El Grupo Marsol Conquero viaja a Reus para sacar su billete para la fase de ascenso

0

Tina Dimitrova, jugadora del CB Conquero.

El Grupo Marsol Conquero puede certificar este fin de semana su clasificación para luchar por el salto a la Liga Femenina la segunda semana de mayo. Para ello deberá vencer en la pista del Cravic Reus Deportiu y que Fundación Promete no haga lo propio en Ibiza contra Tanit. Si se da este supuesto, el conjunto de Gabriel Carrasco picará el billete para la fase de ascenso, cuya sede se conocerá probablemente a lo largo de la semana que viene tras haberse cerrado hoy viernes el plazo para presentar las solicitudes para albergarla, siendo Huelva una de las candidatas.

Después de recuperar la senda del triunfo de la semana pasada contra Gernika KESB, el equipo onubense afianzó su segundo puesto en la clasificación y con 18-5 sigue al acecho de la Universidad del País Vasco, líder con sólo un triunfo más.

El encuentro del sábado en el pabellón de Reus Deportiu (19.00 horas) no se antoja sencillo para el conjunto conquerista, ya que se enfrenta a un rival que ha puesto en aprietos a algunos equipos de la zona alta de la tabla y que ha obtenido sonados triunfos contra Clickseguros Casablanca, Fundación Promete y Space Tanit. El cuadro tarraconense es duodécimo con 7-15 y encadena tres derrotas consecutivas, pero vuelve a jugar en su casa un mes después de su última comparecencia y tendrá ganas de quitarse el mal sabor de boca que les dejó su visita a Huelva en la primera vuelta, donde sufrieron una dolorosa derrota por 41 puntos de diferencia.

En su estreno en la categoría, el Cravic Reus tienen un buen cinco inicial, con jugadoras que se mueven en los dobles dígitos (Ana Moreno, Estela Rubio, Alba Ballaré), pero bajan mucho cuando tienen que mover el banquillo, algo que tratará de aprovechar el Grupo Marsol, aunque tendrá que tener especial atención con la senegalesa Awa Doumbia, mejor jugadora del equipo catalán con unos promedios de 17,7 puntos y 7,3 rebotes por partido.

Para el equipo que dirige Gabriel Carrasco la semana ha sido algo atípica. Tras disputar la mayor parte de la plantilla la fase final del Campeonato de Andalucía Universitario en Puerto Real (Cádiz) con la Onubense, se ha tenido que cambiar el chip y en un día de intervalo preparar el encuentro de liga.

Las jugadoras empiezan a acusar el cansancio que acumulan ya en las piernas y algunas como Kaitlin Sowinski o Tina Dimitrova han tenido que tratarse de distintas molestias que arrastran, aunque el concurso de ambas no parece peligrar. A ello hay que unir el un largo viaje en el que las onubenses tendrán que cruzar la Península de esquina a esquina en sus ya habituales furgonetas. Casi mil kilómetros de distancia que pueden separar al Grupo Marsol de la clasificación matemática para la fase de ascenso.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies