiento para trasladar la difícil situación que arrastran a causa de los impagos de esta institución dependiente de la Junta de Andalucía. Según lo expresado por los empresarios, FORMADES está rescindiendo los contratos con aquellos que soportan una deuda de más de 50.000 euros. Este hecho ha provocado el temor de que el consorcio no asuma sus débitos con los particulares. El Ayuntamiento ha adquirido el compromiso de actuar como interlocutor, e iniciará conversaciones con la Delegación de Empleo a partir de la próxima semana para desbloquear los pagos. La deuda total asciende a 800.000 euros, siendo el Ayuntamiento acreedor de la mitad del importe.

En noviembre de 2011, se estableció entre Ayuntamiento y Consorcio un plan de pagos de atrasos que este ha incumplido. Según José Joaquín de la Torre, portavoz del equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Almonte (PP), “estamos ante un ejemplo más del fracaso de las políticas de desarrollo sostenible acometidas por el PSOE en Doñana. Un modelo que se ha revelado como completamente insostenible y que no hace protagonistas de su futuro a personas de la zona, hasta el punto que su máximo responsable no es ni de la comarca”.

Se ha producido a finales de año el relevo en la gerencia, pasando de una ex concejala socialista del Ayuntamiento de Almonte a un concejal del Ayuntamiento de Chucena. “El cambio nos parece muy significativo, ya que este representante público pertenece a un municipio que no forma parte de la comarca de Doñana, sino que es del ámbito de influencia de Ignacio Caraballo, presidente de la Diputación provincial”.

Este consorcio, que se creó para formar a personas en puestos especializados relacionados con los recursos de empleo del entorno, está provocando finalmente una difícil situación para empresas del territorio, expuestas al cierre o a expedientes de regulación de empleo por culpa de los impagos. “Incluso los alumnos no reciben la beca que se les concedió”, añade el concejal.

Moción por unanimidad

El pasado 7 de marzo, el equipo de gobierno del Partido Popular presentó una moción que contó con el voto unánime de todas las fuerzas políticas, en la que se instaba a FORMADES y a la Junta de Andalucía al pago de una deuda que se estima en 800.000 euros. La mitad, aproximadamente, corresponde al Ayuntamiento en concepto del canon por la concesión de las instalaciones municipales según reza en el convenio ratificado en 2008. Finalmente, se les pedía a ambas instituciones que regularicen los atrasos en las nóminas a los trabajadores y empleados dependientes del centro.

Durante la discusión de la moción, el concejal socialista José Villa argumentó que ya se habían ingresado 60.000 euros y que otros 180.000 ya estaban de camino, algo que puso en duda el concejal de Hacienda, José Carlos Curto. “Lo cierto es que la Consejería de Empleo dio la orden de no abonar estos importes y ninguno de los dos han llegado”, aclara De la Torre.

La institución municipal se ha puesto en contacto con la gerencia del Consorcio de Formación para preguntar por cifra exacta de deuda, dato que no le ha sido aportado. En este sentido, FORMADES depende de la anteriormente llamada Consejería de Empleo y Desarrollo Tecnológico de la Junta de Andalucía y de la Mancomunidad de Desarrollo del Entorno de Doñana, quienes motivaron su creación y aprobaron sus estatuts en 2002, por lo que a ambas corresponde la labor de fiscalización y control.

El ejemplo de los caballos

La situación de abandono en FORMADES llega hasta el punto de que los caballos con los que cuentan las instalaciones para la formación hípica -20 en propiedad y 80 cedidos a cambio de su manutención-, no han sido alimentados con pienso en los últimos dos meses. Los proveedores inicialmente les llevaban el grano, la paja y el heno, pese a las deudas contraídas por la institución. La dirección de FORMADES se desentendió completamente del cuidado de los animales y del pago a las empresas, por lo que han dependido exclusivamente de la caridad de estas últimas. A consecuencia de la mala alimentación, los caballos han adelgazado y las yeguas que han parido no han podido dar leche a sus crías, por lo que estas han muerto, ante la indiferencia de la dirección.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies