Los servicios sociales comunitarios atienden a más de 700 familias

0

Más de 700 familias y casi 1.400 menores al año reciben asistencia dentro del Servicio de Atención a las Familias y del Programa de Tratamiento Familiar del Área de Bienestar Social de la Diputación de Huelva. Estos dos programas, coordinados por las distintas Zonas de Trabajo Social de los Servicios Sociales Comunitarios que existen en la provincia, cuentan con distintos niveles de atención y asistencia a las familias que presentan alguna dificultad social o de convivencia.

Concretamente, el Servicio de Atención a las Familias ofrece apoyo profesional a personas y familias en las que se detectan problemas como dificultad de relación entre sus miembros, así como en las relaciones de éstos con el entorno, de forma que se produce una situación de desajuste convivencial. Junto a esta asistencia, los Servicios Sociales Comunitarios de la Diputación cuentan con otras iniciativas relacionadas con las familias, como el Programa de Tratamiento Familiar con Menores en Riesgo Social, que es un segundo nivel de atención complementaria para familias con menores en riesgo social, y los Proyectos Comunitarios, que tienen un enfoque más preventivo y están enfocados a la comunidad.

De este modo, se presta asistencia tanto a las familias en riesgo por problemas puntuales –que aglutinan casi la mitad de las actuaciones-, como a aquéllas que, por diversos factores, están en riesgo crónico debido a que presentan una problemática más amplia y continua en el tiempo.

Dentro de esta asistencia, el área de las relaciones entre los miembros de la familia es el aspecto que con más frecuencia se trabaja desde las Zonas de Trabajo Social, seguida de la formación, las relaciones con el entorno social, la educación en hábitos saludables, la organización de la casa y la economía familiar, el ocio y el tiempo libre.

Las acciones que se realizan son en su mayor parte de asistencia propiamente dicha ante un problema o conflicto, aunque también se desarrollan actuaciones de carácter preventivo. Las problemáticas más frecuentes a los que se enfrentan los trabajadores de los Servicios Sociales Comunitarios son los conflictos en las relaciones familiares, dificultades de conductas, dificultades escolares y carencias alimenticias.

Por ello, en algunos casos en los que se estima necesario, junto a la asistencia y el apoyo a las familias, se les concede una ayuda económica encaminada a solucionar los posibles problemas para dar una atención correcta a los menores. Estas ayudas, financiadas mediante un convenio con la Junta de Andalucía y enfocadas a atender necesidades básicas, se conceden siempre que haya menores de edad en la familia y los técnicos lo consideren necesario u oportuno dentro del plan global de asistencia a esa unidad familiar.

Concretamente, la cuantía de esas ayudas económicas asciende a unos 50.000 euros al año. A ellas se unen las ayudas de emergencia social, que suponen una media de 20.000 euros anuales, y que se conceden, como su nombre indica, cuando se entiende que hay una situación excepcional de emergencia, como por ejemplo un incendio de vivienda o de los muebles, obras de emergencia en las casas o para atender necesidades básicas, por ejemplo.

Compartir.

Leave A Reply

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Ver detalles

ACEPTAR
Aviso de cookies